Bruselas estima 2,06 Mt de aceite de oliva en la UE en la nueva campaña 2019/20

La Comisión Europea dio a conocer sus primeras estimaciones sobre la producción de aceite de oliva en la UE para la actual campaña 2019/20, que se inició este 1 de octubre.

Sus previsiones son de 2.055.000 toneladas, lo que supone un 9,3% y 211.000 t menos que en la campaña precedente recién acabada, que fue de 2.266.000 toneladas.

Este descenso se debe, al contrario que entonces, al descenso de la producción en España, primer productor europeo y mundial, que la Comisión Europea, con datos aportados por los propios Estados miembros,  estima en principio en 1.250.000 toneladas, es decir un 30,2% y 540.000 t menos.

En segundo lugar, se situaría Italia, que volvería a recuperar este segundo puesto, con una previsión de 350.000 toneladas de aceite de oliva, duplicando prácticamente la muy baja producción de la pasada campaña, que no llegó ni tan siquiera a las 175.000 toneladas.

Grecia obtendría también una mejor cosecha, con una previsión de 300.000 t, un 62,2% y 115.000 t más que un año antes, seguido de Portugal, que la elevaría igualmente cerca de un 39% y en 39.000 toneladas.

Las otras 15.000 t se las repartirían el resto de países productores de la UE, como Francia (7.000 t); Croacia (5.000 t), Eslovaquia, Malta y Chipre.

La CE no ofrece datos de la producción de aceite de oliva en países terceros, pero está por descontado que será superior a la de la campaña 2018/19, que alcanzó en conjunto  las 915.000 toneladas.  Algunas fuentes ofrecen datos para Túnez, el primer  país productor tercero de 300.000 t y otras las elevan a 370.000 t, en todo caso más que doblando la muy escasa producción del periodo anterior, de apenas 120.000 toneladas.

En segundo lugar,  Turquía  obtendría unas 230.000 t,  aunque otras fuentes recortan esa estimación a solo 180.000 t, un dato que sería inferior a las 194.000 t de 2018/19; le seguiría  Marruecos, en tercer término, con una estimación inferior a la de entonces,  bajando a 160.000 t, frente a las 200.000 t de entonces.

Siria podría obtener también una producción inferior de alrededor  de 80.000 t, frente a  las 100.000 t de un año antes, mientras que en otros países productores,  según el avance de la empresa Juan Vilar Consultores, se obtendría, por ejemplo, sobre 90.000 t en Argelia;  40.000 t en Argentina;  29.000 t en Jordania;  25.000 t en Egipto; 22.000 t en Australia,  20.000 t en Chile;  16.000 t en Israel y ese mismo volumen en Palestina;  15.000 t en Estados Unidos, lo mismo que en Libia, y unas 5.000 t en la República de  Irán.

En total, la producción mundial  esperada estaría  en torno a  3 Mt, un 5%  menos que en la pasada campaña, a lo que habría que sumar un stock de al menos 830.000 t,  dando una oferta disponible de campaña de alrededor  de 3,8 millones, un 4,4% más que en 2018/19.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018