La UE avala el uso de soja USA importada para fabricar biodiesel en la UE

La CE llegó este martes 29 de enero  a la conclusión de que las habas de soja estadounidenses cumplen con  los requisitos técnicos para ser utilizadas en la fabricación de biocombustibles en la Unión Europea, reconociendo formalmente esta posibilidad hasta el 1 de julio de 2021.

Además, podrá ir más allá de ese plazo si el Gobierno norteamericano reforma el sistema para que cumpla nuevos criterios europeos de sostenibilidad de la directiva europea de energías renovables, que se aplicará entre 2021 y 2030.

La decisión forma parte de la puesta en marcha de la Declaración Conjunta acordada entre los presidentes Jean-Claude Juncker y Donald Trump en julio de 2018.

En dicha declaración, las dos partes acordaron aumentar el comercio en varias áreas y productos, en particular en habas de soja

La Comisión Europea argumenta que la energía renovable es el futuro de Europa y es importante que cualquier biocombustible que se comercialice respete los elevados estándares de sostenibilidad que la UE desea para sus energías renovables.

Al enviar la solicitud de reconocimiento, Estados  Unidos ha demostrado que está listo para cumplir con las reglas.

Actualmente, Estados Unidos es el principal proveedor de habas de soja de Europa y la decisión de este martes 29 de enero ampliará aún más sus oportunidades en el mercado comunitario.

En la UE, los biocombustibles deben cumplir con un conjunto de criterios de sostenibilidad, contenidos en la Directiva de Energía Renovable , para que puedan contar con apoyo público o para cumplir con los objetivos sobre energía renovable de la Unión.

El reconocimiento de la Comisión puede extenderse más allá de 2021 si el plan implementa los cambios en los criterios de sostenibilidad, de acuerdo con los requisitos de la nueva Directiva revisada sobre energías renovables , adoptada el año pasado para el período 2021-2030.

Las autoridades de los Estados Unidos deben notificar a la Comisión todos los cambios que pretende aplicar a los procedimientos de certificación y la Comisión, por su parte, puede revocar su Decisión si el plan no se pone en marcha correctamente, si no presenta informes anuales o si no introduce las mejoras que puedan contemplarse en el futuro.

Las importaciones de habas de soja de Estados Unidos hacia la UE aumentaron un 112% con respecto al año en curso (julio-diciembre de 2018), hasta los 5,18 millones de toneladas, en comparación con el mismo período del año anterior.

Con una participación del 75% de las importaciones comunitarias totales de soja, Estados Unidos sigue siendo el proveedor número uno de Europa.

Trasfondo

Para demostrar el cumplimiento de esos criterios, los Estados Unidos presentaron a la Comisión Europea el pasado 15 de noviembre de 2018 un esquema o programa sobre la producción de soja:  el Protocolo de Garantía de Sostenibilidad de la Soja (SSAP), que es propiedad y está administrado por la Soy Export Sustainability, LLC (SES), una entidad dependiente del Consejo de Exportación de Soja de los Estados Unidos (USSEC).

La UE importa alrededor de 14 Mt de habas de soja anuales como fuente de proteína para alimentar a nuestra cabaña ganadera, incluidos pollos, cerdos y vacuno, así como para la producción de leche. Según la CE, las habas de soja norteamericanas resultan ser una opción de alimentación muy atractiva para los importadores y consumidores europeos, gracias a sus precios competitivos.

Para Bruselas, esta decisión sobre el reconocimiento del «Protocolo de garantía de sostenibilidad de la soja de EE. UU.» para demostrar el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad según la Directiva de energía renovable, no aumenta la proporción de biocombustibles basados ​​en cultivos agrícolas, aptos para cumplir con el objetivo europeo de energía renovable.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018