«Brexit», PAC y PPA centraron los debates del encuentro ministerial hispano-francés

Los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y de Francia, Didier Guillaume, mantuvieron un encuentro este martes 6 de marzo en la sede del MAPA.

Fue la primera visita a España del mandatario galo, tras su nombramiento en octubre de 2018. En la reunión, ambos mostraron su preocupación por la probable salida del Reino Unido («Brexit») de la Unión Europea y consideran fundamental mantener la unidad de la UE-27 en este proceso.

España y Francia apoyan una salida ordenada, conforme al Acuerdo de Retirada refrendado por el Consejo Europeo en noviembre de 2018.

Ante la posibilidad de que se produzca un “Brexit” sin acuerdo, ambos países compartieron los trabajos de preparación que vienen realizando a nivel nacional, insistiendo en que hay cuestiones fundamentales que exigen una respuesta conjunta de la UE, como el garantizar el acceso a aguas británicas de pescadores comunitarios.

En este sentido, aseguraron que ningún acuerdo futuro que cierren la UE y  Reino Unido, una vez se haga efectivo el «Brexit», puede ir en detrimento de los estándares comunes alcanzados de calidad y seguridad agroalimentaria, y esperan que sea «lo menos traumático posible» para la UE y el Reino Unido.

Más en concreto, Guillaume indicó que su país está preparado para afrontar el «Brexit» y ya han establecido unos primeros controles en las fronteras y están diseñando los controles alimentarios, de gran importancia para el resto de la UE, puesto que por el territorio francés transita el 80 % de la mercancía alimentaria entre ambas zonas.

Es un trabajo que, según el ministro francés, está debatiendo París con Bruselas. No obstante, el ministro francés avanzó que, aunque hubiese un «Brexit» duro, «no cambiará todo de la noche a la mañana», admitiendo que puede surgir problemas para los productos frescos y perecederos, dando por hecho que tendrán que solucionarse, en todo caso, a través  de acuerdos comerciales.

Debate de la PAC

 Asimismo, en la reunión se pasó revista al estado de situación de los debates en el Consejo y en el Parlamento Europeo sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), poniéndose de manifiesto la gran convergencia de puntos de vista de ambos países sobre los principales aspectos de la reforma.

En relación con la futura PAC, ambos han subrayaron que una de sus «señas de identidad» debe ser su «ambición» por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Planas señaló que la UE está en «un cambio de paradigma» y «Francia y España» están de acuerdo en «dar ese salto» hacia la nueva PAC para «afrontar los envites».

En este sentido, el ministro español  puso su foco en que los comicios europeos de mayo son «fundamentales» también para el futuro de la PAC y que, en ese sentido, los «mayores peligros» son los «nacionalismos y los extremismos».

Para el ministro de Agricultura galo, Didier Guillaume, el presupuesto presentado para la futura PAC «no corresponde a lo que tiene que ser»,  recordando la unión que mostraron ya varios países de la UE, entre ellos Francia y España, en actos anteriores, en los que reclamaron que se mantuviera el presupuesto de la anterior PAC.  Así, ambos recordaron la importancia de mantener el actual presupuesto UE-27 en el marco de la negociación del futuro Marco Financiero Plurianual.

«Esto es fundamental para nosotros y para ayudar a nuestros agricultores e indispensable para la mutación hacia la agroecología y el medioambiente, que son muy importante para la PAC», señaló.

Guillaume defendió una PAC «común» e «integrada» entre todos los Estados miembros. La elaboración de planes estratégicos por parte de cada país para su desarrollo aporta «cierta flexibilidad», pero no supone una renacionalización», algo que también defendió Planas.

PPA y Xylella

Además, ambas delegaciones compartieron su preocupación por la situación de la Peste Porcina Africana (PPA) y de la plaga bacteriana de la Xylella en la Unión Europea, subrayando la necesidad de que los terceros países reconozcan el principio de regionalización de las enfermedades animales, de disponer de todos los instrumentos y ayuda financiera necesaria y, por último, en lo que se refiere específicamente a la PPA se regulen las poblaciones de jabalíes salvajes en los territorios indemnes.

En este sentido, acogieron con satisfacción el considerable trabajo realizado por la Comisión Europea al respecto.

Durante el encuentro, los ministros tuvieron también ocasión de intercambiar las experiencias en sus países para mejorar el funcionamiento de la cadena de valor en el sector agroalimentario, poniéndose de manifiesto la importancia de una normativa armonizada a nivel comunitario, que evite la distorsión dentro de un mercado único.

Planas transmitió a su colega francés que acoge favorablemente su propuesta para la creación de una fuerza europea de inspección y control de fraudes alimentarios, indicándole que la estudiará con el resto de autoridades competentes para fijar la posición final española.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018