Brasil no elevará finalmente el arancel al ajo que importa de la Unión Europea

La semana pasada, la Unión Europea y Brasil alcanzaron un acuerdo sobre la notificación realizada por Brasil a la Organización Mundial del Comercio (OMC), de 18 de febrero de 2019, donde se comunicaba la subida de aranceles a varios productos europeos, entre los que destacaba el ajo.

Ambos realizaron una comunicación conjunta a la OMC en la que se comprometen, por parte de Brasil, a congelar la aplicación de aranceles adicionales al ajo europeo y, por parte, de la Unión Europea a la revisión de las medidas de salvaguardia contra el acero brasileño, aplicadas a comienzos de año. En dicha notificación también se prolongaron los periodos de consulta entre ambas partes.

La Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA) se felicita por el resultado de las negociaciones y por la notificación conjunta efectuada.

Desde el pasado febrero, esta Asociación, a través de su representación en Europa, FruitVegetablesEUROPE, venía realizando numerosas acciones para conseguir la no entrada en vigor de la subida unilateral del arancel al ajo europeo propuesta por Brasil, que finalmente ha tenido su resultado.

Las reuniones mantenidas en Polonia con los representantes de Dirección General de Agricultura (DG Agri) de la Comisión Europea, en el marco de la Asamblea General de FruitVegetablesEUROPE, más las cartas dirigidas a Dirección General de Comercio (DG TRADE) de la CE, más el apoyo mostrado por varios europarlamentarios españoles y las reuniones mantenidas en Bruselas con los diferentes negociadores, finalmente han dado su resultado  al lograr que la subida del arancel no se haya producido.

Brasil, es el principal país importador de ajo europeo y español, después de los destinos europeos. Las cifras de exportación de Europa a Brasil representan el 12% del total de las exportaciones de UE de ajo en los últimos 3 años, con una cifra media de exportación superior a los 15 millones de kilos exportados a este país.

Además, representa un mercado de especial interés para el ajo europeo, ya que las exportaciones comienzan con la nueva campaña de cosecha, lo que permite que la oferta de producto nuevo no sature la demanda interna europea y estabilice los precios de la nueva campaña.

La pérdida de este mercado, según la ANPCA, para los productores europeos causaría un grave perjuicio a un sector, que ya se encuentra muy afectado por la crisis de sobreproducción china y el veto comercial ruso en los últimos años.

Según datos oficiales de 2017, la producción europea de ajo se concentra principalmente en España que representa casi un 47% del total de Europa, con 274.712 toneladas, seguida de Ucrania con 185.830 t, Rumanía con 55.513 t, Italia con 29.983 t y Francia con 21.335 toneladas.

ANPCA representa en la actualidad a más de 1.800 productores y a las 61 empresas más importantes de comercialización de ajo en España que en su conjunto suponen el 73% del total de la producción comercializada en nuestro país, alcanzando una superficie de cultivo de 12.740 hectáreas acreditadas. Estas cifras convierten a esta Asociación en el referente del sector, tanto a nivel de comercialización como de producción.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018