Bayer responde a las Estrategias “De la granja a la mesa» y sobre Biodiversidad presentadas por la CE

En relación al paquete de iniciativas, que incluye la Estrategia «De la granja a la mesa» y la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad para 2030, de la Comisión Europa, Bayer ha emitido un comunicado en el que asegura acoger con satisfacción ambas estrategias y apoyar las aspiraciones de la CE de acelerar la transición hacia un sistema alimentario más sostenible y que mejore la biodiversidad, aunque con matices.

Así desde la multinacional alemana apuntan: «Creemos que los objetivos de reducción de dependencia de los fitosanitarios deben abordar los posibles riesgos asociados al uso de fitosanitarios y no los volúmenes de los fitosanitarios utilizados. Esto requiere debatir sobre el establecimiento de objetivos de reducción cuantificables y realistas».

«Con esto se abriría el terreno para una mayor innovación en áreas como las tecnologías de aplicación más avanzadas, soluciones con mejores características ambientales, el mayor uso de fitosanitarios biológicos y las técnicas modernas de fitomejoramiento, éstas contribuirán a su vez a reducir el impacto ambiental de la agricultura y permitirán una agricultura más viable desde el punto de vista económico», añaden.

También, en relación al establecimiento de objetivos cuantificables para la agricultura ecológica, desde Bayer consideran que la atención debe centrarse más bien en el desarrollo de sistemas agrícolas sostenibles.

«La sostenibilidad de cualquier sistema agrícola –ecológico o convencional– depende en gran medida de las herramientas de las que disponga el agricultor y de cómo se utilicen. Tanto la agricultura ecológica como la convencional deben seguir desarrollándose para ser verdaderamente sostenibles. De hecho, es necesario reducir aún más la huella ambiental de la agricultura convencional. Sin embargo, incentivar la agricultura ecológica, debido a su menor productividad, provocará cambios adicionales en el uso de la tierra dentro y fuera de la UE. En lugar de definir objetivos cuantitativos para la agricultura ecológica, creemos que es necesario aportar lo mejor de ambos mundos a un nuevo modelo agrícola, que esté basado en la ciencia».

«Las soluciones innovadoras de protección química y biológica de los cultivos, las semillas mejoradas, la agricultura de precisión y la agricultura digital son elementos clave para lograr sistemas alimentarios sostenibles, y pueden ayudar a frenar las pérdidas de biodiversidad. Estas tecnologías ya están dando resultados hoy en día y, con un marco legislativo propicio y favorable a la innovación, ayudarán a hacer frente a los desafíos ambientales, económicos y sociales que se avecinan», concluyen.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018