Ayudas al almacenamiento privado para 213.500 t de aceite de oliva en total tras la cuarta licitación

El régimen de ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva aprobado en  noviembre de 2019 concluyó este 27  de febrero, con el último procedimiento de licitación.

Esta decisión se incluye en el Reglamento (UE) de Ejecución 2020/278.

En conjunto, el régimen se aplicó a un volumen de 213.500 t de aceite de oliva, que representaban aproximadamente el 27% de las existencias totales de la Unión Europea al inicio de la campaña de comercialización 2019/20.

El cuarto y último procedimiento de licitación, que se ha llevado a cabo durante estos días, concluyó con una ayuda máxima de 0,83 euros diarios por tonelada para los aceites de oliva virgen extra, virgen y lampante, para un volumen de 41.645 t, que se almacenará durante 180 días (aproximadamente 6 meses), de las cuales 25.4876 t corresponden a los ofertas presentadas por los operadores españoles.

Según el MAPA, este límite de ayuda fijado supone  la admisión del 71% de las  ofertas presentadas por los operadores españoles. Del volumen total de algo más de 213.445 t de aceite de oliva retiradas, unas 196.395 t son de origen español y el 93,6% corresponde a la categoría de aceite de oliva lampante (para refinado).

La ayuda que los operadoers españoles han recibido en el conjunto de las cuatro licitaciones celebradas asciende a casi  27,4 millones de euros.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, declaró que «tras meses de desequilibrio en el mercado, me complace ver que la última licitación del régimen de ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva concluye con una nota positiva. Es demasiado pronto para apreciar el impacto total de esta medida de apoyo, pero ya se ven los primeros signos de recuperación de los precios. La Comisión Europea ha demostrado una vez más su compromiso y apoyo a los agricultores europeos, especialmente cuando tienen que hacer frente a perturbaciones del mercado».

Por su parte, desde el MAPA se valora positivamente el resultado de este procedimiento,  como instrumento para la recuperación de los precios (aunque, por ahora, sus efectos reales hayan sido más bien nulos). Desde este departamento se señala que durante las últimas semanas se ha detenido el deterioro del mercado y se ha producido una ligera recuperación de las cotizaciones, que se espera consolidar con el resultado  de esta cuarta licitación.

La Comisión Europea aprobó un plan de ayuda al almacenamiento privado , destinado a estabilizar el mercado y aumentar los precios, ante la acumulación de importantes existencias en la UE y de varias buenas cosechas consecutivas, que provocaron un desequilibrio entre la oferta y la demanda y una disminución de los precios.

Este plan ha funcionado mediante cuatro procedimientos de licitación: el primero se abrió en noviembre de 2019 y el último es el que concluyó este 27 de febrero.

En general, la mayoría de las ofertas procedían de España, donde el mercado está especialmente bajo presión y las existencias son excepcionalmente altas.

La tercera licitación, en la que se acogieron a las ayudas la mayor parte de las existencias, fue la que tuvo más éxito.

A pesar de los primeros indicios de mejora en los precios,  según la CE, hará falta algo más de tiempo para que el impacto total de estas medidas sea apreciable en los precios del aceite de oliva de la UE.

La Comisión recalca que se mantendrá vigilante y que seguirá supervisando de cerca la evolución del mercado en el sector del aceite de oliva.

Reacciones

Entre las reacciones ante la cuarta y  último licitación, el responsable sectorial en Cooperativas Agro-alimentarias de España y director general de DCOOP, Rafael Sánchez de Puerta, se congratuó por haber conseguido el objetivo de retirar del mercado más de 200.000 toneladas, aunque ha calificado de «demasiado bajo» el importe de las ayudas concedidas por Bruselas.

En su opinión, la nota más destacada de esta última licitación fue que Italia haya pedido almacenar cerca de 17.000 toneladas, ya que es la primera vez que dicho país recurre a este mecanismo,  «lo que demuestra, añadió, la complicada situación que está el sector, y no sólo en España.»

Por su parte, el responsable sectorial de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Juan Luis Ávila, subrayó que el sector «ha hecho más que de sobra sus deberes» al aceptar retirar producto a cambio de un precio que ha rondado los 83-88 céntimos, lejos de sus expectativas iniciales.

«La medida tendría que tener un efecto en el mercado, de hecho se tendría que estar notando más ya, el problema es que hay mucha especulación», señaló Ávila, añadiendo que se espera que la cosecha de esta campaña sea inferior a la calculada inicialmente, lo que podría reducir la oferta de aceite de oliva y, por ende, impulsar los precios al alza.

De acuerdo a la Comisión Europea, en los últimos meses, el mercado del aceite de oliva de la UE se ha visto afectado por precios muy bajos y por un exceso de oferta,  tras la cosecha 2018/19 y unas existencias excepcionalmente altas, de unas 859.000 toneladas al inicio de la siguiente campaña (88 % de las cuales corresponden a España.

Contexto

La Unión Europea es el principal productor, consumidor y exportador de aceite de oliva. Desde 2013, la UE ha producido un promedio del 68,4%, ha consumido el 54,2% y ha exportado el 66,9% del aceite de oliva del mundo. España es el principal productor de aceite de oliva de la Unión, seguido de Italia, Grecia y Portugal.

En los últimos meses, el mercado del aceite de oliva de la UE se ha visto afectado por precios muy bajos, debido a un exceso de oferta tras la cosecha 2018/19 y a unas existencias excepcionalmente altas en la UE, estimadas en 859.000 toneladas para 2018/19 (88% de las cuales corresponden a España).

El MAPA señala que, en todo caso, se continuará avanzando con los representantes del sector oleícola para completar el resto de actuaciones acordadas en el marco de la Mesa Sectorial. En concreto, en lo referido a los trabajos para la puesta a punto de un mecanismo de autorregulación de la oferta del sector, a través de las cooperativas, que permitan ajustar la oferta a la demanda en las campañas en que existan desajustes importantes.

De igual forma, el MAPA seguirá trabajando en las medidas necesarias para asegurar la viabilidad futura de este sector, en particular del olivar tradicional, a través de los instrumentos que la nueva PAC va a poner a disposición de los Estados miembros, como es el caso de los nuevos programas sectoriales o los eco-esquemas.

Reglamento (UE) de Ejecución 2020/278


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018