AVA-ASAJA prepara acciones de protesta tras constatar ya unas pérdidas de 163 M€ en la campaña citrícola

La sectorial citrícola de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) decidió, durante una reunión celebrada en la tarde de ayer, iniciar la preparación de acciones de protesta para reclamar medidas que permitan contrarrestar la calamitosa situación en la que se encuentra sumida en estos momentos la campaña citrícola en el capítulo relativo a las rentas que perciben los citricultores.

Según la organización agraria, el primer tramo del ejercicio naranjero se está saldando con resultados desastrosos para los productores valencianos de cítricos, quienes ya acumulan, hasta el momento, una pérdidas de más de 163 millones de euros, de acuerdo con un estudio elaborado por sus servicios técnicos.

Las pérdidas ocasionadas por el último temporal de lluvias suman 91 millones, mientras que la caída de ingresos como consecuencia del descenso de las cotizaciones se sitúa en unos 52 millones de euros y el valor del tonelaje que se ha quedado sin recolectar, bien en los árboles, bien desparramado en el suelo, ante la falta de demanda alcanza los 20 millones de euros.

Los socios que participaron en el multitudinario encuentro de ayer expresaron su indignación y desesperación ante lo que está sucediendo este año y manifestaron su convencimiento sobre la necesidad de emprender movilizaciones para exigir a las administraciones, y especialmente y por razones obvias, a la autonómica, compromisos firmes que contribuyan a enderezar el rumbo de una temporada citrícola que está ofreciendo resultados ruinosos a los agricultores.

Ante la gravedad del asunto y con el objetivo de aunar fuerzas, AVA-ASAJA va a ponerse en contacto con el resto de organizaciones agrarias y entidades representativas del sector citrícola para sondear su disposición a poner en marcha un frente común que permita unificar las reivindicaciones y organizar de manera conjunta las protestas.

Asimismo, AVA-ASAJA va a dirigirse tanto a la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, como al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para solicitar su máxima implicación en la búsqueda de soluciones, sobre todo de cara a la reunión que la próxima semana tienen previsto mantener los responsables agrarios del Consell con los representantes del sector citrícola, precisamente, con el objeto de analizar el estado de la campaña.

“Hasta el momento la Generalitat no nos ha hecho ningún caso -lamenta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado-. Pedimos su colaboración para retirar del mercado en fresco unas 200.000 toneladas de calibres pequeños a fin de poder revitalizar así los mercados y no hubo respuesta. Estamos decepcionados porque la conselleria no puede mirar hacia otro lado mientras los citricultores se hunden en la miseria. Algunas de las medidas que hemos reclamado son competencia del Gobierno central, pero la conselleria debe hacer suyas esas peticiones y tomar la iniciativa enarbolando la bandera del sector”.

El presidente de la organización agraria se muestra muy crítico con el papel que está jugando la industria de transformación debido a los precios de ruina que está pagando a los agricultores. “La industria -sostiene Aguado- se está aprovechando descaradamente de la situación, porque las cotizaciones internacionales del zumo están altas. Su actitud es inmoral y sería preferible que los agricultores destruyésemos la producción que no podemos comercializar en fresco antes que regalársela a ellos”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018