ASAJA de Castilla y León denuncia el empeoramiento de las condiciones del seguro agrario de pedrisco y sequía

La organización agraria ASAJA de Castilla y León (ASAJACyl) ha denunciado un empeoramiento de las condiciones del seguro agrario, con menores coberturas y más coste para el agricultor que quiere asegurarse.

Cuando los riesgos climáticos hacen más necesario que nunca que se universalice el seguro en la agricultura y la ganadería, parece que Agroseguro está trabajando justo en dirección contraria, señala esta organización agraria.

Según dice constatar, las condiciones del seguro de sequía y pedrisco, el más suscrito por los agricultores en esta Comunidad, es esta campaña más caro y encima ofrece menor cobertura de rendimientos.

Donaciano Dujo, presidente de ASAJA de Castilla y León, señala que “aseguramos menos y pagamos más”, en una tendencia que ya se notó en 2018, cuando se aseguró solo un 62 % del cereal, frente al 80% de un año antes, indicando que la misma se agudizará en 2019, reduciéndose aún más superficie, por las condiciones que ofrece Agroseguro para la próxima campaña.

Para ASAJACyL, existen dos motivos para que se dé este empeoramiento del seguro agrario. Primero y fundamental: la falta de compromiso del Ministerio de Agricultura, que pasa por alto sus competencias -a través de ENESA, la Entidad Nacional Española de Seguros Agrarios- para financiar y apostar por un seguro que de verdad cubra las necesidades del campo.

El segundo motivo es la repercusión que para su financiación está teniendo la inestabilidad climática de las últimas campañas, especialmente la de la sequía que padeció esta Comunidad en 2017.

Esta organización agraria denuncia que Agroseguro, el pool de empresas privadas del seguro agrario, ha decidido cortar por lo sano, mirando solo por su cuenta de resultados, con la permisividad del Gobierno, que ni habilita una partida mayor para apoyar los seguros, ni pone freno a las propuestas irracionales de esta entidad.

Según apunta ASAJACyl, las opciones que ofrece Agroseguro en la contratación de seguro agrario para la campaña agrícola, que está a punto de comenzar, confirman su determinación de rebajar la cosecha asegurable y de incrementar el precio de la póliza.

Tras analizar la repercusión de sus propuestas en una muestra significativa de agricultores profesionales de Castilla y León, socios de ASAJA, esta organización agraria constata que cerca de la mitad experimentará un descenso importante en los rendimientos asegurables.

Más precio, menor garantía

Y, respecto al precio, añade, aunque Agroseguro apunta que subirán en torno a un 2,67%, los cálculos de ASAJA señalan que para la opción más contratada en Castilla y León, la del seguro que garantiza el 70% de la producción, la subida aplicada será de un 8,5%, llegando hasta el 22% en el nivel más bajo de aseguramiento, el 50%.

Además, la entidad aseguradora elimina la posibilidad de asegurar el 80% del rendimiento, que hasta el año pasado se ofrecía, señala esta organización.

Por poner un ejemplo, indica ASAJACyl, para una explotación de tamaño medio que, hasta ahora, tenía reconocidos unos rendimientos de 3.300 kilos/ha, en la nueva contratación el seguro solo cubrirá unos 3.150 kilos, es decir, 150 kg/ha menos.

Por el contrario, el precio del seguro pasará de 5.000 a 5.600 euros, alrededor de cinco euros más por hectárea.

Si se extrapolan estos datos, añade esta organización agraria, a la superficie que habitualmente se asegura en Castilla y León, se concluye que los cambios que impone Agroseguro supondrán un incremento del coste de los seguros agrarios de 7,7 millones de euros, y encima con una peor cobertura.

Por último, ASAJACyl advierte que «todos estos cambios tendrán una repercusión muy negativa en la contratación. Cuando lo deseable es que se amplíe la superficie cubierta, acercándonos lo más posible al seguro universal, la administración pone palos en las ruedas que lograrán el efecto contrario.”

Al respecto, esta organización insta a la Consejería regional de Agricultura a que «busque la complicidad del resto de las CC.AA. para presionar a un Ministerio que lleva meses instalado en la provisionalidad, sin pensar en las consecuencias que tiene su inacción y dejando morir, por falta de apoyo, una política vital para el campo, como es la del seguro agrario”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018