Asaja CLM solicita medidas urgentes para evitar daños por especies de caza mayor

En un comunicado a la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad, Asaja de Castilla-La Mancha ha solicitado la puesta en marcha de medidas urgentes para evitar daños por especies de caza mayor en las explotaciones agropecuarias de la región. 

La organización agraria, que ha valorado la declaración de emergencia cinegética para el conejo de monte en muchos municipios de la región, ha explicado que estas especies también están ocasionando numerosos estragos en los cultivos, más teniendo en cuenta que no se está realizando ningún control cinegético como consecuencia del Estado de Alarma.

Por eso, ha solicitado que se activen cuanto antes las medidas que el Gobierno regional suele poner en marcha cuando se detecta el incremento de los daños en las explotaciones y que se adapte la normativa a las medidas de control y prevención del covid- 19.

Desde Asaja CLM han explicado que las modalidades de caza para el control de daños suelen ser los recechos y esperas diurnas y nocturnas, que se practican de forma individual y que, por tanto, son más apropiadas para cumplir con los requisitos y condiciones derivados de la alarma sanitaria.

Según han destacado desde la organización, «ya el 14 de abril el Gobierno nacional remitió a todas las comunidades autónomas una comunicación por la cual se recomendaba mantener el control poblacional de jabalíes, debido a los problemas causados por su proliferación en las explotaciones agrarias y, de hecho, otras regiones ya han tomado medidas para evitar no solo daños en las explotaciones agrarias, sino también para impedir la difusión de enfermedades en la cabaña ganadera».

No obstante, desde Asaja CLM han puntualizado que no solo los jabalíes están haciendo estragos, sino otras tantas especies de caza mayor, como el corzo o el ciervo y que, por tanto, deberían contemplarse a la hora de actuar, ya que los perjuicios ocasionados están alcanzando niveles incompatibles con la rentabilidad de la actividad agropecuaria.

La organización agraria ha recordado que está demostrado que la caza sigue siendo la mejor herramienta, por no decir la única, para gestionar, conservar y controlar las especies cinegéticas, por lo que, en estos momentos, no cabe solo considerarla como una mera actividad recreativa ni deportiva, sino como una necesidad para los agricultores de la región.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018