Arrigoni presenta sus soluciones para la protección contra el granizo

Arrigoni, empresa especializada en textiles técnicos para la agricultura, ofrece una gama completa soluciones contra el granizo que no solo son efectivas, sino también respetuosas con el medio ambiente.

Dentro de la gama de textiles de Arrigoni cabe Fructus, una línea especial de mallas tejidas con monofilamento en HDPE de alta tenacidad y estabilizada contra los rayos UV. Estas mallas están hechas con tejido en gasa de vuelta, es decir, compuesto de dos monofilamentos diferentes para cada cadena de urdimbre, lo que garantiza su resistencia. Con bordes laterales y centrales resistentes, estas mallas son particularmente adecuadas para cultivos de hileras largas.

Por su parte, la gama Iride incluye las mallas Iride UVA e Iride DUE, pantallas anti-hielo y anti-granizo eficaces y extremadamente indesmallables gracias a su malla tricotada. La gama ofrece mallas ideales para cubrir túneles, invernaderos y huertos.

Además, Iride Multi Pro garantiza el tamaño correcto del agujero, mallas densas y resistencia, características que hacen de esta malla la solución ideal para excluir Halyomorpha Halys, incluso en combinación con mallas de la gama Fructus.

Existen dos tipos de sistemas antigranizo sobre plantaciones frutales, según la distancia entre hileras, la morfología del suelo y otras variables importantes: el sistema de malla plana y el sistema en forma de techo.

En el sistema plano, las mallas se instalan horizontalmente para permitir el paso de la maquinaria sin obstáculos. Es el sistema más económico, debido también a la relativa facilidad de instalación. El sistema en forma de techo fue el primer sistema anti-granizo utilizado para proteger las plantas. Las mallas se instalan en pendientes para promover la descarga del granizo y, en consecuencia, evitar acumulaciones peligrosas que podrían comprometer la estabilidad de la estructura.

A estas dos soluciones básicas, Arrigoni también agrega la capacidad de configurar un sistema V5 especial, que representa una evolución en comparación con el sistema plano. El V5 se ha desarrollado recientemente para resolver el problema de la acumulación y la descarga de granizo. Los postes, anclajes y mallas siguen siendo los mismos que en el sistema plano, al igual que la altura de la estructura, determinada por los cables longitudinales.

Lo que cambia es la tracción, alcanzada con un cable elástico entre las mallas, que así forman una «V» entre las filas. De esta forma, se recoge y canaliza el granizo, lo que facilita su descarga de las mallas. El sistema V5 también se puede instalar en todo tipo de huertos, con una distancia entre filas de más de 3,5 m y una altura de 5 m.

«El cambio climático – apunta Paolo Arrigoni, CEO de Arrigoni – afecta fuertemente a la agricultura en diferentes países del mundo. Incluso la intensidad y la frecuencia de fenómenos como las granizadas han cambiado en consecuencia. En Arrigoni, nos hemos comprometido durante mucho tiempo a estudiar soluciones efectivas para hacer frente a estos nuevos desafíos, respetando la eco-sostenibilidad. Fructus e Iride son propuestas prácticas y fáciles de aplicar que se destacan por su practicidad y eficacia en viñedos y cultivos frutales en general».

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018