Apuesta por la profesionalización y la unidad del sector de la algarroba valenciano

El cultivo de la algarroba en la Comunitat está experimentando un auge en los últimos años propiciado por los usos de carácter industrial que se han encontrado para este fruto. Precisamente, con el objeto de canalizar y encauzar debidamente todo ese potencial la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) está apostando por favorecer al máximo la unidad del sector de cara a impulsar su profesionalización.

Partiendo de ese planteamiento, representantes del cultivo de la algarroba, tanto de la rama de los productores como de los comercializadores industriales, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y con el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, para solicitar el respaldo de la Administración autonómica.

En el encuentro participaron también el director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, el técnico responsable de la sectorial de frutos secos de esta organización, Federic Martínez, el prior y cónsul mayor del Consulado de la Lonja de Valencia, Vicente Ebri, el representante de la cooperativa Fruitsecs, Juan Carlos Balaguer, y los gerentes de las firmas Pedro Pérez Martínez, S. L y G. A. Torres, SL, Enrique Pérez y Manuel Torres, respectivamente.

Los portavoces del sector explicaron que el incremento de la demanda de algarrobas por parte de una industria, que ha encontrado en los espesantes obtenidos de su semilla – el garrofí – una fuente para la elaboración de productos como papillas para bebes, cosméticos o harinas para chocolates y bizcochos, aumenta las exigencias y el nivel de profesionalización a los que tienen que hacer frente productores y comercializadores.

Por todo ello, las empresas del sector están desarrollando proyectos de investigación con nuevas variedades y otras líneas de trabajo dirigidas a obtener el mayor valor añadido posible de un cultivo al alza y del que la Comunitat Valenciana es ahora mismo la mayor productora de España con una producción que se sitúa en torno a las 23.000 toneladas.

Durante la reunión, Francisco Rodríguez Mulero trasladó “el pleno apoyo de la Generalitat a todas las iniciativas encaminadas a favorecer la modernización de un cultivo cuyo destino, hasta hace poco tiempo, se limitaba prácticamente a la alimentación animal. Sin embargo, con la irrupción de la industria, el panorama ha cambiado de manera radical y en la Conselleria somos consciente de la necesidad de apoyar, con todos los medios a nuestro alcance, el desarrollo de un producto con buenas expectativas de crecimiento y, desde luego, eso es lo que vamos a hacer”.

Por su parte, el director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, valoró en término positivos los resultados del encuentro e indicó al respecto que “en un contexto de recesión agraria como el que nos encontramos es preciso aprovechar las oportunidades de obtener una mayor rentabilidad de un cultivo, como sucede ahora con el caso de la algarroba”.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018