Aphiscout y Aphipar, las soluciones de Koppert para el control biológico del pulgón

Koppert recomienda Aphiscout y Aphipar para el control biológico del pulgón en cultivos hortícolas de invernadero, dos soluciones en función del tamaño del pulgón que además deberían combinarse, explican desde la compañía, con el uso de plantas refugio para tener una presencia permanente de depredadores.

Las sueltas de los parasitoides de pulgón deben realizarse desde el inicio del ciclo de cultivo y continuar hasta el final.

En el porfolio de producto de Koppert, descata Aphiscout, un producto que contiene cinco avispas parasitas diferentes y que está indicado para el control de especies de pulgón de mayor tamaño, como es el caso de Macrosiphum euphorbiae, mientras que para pulgones de menor tamaño, Koppert recomienda el uso de Aphipar.

La estrategia de control biológico de pulgón en invernadero requiere llevar a cabo prácticas de agricultura de conservación. Por este motivo, las sueltas de avispas parásitas deben complementarse con el uso de plantas refugio, con el objetivo de conservar una población permanente de enemigos naturales.

Se pueden utilizar plantas de cereal como maíz o sorgo, aunque Koppert recomienda el uso de plantas aromáticas con flor. “Los depredadores de pulgón se alimentan de polen, por eso necesitamos plantas con flores”, explica Julián Giner, director técnico de Koppert en Almería.

Koppert es pionero en el uso de plantas refugio y ofrece un asesoramiento personalizado. En función de las condiciones de la finca, los asesores técnicos de Koppert determinan el tipo de planta más adecuado, que en gran medida dependerá de su fecha de floración.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018