Agroseguro estima más de 533 M€ de indemnizaciones por siniestralidad hasta 31 de julio

El “pool” de empresas privadas del seguro agrario, Agroseguro, prevé que las indemnizaciones por siniestralidad en el sector agrario español superarán en el ejercicio 2018, según los siniestros contabilizados hasta el 31 de julio pasado, los 533 millones de euros.

En lo que se lleva contabilizado de este ejercicio anual, la superficie agrícola siniestrada por las diferentes incidencias meteorológicas se eleva a 1.200.000 hectáreas, con frutales, cítricos, hortalizas, fresón y frutos rojos, plátanos, ajos caqui, uva de vino y cereales como los cultivos más damnificados.

El número de siniestros en los primeros siete meses del ejercicio 2018 ha sido de 1.032.676, con una indemnización acumulada de 533,13 millones de euros. Las líneas agrícolas y de pastos sumaron 110.109 siniestros y una indemnización por este motivo en la superficie asegurada de 475,1 M€; las líneas de Ganado Vida y Acuicultura tuvo 60.523 siniestros y una indemnización de 31,73 millones, y la línea de Retirada y Destrucción de animales muertos registró 862.044 siniestros y unas indemnizaciones de 44,26 millones de euros.

Pedrisco ha sido por ahora el fenómeno climático que más indemnizaciones acumuló hasta finales de julio (no contabiliza la siniestralidad de agosto, que también la hubo) con una previsión de indemnizaciones de 214 millones de euros, mientras que la profusión de lluvias, muy repartidas, generó este año la práctica ausencia de siniestros por sequía en la producción de cereales, que fueron la “estrella” de la siniestralidad en el ejercicio anterior, a pesar de que en los primeros meses de 2018 y hasta abril sí se recibieron siniestros por este adversidad en pastos.

Los eventos más significativos, en lo que se lleva de ejercicio 2018 fueron viento y lluvia en unas 18.000 hectáreas del litoral mediterráneo en el primer trimestre, con daños sobre todo en cítricos (rajado y rameado en 11.335 ha), con una previsión de indemnización de 13 millones de euros.

Heladas en frutales (23 y 24 de febrero-21 y 22 de mar4zo) en las CC.AA. de Murcia. C.Valenciana, Aragón, Cataluña y otras, con 8.342 ha siniestradas y previsión indemnizatoria de 23 millones de euros.

Heladas en caqui en 4.633 ha en la Comunidad Valenciana entre los días 21 y 22 de marzo, con 11,8 millones de euros de indemnización.

Viento en instalaciones y producción de fresón y frutos rojos, con afección en 2.308 ha y en 3.263 instalaciones de invernaderos de la provincia de Huelva por la borrasca Emma, con una previsión de 3,5 M€ de indemnizaciones.

Viento en plátano de Canarias por el paso de la tormenta Emma a finales de  febrero y principios de marzo, con una indemnización de 5,1 M€ para esta fruta por plantas caídas y daños en invernaderos, con afección en otros cultivos, como cítricos, patata y tropicales, que sumarían otro millón de euros de indemnización.

Inundaciones por desbordamiento de los ríos Ebro, Arga y Aragón en abril, que afectaron a 11.827 ha de distintos cultivos (cereales, alfalfa, hortalizas, frutales y otros) por inundación en las provincias de Huesca y Zaragoza, en Aragón y en las CC.AA. de Navarra y La Rioja. Las indemnizaciones se situarían entre 7 y 8  millones de euros.

Falta de cuajado en frutales, debido a condiciones climatológicas no favorables durante la floración, con reclamación sobre 16.145 hectáreas en las CC.AA. de Extremadura, Murcia, Cataluña, Aragón, La Rioja y otras, con una previsión de indemnización de 44 millones de euros.

Helada en uva de vinificación en la madrugada del 1 de mayo y posteriormente en la del 13 de  mayo afectando a 36.963 ha de las CC.AA. de Castilla-La Mancha (25.041 ha), Castilla y León (9.455 ha), C.Valenciana, La Rioja y otras, con previsión de indemnización de 22,9 millones de euros.

Pedriscos reiterados desde el inicio de la primavera y todo el verano que  afectaron hasta el 31 de julio a 509.719 hectáreas de diferentes cultivos en gran parte de las CC.AA, con herbáceos a la cabeza (444.009 ha), uva de vino (42.010 ha), frutales (34.579 ha), hortalizas (17.846 ha) cítricos (10.604 ha), caqui (4.582 ha), resto de cultivos (12.406 ha). La primera valoración de estos siniestros indica una estimación de indemnizaciones de más de 214 millones de euros, sobre todo por su mayor incidencia en frutales.

Marchitez fisiológica en uva, variedad Bobal en las provincias de Valencia, Cuenca y Albacete, con 11.495 ha siniestradas y unas indemnización de más de 3 millones de euros.

Lluvia en ajo, acompañada de pedrisco, con siniestros en un 65,34% de la superficie contratada, que fue de 17.653 ha, con 8.645 ha de siniestralidad por lluvia y 2.881 ha de siniestralidad por pedrisco.

Por último, en cereales, la superficie siniestrada fue de 664.439 has, de las que 498.364 ha se vieron afectadas por riesgos que se cubren por parcela y 166.075 ha a riesgos por explotación (falta de rendimiento) en las CC.AA. de Castilla y León (291.216 ha siniestradas), Castilla-La Mancha (139.605 ha), Aragón (131.962 ha);  Andalucía (20.468 ha),  resto de CC.AA. (81.188 ha). Agroseguro estima una indemnización para el conjunto de cereales de 66 millones de euros, de los que cerca de 30 millones se abonaron a finales de julio.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018