Agroptima convence a miles de agricultores por su facilidad de uso para la gestión de fincas agrícolas

Más de 2.500 agricultores utilizan ya en España la aplicación móvil Agroptima, que también está triunfando en su lanzamiento en Francia. Su facilidad de uso para hacer el cuaderno de campo o el análisis de costes de cada parcela, el poder usarla sin cobertura en el campo, la mejora continua para incorporar ideas de los usuarios, etc., son algunas de las razones.

Para responder a las exigencias de las diferentes administraciones (cuadernos de campo, registro de fertilizantes, etc.), la mayoría de agricultores llevan todavía un registro en una libreta de papel de los trabajos que hacen en campo en cada parcela (siembra, fitosanitarios, fertilización, cosecha), para luego llegar a casa y meter esos datos en hojas de cálculo, lo que supone un doble trabajo y muchos papeleo.

Para simplificar esta doble tarea usando las nuevas tecnologías nació Agroptima en 2014, fruto de la inquietud de un grupo de ingenieros y agricultores que desarrollaron esta aplicación móvil que combina el uso de un teléfono o tablet en el campo y el ordenador con conexión a internet en casa. En estos seis años la aplicación ha sido un éxito y más de 2.500 agricultores la usan en toda España, se está introduciendo en Francia, y la empresa cuenta ya con cerca de 40 trabajadores dedicados a su desarrollo y a la atención a los usuarios.

FACILIDAD DE USO Y AHORRO DE TIEMPO

Las claves de este crecimiento son tres: la facilidad de uso, el enorme ahorro de tiempo que ofrece al agricultor y la valiosa información que le proporciona sobre su explotación. Como nos explica Carles Clusella, ingeniero agrónomo y responsable técnico de Agroptima: “los agricultores apuntan cualquier tipo de labor que hagan en su explotación desde el móvil cuando están en el tractor. Esto les permite, no perder tiempo con papeles y tener información para tomar mejores decisiones, estén donde estén, ya que desde el móvil los agricultores pueden consultar el histórico de trabajos de un campo; tener en un mapa todas las tierras que trabajan que les permite planificar mejor los trabajos y compartir la ubicación GPS de las tierras con otros trabajadores de la explotación, técnicos o empresas de servicios”.

Estos datos apuntados en el móvil se complementan con la otra parte de la aplicación, que es la página web donde el agricultor almacenará y gestionará todos sus datos: “La aplicación móvil funciona como un cuaderno electrónico para registrar las operaciones diarias desde el campo. Como muchas zonas rurales no tienen conexión a internet, la aplicación funciona también sin cobertura. Luego, desde la cuenta web el agricultor, puede descargar el cuaderno de campo oficial, el registro de fertilizantes y consultar los costes que ha tenido en cada campo, analizar qué trabajos le cuestan más dinero y ver qué cultivos y variedades le son más rentables”.

La aplicación está continuamente mejorando con actualizaciones y Aragón es una de las Comunidades Autónomas donde se ve esta labor: aquí el Cuaderno de Campo se cumplimenta de forma diferente al resto de España, pero si usa Agroptima no tendrá problema, pues ya está adaptada a estas nuevas exigencias de la Consejería de Agricultura y lo realizará correctamente.

Este año elegimos precisamente Aragón para visitar a tres agricultores clientes de Agroptima con perfiles muy diferentes, ya que para ver de verdad si una aplicación funciona en el campo no hay nada mejor que preguntar a los que la manejan cada día.

Así, visitamos primero a Gustavo Casanova, que trabaja 350 hectáreas de cereal y forrajes de secano en Zuera (Zaragoza) y que utiliza Agroptima desde hace 4 años con la parte de Costes para llevar un control de la rentabilidad de su explotación.

Para Gustavo, ver la rentabilidad de cada parcela es vital: “Con Agroptima meto todos los trabajos que hago en cada parcela durante toda la campaña y, tras la cosecha, puedo meter los ingresos que me ha dado esa parcela y el beneficio neto obtenido en una campaña. Con esos datos puedo tomar decisiones para cambiar cultivos o reducir aplicaciones, etc., para ganar dinero en todas las parcelas. Esto en secano es vital, ya que los márgenes de beneficio son muy justos. Además, a final de campaña saco mi registro de fertilizantes y fitosanitarios y estoy tranquilo de estar al día con las exigencias de las administraciones”

En Torres de Montes (Huesca) visitamos a un jovencísimo agricultor que trabaja con su padre y su socio en la explotación SAT Bomar y es un enamorado de las nuevas tecnologías. Carlos Borau junior es el que apostó por Agroptima y, ahora su padre y el socio han visto los claros beneficios de su uso: “El día a día trabajando con Agroptima es muy sencillo, llevas el móvil o la tablet en el tractor y cuando acabas de hacer una tarea, apuntas sobre el mapa lo que has hecho. Si no hay cobertura lo apuntas igual, ya que cuando tienes cobertura o te conectas al wifi se pasa automáticamente a la web y al ordenador. Nosotros hacemos Siembra Directa y, gracias a la aplicación, podemos rentabilizar al máximo los cultivos, no duplicar tareas, aplicar correctamente los fitosanitarios y ser más eficientes para ajustar los costes al mínimo”.

Su padre, Carlos Borau, le da la razón: Se empeñó en usarla y luego nos enseñó a mi socio y a mi y, la verdad, que yo no me veía a mi edad usando estas tecnologías, pero es facilísimo. Si sabes usar un móvil no hace falta más. Y ha sido un acierto total, ya que en siembra directa es vital saber los costes y tener todo al día en cuanto a aplicación de fitosanitarios, fertilizantes, etc.”.

Por último, visitamos otro perfil de usuario, como es Konzum Agrícola, una empresa agraria de Huesca que maneja un gran número de fincas, con técnicos de campo, tractoristas y una complicada gestión de todo ese entramado de parcelas, cultivos y zonas. Francisco Nueno, gerente de la empresa, no duda en la rentabilidad del uso de Agroptima: “El principal ahorro que tenemos es en no tener que enseñar a los tractoristas y técnicos dónde están las parcelas. El poder compartir la ubicación exacta y el mapa de la parcela por Whatsapp o a través de la aplicación en los móviles de los trabajadores es algo que nos facilita la tarea de forma increíble. La gente se olvida de cada parcela y más de un año a otro, pero con este sistema lo tienes en el móvil, saben dónde está el campo, qué cultivo tiene, qué se ha aplicado en otras campañas y es mucho más fácil todo. Luego, todos los datos de lo que cada tractorista hace en cada parcela nos llega a la oficina de forma instantánea y, desde aquí, podemos gestionar toda esa información, que es clave para una empresa como la nuestra, que busca la rentabilidad”.

Para conocer mejor esta aplicación puede visitar el stand de Agroptima en el certamen FIMA 2020 (Pabellón 4, Stand 011-012). Más Información: http://www.agroptima.com

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018