Entrevista a Josep Ribalta: “En ganado en vivo será muy difícil poder exportar más si no abrimos nuevos mercados”

Entrevista a Josep Ribalta: “En ganado en vivo será muy difícil poder exportar más si no abrimos nuevos mercados”

Rosa Matas. Lleida

Grup Pinsos Ursa se dedica a la fabricación de piensos para terneros y corderos y a comercializar ganado. Su CEO, Josep Ribalta Burgúes, ha convertido una pequeña cooperativa local leridana en una empresa multinacional con presencia en más de veinte países. Factura 170 millones de euros anuales, un 80% en exportaciones. Con sede social en Lleida y fábrica de pienso en Anglesola, Pinsos Ursa es referente en la exportación de ganado vacuno y ovino vivo desde Europa a Arabia Saudí, Argelia, Egipto, Líbano, Líbia, Jordania, Irak, Tunez y Turquía. Para seguir incrementando las exportaciones,  Ribalta reclama a la administración más proactividad en la apertura de mercados como el de Israel.

AgroNegocios.- ¿Qué hace Pinsos Ursa además de elaborar pienso?

Josep Ribalta.- Exportamos ganado en vivo, animales pequeños y grandes al norte de África, Irak, Arabia Saudí, Jordania y Líbano. Según los protocolos de los países llevamos ganado para sacrificar allí o para terminar de cebar en el destino, que es lo que hacemos en Marruecos. Y también hemos empezado a exportar productos de alimentación humana, como leche, aceite, queso, atún, mantequilla o zumos.

¿Aprovechando las mismas líneas comerciales?

No. Tenemos los mismos clientes en algunos casos y en otros distintos. Por ejemplo, en productos de alimentación estamos vendiendo en Mauritania o Senegal, países en los que no trabajamaos nada de animal vivo.

¿Cómo han surgido los productos de alimentación?

Hace unos años en Libia nos pidieron que enviáramos leche. Para el primer pedido hicimos cuarenta containers de leche de una marca de una empresa de la Franja de Ponent. Luego, cuando volvió a pedir el mismo cliente más leche, los precios eran más altos. Fue entonces cuando registré mi marca -Bruna- que es el nombre de mi hija.

Ahora hacemos todos los productos con ella. Nos envasan la leche en el norte de España, en Galicia. Contemplamos también la posibilidad de envasar en Polonia, con precios más baratos, porque para algún país es más interesante.

¿Cuáles son los orígenes de Piensos Ursa?

Nosotros empezamos a trabajar con una fábrica de pienso en Anglesola (Lleida), entonces era una cooperativa. Entré allí y me quedé las participaciones de los demás socios. Esta cooperativa empezaba a hacer exportación de ganado vacuno para fidelizar clientes.

La Plana de Lleida es una zona de muchas cooperativas y con mucha competencia en la venta de pienso a los ganaderos. Una manera de poder vender más pienso era comercializando los animales de los clientes. Con este objetivo empezamos. Siempre con la idea de exportar a varios países para poder comprar ganado durante todo el año.

A veces, según la situación geopolítica de los países, hay años que compran más y otros que compran menos, por lo que necesitamos operar en el mayor número.

¿Cómo ha evolucionado la exportación de Pinsos Ursa?

La exportación representa el 80% de la facturación de nuestra empresa, y  facturamos alrededor de 170 millones de euros anuales.

En este tiempo se ha multiplicado la producción de pienso en fábrica por veinte y la facturación por cuarenta.

Argelia era un destino muy importante para la exportación del vacuno de España ¿Qué suponía este país para Pinsos Ursa y dónde han recolocado sus ventas al cerrarse el merado?

El mercado de Argelia podía suponer para nosotros una facturación de entre 10 y 15 millones de euros al año. Nuestros clientes nos pedían animales para sacrificio, de peso, bastante grandes. Recolocarlos ha sido imposible. Una parte sí que la hemos cargado para el Líbano.

Es un tipo de ganado que se puede vender también a empresas italianas y en el mercado local. Pinsos Ursa no tenía producción propia de este ganado, comprábamos para abastecerlo.

Josep Ribalta junto al gobernador de Central Bank of Libya, Al-Siddiq Al-Kabir, el embajador de España en Libia, Javier García-Larrache y Xavier Gasia, directivo de Ursa.

 

¿Ahora a qué países exportan más?

A los que más exportamos son Libia y a Irak.

¿Del volumen de lo que Pinsos Ursa exporta, qué parte es producción propia y cuántos animales comercializan al año?

Nuestra producción propia llega al 15% aproximadamente.

Un año normal podemos llegar a exportar entre 70.000 y 80.000 cabezas, la mayoría ganado vacuno. En ovino enviamos animales de entre 35 y 40 kilos de peso, en vivo, depende del país y del cliente.

En ganado vacuno podemos hablar desde animales de unos 300 kg para Marruecos, que son para terminar de cebar allí, hasta animales de unos 650 kg, para sacrificio, que es lo que nos piden en la zona de Líbano.

¿Dónde se cría el ganado que exporta?

Las dos zonas de producción más importantes en España son Cataluña y Aragón. Es donde está la concentración más grande de terneros. También compramos en la zona centro, en provincias como Toledo.

Mayoritariamente nosotros exportamos desde Cataluña y Aragón sencillamente por un tema de costes y también de logística. El transporte es caro para nosotros y los animales se venden teniendo como referencia el peso de puerto.

¿Cómo está evolucionando la exportación del ovino y del vacuno en España?

La exportación es estable en vacuno, lo que ha cambiado un poco más es el ovino. Antes teníamos cargas mixtas entre bovino y ovino. En ovino, un país que compraba mucho, como era Libia, ya lleva unos dos años sin comprar prácticamente nada de España. Se ha derivado la producción para Jordania y Arabia Saudí.

Además de volver a exportar a Argelia, ¿en qué mercado nuevo le gustaría estar?

El país en el que nos iría muy bien y  no estamos es Israel. No hay convenio con España.

¿El sector ha pedido ya al Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación que negocie con Israel?

La administración no tiene bastante proactividad. Me explico, los países que están abiertos a la exportación de ganado en vivo lo están porque han tenido una necesidad de suministro, porque lo necesitaban. Lo han puesto fácil a España y se ha abierto el país, se ha formalizado el protocolo de exportación.

No se ha firmado porque España sea un país proactivo y se reúna con los exportadores y nos plantee qué necesidades tenemos y qué pueden hacer por nosotros.

Hacer las cosas juntos siempre da mejores resultados.

¿Ve sostenible en el futuro el crecimiento de exportaciones que Pinsos Ursa ha tenido en los últimos años?

Hay varias incógnitas. Veo más crecimiento en los productos de alimentación, abriendo países nuevos y aumentando volumen donde ya estamos.

En el tema del ganado en vivo creo que, si no se abre algún mercado nuevo, como pueda ser el de Israel, estamos estancados, porque será muy difícil poder exportar más volumen. Y también es importante tener en cuenta cómo evolucionarán las exigencias de bienestar animal.

¿A qué se refiere?

A ver cómo evoluciona el bienestar animal en el transporte vivo, porque supongo que habrá que mejorar las condiciones. Para nosotros mejorar éstas hasta la entrega al barco es relativamente sencillo, pero el transporte se nos va de las manos porque no fletamos los barcos.

Hay países que son más restrictivos. Quizás en meses de más temperatura, se puedan limitar los viajes más largos en camión.

Estaría bien sentarse y hablar con la administración para poder plantear cómo se pueden mejorar estas condiciones de cara al futuro

¿Cómo valora las declaraciones del ministro de Consumo sobre el elevado consumo de carne?

España no es un gran consumidor de carne de vacuno. Los niveles de consumo per cápita son muy bajos. Hay países que comen el triple que España. Podemos bajar más, claro, pero por ejemplo en Estados Unidos, de media, se come cuatro veces más que en España.

¿Cómo le afecta al sector el actual aumento de costes?

Afecta en la alimentación del ganado, en el precio de los cereales que este año se ha disparado, no en los procesos, porque en nuestro sector no se necesitan grandes cantidades de energía que, en cambio, si se necesita en otros.

Desarrollado por eMutation New Media.