Agricultores del Campo de Cartagena impulsan la Fundación Ingenio

La Fundación Ingenio ha anunciado su creación en Murcia, con el objetivo de poner en valor una agricultura responsable, comprometida e innovadora, que lidere los avances de la ciencia y la tecnología para hacer del cultivo de alimentos un motor de sostenibilidad medioambiental, económica y social a nivel local, nacional y europeo.

Agricultores del Campo de Cartagena impulsan la Fundación Ingenio

La organización, impulsada por 10.000 agricultores, cooperativas y empresas hortofrutícolas del Campo de Cartagena, apuesta por la producción, promoción y comercialización de productos nacionales con calidad diferenciada poniendo en valor el trabajo de los agricultores y destacando el origen de los alimentos a través de la Marca España.

Esta mañanatuvo lugar una reuniónen la que la Fundación se ha presentado en una reunión con el  Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia y con Antonio Luengo Zapata, consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, con el fin de ponerse a disposición del Gobierno de Murcia para fomentar la búsqueda de soluciones y la cooperación entre la Administración central y la autonómica, ofreciéndose a trasladar la acción a nivel nacional.

Según destacó Natalia Corbalán, directora general de La Fundación,esta surge para sumar una voz para poner en valor la actividad agraria de nuestro país. Queremos reforzar su reputación, ya que la agricultura tiene un papel estratégico dentro y fuera de nuestras fronteras, siendo esta un garante del abastecimiento de alimentos. Además, abogamos por la agricultura familiar, donde la actividad vaya ligada a la transparencia y la trazabilidad de los alimentos que llegan hasta nuestra mesa. Nosotros tenemos un lema que define muy bien nuestra visión, nos gusta decir que:la tierra no es una herencia de nuestros padres, si no un préstamo de nuestros hijos».

La Fundación nace en Murcia, porque al estar compuesta por experimentados agricultores y empresas de la región son conscientes de que este territorio es referente en el sector, aunque su objetivo no es territorial. Aspiran a promover la agricultura sostenible a nivel nacional e internacional, aunque siempre poniendo el acento en la actividad de nuestro país.

Para la Fundación Ingenio, la protección de la salud de los consumidores a través de la optimización de recursos es clave para consolidar un sector crucial en términos económicos y sociales en nuestro país. Para lograr dicho objetivo su planteamiento aboga por:

  • Sistemas de riego de precisión, implantados desde hace años, para garantizar la sostenibilidad de la agricultura de regadío. Se incrementa la rentabilidad de las explotaciones y se minimiza el impacto ambiental a través del uso eficiente de nutrientes, ofreciendo a los cultivos solo la cantidad necesaria para la subsistencia de esta.
  • El avance hacia una economía circular e innovadora, ya que son factores determinantes de un territorio para mejorar la productividad y generar un alto valor añadido y garantizar la seguridad alimentaria. El sector agrícola conoce en profundidad las técnicas, procesos y metodologías que acompañan la aceleración tecnológica en la actualidad. El sector cuenta, además, con capacidad para diseñar modelos de negocio y estrategias de ejecución de primer nivel.
  • La investigación para frenar el impacto medioambiental. El sector agroalimentario es uno de los más innovadores del país, el 63% de sus empresas realizan de forma constante I+D+i. A través, por ejemplo, de avanzadas técnicas de cultivo como las búsquedas de variedades autóctonas y nuevos cultivos para la mejora de la biodiversidad y la preservación del medio ambiente.
  • La agricultura familiar como eje fundamentalen la lucha contra la despoblación para mantener el medio rural como modo de vida para las familias de hoy y las generaciones futuras. El progresivo éxodo rural se ha convertido en uno de los principales retos de nuestro país. A este respecto, el regadío se erige como actor clave para mantener activos y poblados los pueblos de España.
  • Además, en cuanto a la gestión del agua, evidentemente la escasez de recursos ha hecho necesario el desarrollo de modelos de gestión que han ido permitiendo a las empresas regionales aumentar su competitividad. En este sentido, España es el segundo país del mundo en el uso de riego por goteo, sólo por detrás de Israel.
  • Producción de alimentos: la producción de alimentos dentro del territorio es clave como estrategiapara que,sin depender de terceros,se pueda garantizar la alimentación de su población.
  • La agricultura en España es seguridad alimentaria, cumpliendo escrupulosamente todos los protocolos de calidad y seguridad, abalados por: Global Gap, IFS, BRC, BIOSWISSE, Comités de Agricultura Ecológica, normas GRASP, etc.

Bajo la actual presión que sufren los recursos hídricos por mantener la sostenibilidad del regadío y por tanto la producción de alimentos, la implementación de nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), el análisis de Big Data y el Internet de las cosas (IoT) en la gestión del regadío tiene un papel clave. En este sentido, el Campo de Cartagena aplica ya diversas TIC al regadío. De hecho. la implantación de sistemas de riego inteligente está siendo fundamental para garantizar un equilibrio entre la intensificación sostenible de la producción alimentaria de calidad y la adaptación al cambio climático.

Entre las múltiples técnicas puestas en marcha, destacan:

  • La aplicación del análisis de Big Data y el Internet de las cosas (IoT) en la gestión del regadío. Esto permite avanzarde un regadío que ya es moderno y de precisión, a un regadío inteligente.
  • El uso de aplicaciones Web y APP, ya que la disponibilidad del uso de Internet en diferentes dispositivos electrónicos (PC, Tablet, Smartphone, y Smart TV) y el sencillo manejo de las diferentes aplicaciones permite establecer nuevos canales de comunicación para el uso de los servicios de las comunidades de regantes, tanto para el personal como para los regantes.
  • La aplicación de recursos hídricos no convencionales: reutilización y desalinización de agua.
  • Utilización de tensiómetros y sondas de humedad (monitorización continua suelo-planta-atmósfera), a través de los cuales se permite dar a cada planta el aporte exacto de agua que necesitan, gota a gota. En la actualidad se aplican técnicas de riego localizado y fertiirrigaciónen más de un 96% de la superficie regable.
  • Cobertura de balsas de riego que evitan la evaporación, logrando ahorro hídrico.
  • Aplicación de técnicas de lucha integrada para el control biológico de plagas.
  • Usos de sistemas de información geográfica (SIG), control y monitorización de la red de riego (SCADA), así como sistemas de soporte a la decisión (SSD); cuyo uso es de singular importancia, especialmente, en las Comunidades de Regantes.
  • Uso de drones y sistemas de teledetección, junto con análisis de procesamiento de imágenes tanto espectrales como térmicas permite llevar a cabo una monitorización constante y ayudar a detectar posibles problemas de manera temprana como el estrés hídrico o el control de plagas.