Acuerdo sobre las nuevas normas comunitarias para las bebidas espirituosas

Los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo, con la presencia de la Comisión Europea, llegaron este 27 de noviembre a un acuerdo político sobre las nuevas normas para la producción y el etiquetado de bebidas espirituosas y para el registro y la protección de las registradas con indicación geográfica (IG).

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, recalcó el éxito de las conclusiones del trílogo en el acuerdo alcanzado sobre el nuevo Reglamento comunitario relativo a las bebidas espirituosas, esperando que proporcionen un marco legislativo que satisfaga las necesidades del sector y continúe apoyando su crecimiento.

Las nuevas reglas también garantizarán que los consumidores estén informados con precisión sobre los métodos utilizados en la producción de las bebidas espirituosas, añadió Hogan.

El acuerdo garantizará un etiquetado más claro y armonizado de las bebidas espirituosas en toda la Unión Europea.

La creación de un registro de autoridades de control de los Estados miembros también facilitará el trabajo para garantizar que los consumidores obtengan productos genuinos.

Los términos de bebidas espirituosas registradas como IG como Cognac, Irish Cream, Genever u Ouzo también estarán mejor protegidos contra el uso indebido de suks ingredientes y contra el registro de marcas similares.

La Comisión espera la aprobación formal del acuerdo por el Parlamento Europeo y el Consejo, permitiendo así que la nueva legislación entre en vigor lo antes posible.

Principales características del nuevo reglamento

El nuevo reglamento incluirá:

la aclaración de las normas de producción y etiquetado para la mayoría de las categorías de bebidas espirituosas, incluida la definición de límites máximos de endulzamiento para varias categorías a nivel de la UE;

la mejora de las normas de etiquetado que se aplican en el caso de que las bebidas espirituosas se combinen con otros productos, incluidas otras bebidas espirituosas;

la creación de un registro de las autoridades de control de los Estados miembros;

la protección mejorada de las indicaciones geográficas: cuando se utilizan como ingredientes, cuando están en conflicto con marcas comerciales y también contra las mercancías en tránsito en el territorio de la UE;

la simplificación adicional de los procedimientos de las indicaciones geográficas: el control de la Comisión se centrará solo en elementos de importancia para la UE, definiciones más claras de las enmiendas a nivel nacional y de la UE, respetando plenamente el principio de subsidiariedad, y la reducción del período de tiempo para el tratamiento de las solicitudes.

El sector de bebidas espirituosas se encuentra entre los principales contribuyentes a la economía agroalimentaria de Europa, con una producción que genera más de un millón de empleos y unas ventas internas y unas exportaciones por valor de 11.000 M€ en todo el mundo.

El actual Reglamento (CE) nº 110/2008 (el Reglamento sobre bebidas espirituosas) establece las normas de producción y etiquetado para todas las bebidas espirituosas producidas e importadas en la UE.

También establece normas específicas para el registro y la protección de la propiedad intelectual de las IG de bebidas espirituosas, en cumplimiento de las obligaciones de la OMC.

El 1 de diciembre de 2016, la Comisión adoptó una propuesta de adaptación al Tratado de Lisboa del Reglamento (CE) nº 110/2008 y la presentó al Parlamento Europeo y al Consejo. En esa ocasión, la Comisión también propuso mejorar la formulación legal de ciertas disposiciones y simplificar el sistema para el registro de las indicaciones geográficas para bebidas espirituosas (bebidas espirituosas IG).

El proceso de negociación entre el Consejo y el Parlamento Europeo comenzó en diciembre de 2016 y ha finalizado con este acuerdo.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018