Acuerdo histórico entre la UE y China para proteger a 100 IGs europeas en el país asiático y viceversa

La Unión Europea y China concluyeron este 6 de noviembre las negociaciones sobre un acuerdo bilateral para protegerse mutuamente contra las imitaciones y la usurpación de un centenar de indicaciones geográficas (IG) de alimentos y bebidas europeas en China y de un centenar de IGs chinas en la UE.

La Comisión Europea espera que este acuerdo histórico dé lugar a ventajas comerciales recíprocas y a la demanda de productos de alta calidad por ambas partes.

En cumplimiento del compromiso asumido en la última Cumbre UE-China de abril de 2019, el acuerdo constituye un ejemplo concreto de cooperación entre la Unión Europea y la República Popular China, que refleja la apertura y la adhesión de ambas partes a las normas internacionales, como base para las relaciones comerciales.

Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural en funciones y próximo comisario de Comercio, declaró que «los productos de las IGs  europeas gozan de reconocimiento mundial por su calidad. Los consumidores están dispuestos a pagar un precio más elevado y recompensar al mismo tiempo a sus productores, porque confían en el origen y la autenticidad de estos productos. Este acuerdo muestra nuestro compromiso de trabajar estrechamente con nuestros socios comerciales mundiales, como China, y supone un triunfo para las dos partes, ya que fortalece nuestra relación comercial y beneficia a los sectores agrícola y alimentario, y a los consumidores de ambas partes.»

China es el segundo destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE, que tuvieron un valor de 12.800 millones de euros en el último año, entre septiembre de 2018 y agosto de 2019.

También es el segundo destino de las exportaciones de la UE de productos protegidos por indicaciones geográficas, que representan el 9 % del valor total exportado, incluidos vinos, productos agroalimentarios y bebidas espirituosas.

El mercado chino presenta un elevado potencial de crecimiento para los alimentos y bebidas europeos, con una clase media en aumento, que aprecia los productos europeos auténticos, emblemáticos y de calidad.

También cuenta con un sistema de IGs propio bien establecido, con especialidades que los consumidores europeos podrían ahora descubrir, gracias a este acuerdo.

En la lista de indicaciones geográficas de la UE que deben protegerse en China se incluyen productos como Cava, Champagne, Feta, Irish whiskey, Münchener Bier, Ouzo, Polska Wódka, Porto, Prosciutto di Parma y Queso Manchego.

Entre los productos chinos, la lista incluye, por ejemplo, Pixan Dou Ban (pasta de judías Pixian), Anji Bai Cha (té blanco Anji), Panjin Da Mi (arroz Panjin) y Anqiu Da Jiang (jengibre Anqiu).

Tras la conclusión de las negociaciones, el acuerdo se someterá ahora al control jurídico. Por lo que respecta a la UE, se pedirá entonces su aprobación al Parlamento Europeo y al Consejo.

 Se espera que el acuerdo entre en vigor antes de finales de 2020.

Cuatro años después de su entrada en vigor, el ámbito de aplicación del acuerdo se ampliará para abarcar otras 175 denominaciones de indicaciones geográficas de ambas partes. Estas denominaciones deberán seguir el mismo procedimiento de registro que las 100 denominaciones cubiertas ya por el acuerdo (es decir, evaluación y publicación para observaciones).

La cooperación entre la UE y China en materia de indicaciones geográficas comenzó hace más de diez años (en 2006) y dio como resultado el registro y la protección por ambas partes de diez denominaciones de indicaciones geográficas en 2012, que sentaron las bases de la cooperación actual.

Una docena españolas

Por su parte, el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, celebró este acuerdo, que protegerá en el país asiático 100 IGs europeas, a su entrada en vigor dentro de un año, de las que 12 son españolas.

Al cuarto año de aplicación, se espera, según el MAPA, que la protección se extienda a 175 IGs de la UE, de las que 36 serían españolas.

“Es un paso adelante muy importante en la protección de nuestras denominaciones de calidad, en un mercado tan importante como es China”,  manifestó el ministro.

Entre el centenar de IGs se encuentran 8 de vinos españoles (las Denominaciones de Origen Rioja, Cava, Catalunya, La Mancha, Valdepeñas, Jerez, Navarra y Valencia); otras dos DOP de aceite de oliva (Sierra Mágina (Jaén) y Priego de Córdoba (Córdoba); una más de bebidas espirituosas (la IGP Brandy de Jerez) y una más de quesos (la DOP Queso Manchego).

Planas valoró positivamente la consecución de este acuerdo que, previsiblemente entrará en vigor a finales de 2020, una vez haya pasado el trámite correspondiente en el Parlamento Europeo y en el Consejo de Ministros de la UUE, remarcando el gran potencial que supone el mercado chino para el sector agroalimentario, en un momento en que es crucial abrir mercados. «El desarrollo económico, el desarrollo urbano y el crecimiento, sobre todo, de la clase media en China han supuesto un cambio en la demanda de alimentos del país asiático», añadió.

También hizo hincapié en el valor añadido de los alimentos con IGs, sobre todo, para el medio rural, ya que las figuras de calidad diferenciada, que están presentes en todo el territorio español, se erigen como un elemento clave en las políticas de desarrollo y sostenibilidad de los tejidos rurales.

Más protección a medio plazo

Una vez que entre en vigor el acuerdo, la lista de 12 IGs gozarán de protección contra falsificaciones y fraudes en China. Al cuarto año de aplicación, según el MAPA, esta lista se ampliará a 36 IGs, e incluirá, además de las señaladas, a las DOPs Aceite del Bajo Aragón, Jamón y Paleta de Teruel (no ibérico), y a los vinos de Somontano y Cariñena.

También a los Cítricos Valencianos, los turrones Jijona y Turrón de Alicante, y los vinos Alicante y Utiel-Requena, así como  a los Aceites de Antequera, Baena, Estepa, Sierra de Cazorla y Sierra de Segura; a los vinos de Málaga y Manzanilla de Sanlúcar; al jamón y paleta de ibérico, Los Pedroches y Jabugo (supraautonómica), así como al Vinagre de Jerez.

Además, entraría también el Azafrán de La Mancha y los aceites Montes de Toledo y Campo de Montiel, además del vino de Jumilla (su zona de producción está en Albacete y Murcia) y a los Vinos del Bierzo, Ribera del Duero, Rueda, Toro, y Guijuelo (jamón y paleta ibérico, suprautonómica ); al Jamón Dehesa de Extremadura; a los Vinos del Empordá, Penedés y Priorat, así como Siurana (aceite); al Queso de Mahón-Menorca; al vino de Rías Baixas, así como en bebidas espirituosas al Pacharán Navarro.

Contexto

Los regímenes de calidad de la UE tienen como objetivo proteger las denominaciones de productos específicos para promover sus características únicas, vinculadas a su origen geográfico y al saber hacer tradicional.

Se trata de uno de los grandes éxitos de la agricultura europea, que cuenta con más de 3 300 denominaciones registradas en la UE como indicación geográfica protegida (IGP) o denominación de origen protegida (DOP).

Además, hay unas 1.250 denominaciones de terceros países protegidas en la UE, en su mayoría gracias a acuerdos bilaterales como el que se va a firmar con China.

Las indicaciones geográficas de la UE tienen un valor de mercado de unos 74.800 millones de euros y representan el 15,4 % de las exportaciones totales de alimentos y bebidas de la Unión, según la CE.

Archivos adjuntos pdf:

agrifood-china_en

eu-100-list-of-gis-eu-china-agreement_en.pdf0


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018