El acuerdo sobre el Brexit alivia incertidumbres a corto plazo sobre el sector agroalimentario

Las primeras reacciones del sector agrario y agroalimentario a la salida del Reino Unido del club comunitario (“Brexit”) son positivas, puesto que, por el momento, un acuerdo siempre es mejor que un no-acuerdo y más cuando no se pondrán trabas a la actual corriente comercial.

Así, Cooperativas Agro-alimentarias de España considera muy importante el Acuerdo que los Jefes de Estado y de Gobierno alcanzaron el domingo 25 de noviembre en la Cumbre Europea, aunque la parte más difícil será la ratificación en el Parlamento Británico prevista en diciembre, a tenor de las declaraciones de los partidos políticos de este Parlamento.

El Acuerdo contempla dos partes: el Acuerdo de Retirada y la Declaración Política de la futura relación entre el Reino y la UE, futura relación que se deberá concretar en negociaciones durante el periodo transitorio.

El Acuerdo de Retirada establece un periodo transitorio de 2 años, hasta el 31 de diciembre del 2020, donde no habría cambios en el comercio agroalimentario de ambos países, ya que se contempla que el Reino Unido permanezca en el Mercado Único europeo respetando los cuatro principios: libre circulación de personas, productos, capitales y servicios.

Es decir, a pesar de que el Reino Unido sería ya país tercero (a partir del 29 de marzo 2019) no se impondría ni aranceles, ni cuotas, ni controles extraordinarios a los actuales en las exportaciones de la UE al Reino Unido y viceversa, dando mayor seguridad a los operadores a corto y medio plazo.

Además, en el acuerdo relativo a la futura relación entre la UE y el Reino Unido, este país integraría la unión aduanera, evitando así una frontera entre Irlanda del Norte y la Republica de Irlanda, con lo cual no habría tampoco disrupciones en las exportaciones españolas ni el resto de la UE al Reino Unido.

El acuerdo establece que el Reino Unido permanecerá en dicha unión aduanera si no se encuentra otra solución alternativa para evitar que haya una frontera física entre ambas Irlandas.

Sin embargo, este Acuerdo necesita ser ratificado por el Parlamento Británico donde los socios de gobierno de Theresa May, el principal partido de la oposición y algunos miembros del partido conservador han dicho que votarán en contra.

Ante cualquier escenario, la Comisión Europea junto con los Estados Miembros llevan preparándose desde hace meses para cualquier escenario incluso el “No acuerdo” (Preparedness).

En este sentido, la Comisión Europea publicó su última Comunicación al respecto junto con un Plan de Contingencia el pasado 13 de noviembre.

El Reino Unido es un mercado esencial para las exportaciones españolas  agroalimentarias. En 2016 fue el 5º destino de nuestras exportaciones tras Francia, Alemania, Italia y Portugal representando el 9,8% del total de nuestras exportaciones teniendo una evolución destacada en la última década con un crecimiento del 5,5% entre 2011-2016.

Especialmente importante es para productos clave de la agricultura española como las frutas y hortalizas frescas, vino, aceite de oliva y carne de cerdo.

Además, según varios estudios, España es el país después de Irlanda y Holanda que se vería más afectado por un Brexit sin acuerdo, lo que repercutiría de manera importante a toda la economía de nuestro país.

Cooperativas Agro-alimentarias considera que si el Parlamento Británico no aprueba este Acuerdo, entraríamos en una fase de incertidumbre que podría llevar al “No acuerdo”, lo que sería extremadamente perjudicial para las exportaciones españolas, ya que el Reino Unido sería tratado como país OMC imponiéndose cuotas, aranceles, controles, no armonización de las normativas, etc., saturando el mercado interior del resto de exportaciones al Reino Unido de otros países miembro.

El Acuerdo también debe ser aprobado por el Parlamento Europeo, cuyo presidente ha trasladado su posición positiva al mismo.

En suma, el acuerdo sobre el Brexit aprobado por la UE y el Gobierno de Theresa May, permitirá mantener la situación actual (“statu quo”) hasta que concluya, al menos, el periodo transitorio, el 31 de diciembre de 2020, que no se descarta que pueda extenderse más allá de esa fecha y llegar hasta el 1 de enero de 2023.

Menos incertidumbre a corto

Para la patronal de las empresas productoras y exportadoras de frutas y hortalizas, FEPEX,  la ratificación del Acuerdo permitirá superar la fuerte incertidumbre existente sobre las condiciones de acceso al mercado británico a partir del 30 de marzo del próximo año, a pesar de que se mantiene la inseguridad sobre las condiciones futuras al final del periodo transitorio.

Para el sector de frutas y hortalizas frescas Reino Unido es un mercado estratégico, constituyendo el tercer destino de las exportaciones españolas,  y considerando su carácter perecedero, la fluidez del tráfico y la ausencia de controles fronterizos son elementos esenciales para mantener el fuerte volumen de ventas existentes en este mercado, con una tendencia positiva en los últimos años.

Las exportaciones hortofrutícolas españolas a Reino Unido han pasado de  1.344 millones de euros en 2013 a 1.710 millones de euros en 2017.

En el periodo de enero a septiembre de 2018,  crecieron un 3%, ascendiendo a 1.329 millones de euros, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

Brexit ordenado

El respaldo por parte del Consejo Europeo y, anteriormente, por parte del Gobierno británico, del Acuerdo de Retirda y la declaración política de la futura relación comercial entre RU y la UE fue acogido también con agrado por las organizaciones que defienden los intereses del sector agrario y sus cooperativas de la UE (COPA-Cogeca), dado que dará lugar a un “Brexit” ordenado,  minimizando aún más la perspectiva de un escenario de “no acuerdo”, que sería catastrófico para los sectores agrarios británicos y europeo.

El COPA-Cogeca recuerda que el 60% de las exportaciones agroalimentarias del RU tienen destino a la UE y este país recibe entre el 70% y el 99% de sus importaciones agroalimentarias de  países comunitarios.

Para el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, aún hay trabajo por hacer e incertidumbre en las negociaciones sobre  el futuro de la relacón entre RU y la UE, por lo que se hace un llamamiento a manter la relación comercial entre ambas partes como hasta ahora, evitando nuevos obstáculos arancelarios en forma de trabas aduaneras o requisitos adicionales en frontera y, en especial, en forma de nuevos prodedimientos reglamentarios.

Para el COPA-Cogeca, la futura asociación económica entre RU y la UE debe garantizar que no se apliquen  tarifas, tasas, cargos , impuestos o restricciones cuantitativas en todos los sectores agrarios y agroalimentarios. Y,  ahora, resulta esencial que los Parlamentos del Reino Unido y de la UE reconozcan que estamos ante un acuerdo equlibrado y, por tanto, que deb ser aprobado por ambas cámaras.

Tanto las organizaciones agrarias de la República de Irlanda (Irish Farmers), como del Reino Unido (NFU) han acogido tambíén de forma favorable este Acuerdo de Retirada y la declaración política para la futura relación comercial.

Mantener financiación

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, destacó en Córdoba la importancia del acuerdo alcanzado en Bruselas sobre el “Brexit” ya que “se mantiene el conjunto de la financiación del Reino Unido durante todo el periodo transitorio”, hasta finales de 2020.

Con independencia a este proceso, Planas resaltó la importancia del acuerdo basándose en que se mantiene la financiación británica hasta finales de 2020, y a que habrá “una negociación posterior respecto al periodo que sigue”.

Por tanto “parece una buena noticia desde el punto de vista del sector agroalimentario“, concluyó el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Respecto a los efectos que pudiera tener en la negociación de la futura PAC post 2020, Planas indicó que se está buscando un marco “potente”, con una financiación que sea “la que corresponde al marco financiero actual”, y que responda a los retos que hay en “materia medioambiental, de incorporación de jóvenes, de digitalización y de la agricultura del futuro”.

Para ello, apeló al trabajo que se está haciendo “estrechamente” con la Comisión Europea, cuyas propuestas, a su juicio, “tienen un carácter innovador” y, en lo referente a la transformación de la agricultura, son “muy importantes para España y para el conjunto de la UE

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018