Un 62% de los ciudadanos europeos quiere alimentos seguros, saludables y de buena calidad con la PAC

Tras la publicación en noviembre pasado de la Comunicación de la Comisión Europea sobre “El futuro de la alimentación y la agricultura”, la última encuesta paneuropea de opinión pública (Eurobarómetro) sobre la política agrícola común muestra que algo más del 60% de los encuestados cree que la PAC beneficia a todos los ciudadanos y no solo a los agricultores.

La encuesta a más de 28,000 ciudadanos de la UE en 28 Estados miembros se llevó a cabo a principios de diciembre de 2017 y entre los principales resultados publicados se encuentra el reconocimiento de una clara mayoría de los ciudadanos (55%) acerca de que «proporcionar alimentos seguros, saludables y de buena calidad». es una de las principales responsabilidades de los agricultores. Esto es considerado el papel más importante a jugar por los agricultores en cada país de la UE.

Cuando se le preguntó sobre las prioridades de la PAC, el 62% de los encuestados (un 6% más que en 2015) dijo que «proporcionar alimentos seguros, saludables y de buena calidad» debería ser la principal prioridad de la Política Agrícola Común (PAC) de la UE.

Como reflejo del creciente énfasis de la contribución de la PAC al medioambiente y al desafío climático, el 50% de los ciudadanos dijo que «proteger el medioambiente y afrontar el cambio climático» debería ser el principal objetivo de la PAC, seis puntos más que en la encuesta similar de 2015. Para la Comisión, “una mayor ambición medioambiental y climática será una característica clave de las propuestas legislativas de la Comisión para la próxima PAC”.

Conciencia del apoyo brindado a través de la PAC

La conciencia sobre la PAC entre los ciudadanos europeos sigue siendo elevada, y más de dos tercios (67%) de los encuestados han oído hablar del apoyo que la UE otorga a los agricultores a través de la PAC, con pocos cambios en este porcentaje en las dos últimas encuestas, que se remontan a 2013. Al menos la mitad de los encuestados en todos los países, excepto uno, es consciente del apoyo que la UE otorga a los agricultores a través de la PAC.

En términos del apoyo brindado, el 45% de los encuestados piensa que el nivel de ayuda financiera otorgada a los agricultores era «correcto», lo que representa un aumento del 4% respecto a la cifra de 2015, y es cuatro veces mayor que el nivel de apoyo “demasiado alto» y está significativamente por encima del número que cree que es «demasiado bajo».

Tal vez no sea sorprendente que un gran número de encuestados (44%) también dijo que les gustaría ver un incremento del apoyo financiero que da la UE a los agricultores en los próximos 10 años.

Rendimiento de la PAC

En términos de rendimiento, casi tres cuartas partes de los europeos piensan que la PAC está cumpliendo su función de asegurar un suministro estable de alimentos en la UE, apoyando así el principio de la seguridad alimentaria como objetivo clave.

Alrededor del 64% cree que la PAC está cumpliendo su función de proporcionar alimentos sanos y seguros de alta calidad y el 62% cree que está garantizando una forma sostenible de producir alimentos.

Percepción de las prioridades de la PAC

Una gran mayoría de los encuestados, según la encuesta del Eurobarómetro, piensa que todas y cada una de las tres prioridades son importantes. Estas son fortalecer el papel de los agricultores en la cadena alimentaria, desarrollar la investigación y la innovación y alentar a los jóvenes a incorporarse al sector agrícola.

Alrededor del 88% de los encuestados piensan que es importante fortalecer el papel de los agricultores en la cadena alimentaria. Como reflejo de esta preocupación, la Comisión se compromete a presentar propuestas legislativas a finales de este año. Cuando se desglosa a nivel nacional, la encuesta muestra que en casi la mitad de la UE existe un claro apoyo a la acción europea para garantizar un nivel de vida equitativo para los agricultores.

El 84% piensa que es importante desarrollar investigación e innovación para apoyar al sector agroalimentario, respaldando la afirmación contenida en la Comunicación de la Comisión de que «el apoyo al conocimiento, la innovación y la tecnología serán cruciales para garantizar el futuro de la PAC«.

El mismo porcentaje de encuestados piensa que es importante alentar a los jóvenes a incorporarse al sector agrario, lo que también se respalda en la Comunicación que dice que «la renovación generacional debe convertirse en una prioridad en un nuevo marco de políticas».

Una política para todos los pueblos de Europa

Poco más del 60% de los encuestados indica que la PAC beneficia a todos los ciudadanos, pero más de nueve de cada diez (92%) piensan que la agricultura y las zonas rurales son importantes para el futuro.

En términos de proteger el medio ambiente y abordar un desafío climático, al menos la mitad de los encuestados en la gran mayoría (24 de 28) Estados miembros están de acuerdo en que la PAC cumple esa función, y en poco más de la mitad de los Estados (16) de los países, al menos la mitad de los encuestados está de acuerdo en que la PAC está cumpliendo su función de crear puestos de trabajo y desarrollo de las zonas rurales.

Sin embargo, las opiniones están divididas en lo que respecta a los servicios sociales, de salud y culturales, y en la inclusión social. Los puntos de vista son más propensos a ser negativas cuando se considera el medio ambiente y el paisaje. Estas cuestiones ilustran la necesidad de que la PAC futura responda a las demandas de los ciudadanos.

Estándares de la UE ampliamente reconocidos

La importancia de la calidad en el sector agroalimentario de la UE vuelve a ser prioritaria cuando se cuestiona a los ciudadanos sobre aspectos comerciales. Los estándares de seguridad y calidad ambiental, animal y vegetal exigidos a los agricultores por la PAC son reconocidos entre las prioridades de los ciudadanos.

La mayoría de los encuestados también cree que estos mismos estándares deberían aplicarse en gran medida a los alimentos importados también. Alrededor del 87% de los encuestados afirmó que las importaciones agroalimentarias de cualquier origen solo deberían poder entrar en la UE si cumplen con los estándares comunitarios, un sentimiento compartido por la mayoría de los ciudadanos en 18 de los 28 Estados miembros de la UE.

La mayoría de los ciudadanos también cree que proteger el mercado europeo de productos que no cumplen con los estándares también es una justificación suficiente para introducir barreras comerciales en el sector agrícola.

Sin embargo, si se establecen barreras comerciales, la mayoría de los encuestados también considera que no deberían aplicarse a los países en desarrollo y que la UE debería continuar apoyando a los agricultores y productores de alimentos en esos países a través de su política comercial.

El apoyo a la política comercial de la UE es en general también alto. La mayoría de los encuestados dijo que consideraba que los acuerdos comerciales entre la UE y otros países habían sido buenos para la agricultura comunitaria y bueno para ellos como consumidores.

Calidad, un fuerte vector de elección

Dada la importancia que la mayoría de los ciudadanos dan a la calidad de los alimentos producidos en Europa, no es sorprendente que también sea un factor clave para ellos en el momento de decidir qué comprar.

Más de tres cuartas partes de los encuestados señalaron que la tradición local y el conocimiento del origen del área geográfica específica, así como un etiquetado de calidad específica eran importantes para ayudarlos a decidir qué productos alimentarios comprar. En cuanto al propio etiquetado, más del 60% de los encuestados en todos los Estados miembros dijeron que juegan un papel importante a la hora de decidir qué productos comprar.

Sin embargo, la opinión del consumidor sobre las etiquetas sigue siendo mixta, y la etiqueta más conocida no proviene de la UE, sino del sector “fairtrade” (comercio justo) en general.

El logotipo orgánico es la etiqueta más ampliamente reconocida en la UE, con un 27% (+ 4% que en 2015), mientras que el conocimiento de las tres etiquetas de indicación geográfica (IG) es inferior al 20% en cada caso (18% para Denominación de Origen Protegida e Indicación Geográfica Protegida y el 15% para la especialidad tradicional garantizada).

Textos:

Resumen de la encuesta [EN]

Resumen de la encuesta en España


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018