Un 20,3% menos de cosecha de cítricos en el primer aforo de la Comunidad Valenciana

Las primeras estimaciones de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana para la campaña 2017/2018 reflejan unas previsiones de cosecha de cítricos de 3.143.984 toneladas, con un descenso del 20,3% y de 800.000 t menos que en la campaña pasada. La Región de Murcia baja también un 2% su estimación de cosecha citrícola.

Por provincias, en la de Alicante, se prevé una disminución de la cosecha citrícola  del 20,9%, en la de Castellón, del 23,6% y en la de Valencia un 19%.

Entre las causas figuran la alternancia natural que presenta el cultivo de cítricos, así como el efecto de las copiosas lluvias del pasado invierno, que afectaron a las raíces y debilitaron el arbolado, provocando una floración irregular. Las elevadas temperaturas de mayo también influyeron negativamente.

Así lo destacó la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, tras presentar el informe de la previsión del aforo citrícola para la campaña actual a los representantes de sector agroalimentario: AVA-ASAJA, La Unió de Llaurador, COAG, FEPAC, UPA, Ailimpo, el Comité de Gestión de Cítricos (CGC) y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias (FCACV). La consellera estuvo acompañada por el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero.

El descenso de producción es más acusado en el grupo de mandarinas (un -24,1%) que en naranjas (-7,6%) o limones (-16,2%). Las cifras estimadas señalan que la producción de naranjas alcanzará un volumen de 1.526.706 t, la de mandarinas 1.345.444 t y la de limones 246.150 t. La de pomelos se situará en 25.684 toneladas.

En mandarinas se estima que se producirán cerca de 427.970 t menos que la campaña anterior: destaca el descenso de Clemenules con unas previsiones de unas 243.225 t menos.

La consellera subrayó el esfuerzo de transparencia y el rigor técnico desplegado por el equipo de la Conselleria para poder ofrecer estas previsiones en el inicio de campaña. Así, señaló que, de nuevo, se ha ampliado la muestra, basando la estimación en una superficie de 3.243 hectáreas, frente a las 3.048 ha del año anterior o las 2.247 ha de la campaña 2014-15.

Como novedad también, dentro de esa muestra este año, se han visitado todas las parcelas citrícolas productivas, resultando aforadas 7.588, frente a las 6.399 de 2016.

El informe presentado a las organizaciones agrarias y a los medios recoge también un balance del final de la campaña 2016-17 en todo el Estado.

Elena Cebrián destacó que la Comunitat Valenciana se mantiene en cabeza en producción y comercialización citrícola, con 3.943.213 toneladas, solo un 0,3% inferior al primer aforo que se presentó hace un año.

Los cítricos valencianos representan el 55,4% de la producción estatal, seguida de Andalucía (29,4%) y Murcia (12,2%).

Región de Murcia

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca ha llevado a cabo los trabajos necesarios para establecer la previsión de cosecha de cítricos para la próxima campaña 2017-2018 en la Región de Murcia, que se sitúa en una producción total de 863.500 t, un 2% menos que la campaña anterior, que fue de 881.000 toneladas.

El director general de Innovación, Producciones y Mercados Agroalimentario, Fulgencio Pérez, afirmó que “aunque la previsión descienda respecto a la anterior campaña, se vuelve a tener una cosecha normal dentro de un marco de estabilidad en las producciones”.

Respecto a la campaña que ahora termina, la producción final del limonero en la Región de Murcia está en 575.000 toneladas, de las que 450.000 t corresponden a la variedad Fino, y 125.000 t a la variedad Verna. “Según el balance, la cosecha puede calificarse como normal y acorde con el potencial productivo actual de la Región”, afirmó el director general.

La producción de limón será 580.000 t y experimentará un incremento del 0,9%. En este sentido, Pérez dijo que “las lluvias caídas a principios de septiembre han repercutido positivamente en una disminución del estrés hídrico de determinadas zonas; pero en el caso de la variedad Verna se prevé una bajada en rendimientos debido principalmente a las elevadas temperaturas que afectaron a la floración en mayo y junio”.

La previsión de campaña contempla la bajada en otros cítricos como es el caso de la naranja. En este sentido, se estima una reducción de producción del 8%. En mandarina, la bajada se sitúa en torno al 4%, con descensos en Clementinas de media estación y ligeras subidas en variedades extratempranas y, sobre todo, en nuevas variedades tardías muy productivas.

En el caso del pomelo también se registra una bajada en la producción del 21% , con calibres más gruesos pero menos piezas por árbol. La floración ha sido irregular en ciertas zonas tradicionalmente cálidas, que tuvieron algunas jornadas de frío intenso en la plena floración del cultivo. El descenso de cosecha se aprecia de forma más acusada en las plantaciones de mayor edad, mientras que la previsión de producción en las plantaciones jóvenes es similar a la de la campaña pasada.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018