UPA-UCE destaca la consolidación del porcino Ibérico como sector estratégico

El porcino Ibérico ha mejorado su situación en Extremadura con respecto a hace unos años tras la crisis sectorial que padeció. Las razones de esta mejora se deben fundamentalmente a la implantación de la Norma de Calidad del Ibérico, la buena montanera de este año y a unos precios adecuados a la calidad del producto extremeño, según destaca UPA-UCE.

Con respecto a la Norma de Calidad, Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, incide en que “hay aspectos que mejorar”, señalando el problema que supone tener que inscribir a los machos Duroc en los libros genealógicos: “Nos han concedido una prórroga para el cumplimiento de este requisito, pero no entendemos por qué hay que inscribir a esta raza que supone un coste añadido para el productor y no aporta nada al consumidor”. Huertas tampoco comprende que los machos Duroc de prototipo del 50% no sean válidos en esta prórroga.

Con respecto a Itaca, el sistema para ayudar al cumplimiento de la Norma y aportar más transparencia al funcionamiento del sector, desde UPA-UCE alertan de que se debe mejorar la información de la industria en el sistema y reforzar los controles en los puntos de venta, que desde la organización profesional agraria califican de “puntos negros”, para garantizar a productores y consumidores que no se produzcan problemas de fraude.

Por otro lado, desde UPA-UCE ven con preocupación la intención de “crear un mercado paralelo” por parte de algunas industrias con productos que no están certificados por la Norma porque no cumplen con sus requisitos, para que compitan en precio con los productos ibéricos.

En este sentido, desde la organización profesional agraria reclaman a las administraciones públicas que vigilen y sancionen estas prácticas que intentan confundir a los consumidores y perjudican a todo el sector que cumple con la normativa: “Se trata de una competencia desleal y las Administraciones deben ponerle freno, ya que esta responsabilidad no puede recaer únicamente en la ASICI (Interprofesional del Cerdo Ibérico)”.

Para Huertas es imprescindible sacar adelante la IGP del Ibérico para “proteger y dar valor a este producto único”.

Con respecto a la campaña, el secretario general de UPA-UCE explica que la montanera de este año ha sido superior a la de 2015: “Hemos sacrificado en torno a 670.000 animales en toda España, un 25% más que el año pasado”. Los precios se han mantenido estables con respecto a la campaña anterior a excepción de la categoría de cebo de campo, que han sufrido una leve bajada: “Es necesario que esta categoría se refuerce. La industria tiene que darle un mayor valor por la calidad y relevancia que tiene dentro de la producción regional”, concluye.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015