UPA dice tomar las riendas de su federación en Andalucía

Una delegación formada por responsables de UPA ha comenzado esta mañana a tomar las riendas de su federación en Andalucía. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos avanza así en el proceso de renovación de las estructuras de su organización en la región que comenzó el pasado jueves con la destitución del ya ex secretario regional, Agustín Rodríguez, y de su Ejecutiva.

Una delegación de responsables de UPA comenzó este martes 3 de noviembre a tomar las riendas de la federación andaluza de esta organización, según una nota de esta organización agraria. Siguiendo el mandato del Comité Federal -máximo órgano de decisión entre congresos- del pasado jueves 29 de octubre, el objetivo es constituir una Comisión Gestora que se hará cargo del control de la organización hasta la celebración de un congreso en el que los afiliados elijan democráticamente a sus responsables.

UPA recordó que la decisión de su Comité Federal es irrevocable, y los responsables afectados –entre los que destaca el exsecretario general de UPA en Andalucía, Agustín Rodríguez- ya no ocupan oficialmente sus cargos, por lo que no está en su mano convocar comités ni reuniones de carácter ejecutivo, “ni de cualquier otra índole”. UPA añadió que el Comité Regional de UPA Andalucía está suspendido de sus funciones.

Los representantes del Comité Federal de UPA han llamado a la responsabilidad al exdirigente de UPA en Andalucía, le ha pedido que no emprenda “una huida hacia adelante” y le ha exhortado a “cumplir lo que dictan muy claramente sus estatutos”, en relación con la medida adoptada por el conjunto de la organización, “que es soberano también en Andalucía, evidentemente”, han recalcado.

UPA muestra  esperanzada en que su federación andaluza vuelva cuanto antes a la normalidad y se dedique únicamente a su misión, “que no es otra que defender, representar y prestar servicio a los miles de afiliados y afiliadas que tiene en toda Andalucía”.

Ratificación

Por su parte, la dirección de UPA-Andalucía ratificó este 3 de noviembre en su puesto de secretario general a Agustín Rodríguez, que ha denunciado una lucha de poder por parte de la dirección federal para quedarse con Andalucía y anuncia que tomarán todas las medidas necesarias para salvaguardar la integridad de la organización, según recoge la agencia EFEAgro.

Agustín Rodríguez compareció en Jaén, rodeado por los miembros de la comisión andaluza, después de que el Comité Federal de UPA anunciase el jueves apartar de sus cargos a todos los miembros de la Comisión Ejecutiva de UPA Andalucía, así como a los de las comisiones de Cádiz, Granada, Huelva y Sevilla.

El Comité Federal también decidió emprender actuaciones de carácter disciplinario, mediante la presentación de una denuncia a la Comisión Federal de Garantías, contra Agustín Rodríguez y Montserrat Moyano, por considerarlos máximos responsables, en tanto que máximos representantes legales de UPA Andalucía, de faltas muy graves que perjudican notablemente a la organización.

Rodríguez, que fue reelegido hace dos años con un respaldo del 98 por ciento, aseguró que además de que no tienen ninguna notificación oficial de la decisión tomada por la federal, la dirección nacional no tiene competencias para cesarlo, según los estatutos.

Asimismo, señaló que no lo pueden acusar de no liquidar las cuotas cobradas a los afiliados, porque la regional no tiene competencias sobre ello, sino que son las dirección provinciales las que se encargan directamente.

En este sentido, indició  que es verdad que muchas de las provinciales no han hecho efectivas las cuotas a la federal, porque están en una situación muy precaria desde el comienzo de la crisis, y que no son las únicas del territorio nacional que no las pagan.

Rodríguez insistió en que, una vez que ha sido ratificado, continuará en su puesto defendiendo los derechos de los agricultores, y cualquier decisión que se pueda tomar contra él o contra los secretarios generales de cualquier provincia andaluza tendrá que ser de un juez.

Para el secretario general de UPA-A, la batalla con la dirección federal no es nueva y lo que están haciendo con ellos “es una injusticia, una ilegalidad” porque “en toda España hay provinciales que no están al día, porque la organización está en crisis en todo el territorio nacional”.

“Me han pedido la dimisión por activa y por pasiva, presionándome durante tres días seguidos, y he tenido la frente muy alta al recibir el respaldo de todos mis compañeros”, aseguró Rodríguez, que insiste en que van a seguir trabajando día a día, y será el gabinete jurídico el que se encargue de la cuestión cuando tenga la notificación.

Añadió que “el problema es que quieren el control de Andalucía”, que supone casi el 25%  de la organización en España, “es una lucha por el poder, por el modelo de organización, porque no les gusta lo que se les dice” y porque “quieren coger la UPA-A a cualquier precio”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015