Un tercio de las importaciones de cereales de la UE se destina al mercado español

Nuestro país se consolida como primer importador de cereales de la Unión Europea, con un tercio del total adquirido en terceros países, y como el segundo en oleaginosas y proteaginosas, solo por detrás de Holanda. En cifras, en la semana 27 (a 2 de enero de 2018) mitad de la campaña 2017/18, ha importado algo más de 3,5 Mt de los distintos cereales, sobre todo maíz (más de 3 millones) y casi 4,3 Mt de oleaginosas-proteaginosas, un 17,57% del total comunitario.

De acuerdo al análisis realizado por los Servicios Técnicos de  Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias de España,  en el ecuador de la campaña actual de comercialización 2017/18, las exportaciones comunitarias de trigo blando siguen sin mejorar, ante la fuerte competencia de los orígenes del Mar Negro (Rusia, Ucrania y Kazajstán), elevándose a casi 10,6 millones, lo que supone un 20,2% y casi 2,7 millones menos que en la campaña anterior (13,26 Mt).

En trigo duro, las ventas comunitarias bajan aún con más fuerza en este mismo periodo, casi un 35% y en 213.506 toneladas, sumando 400.699 t, frente a las 614.205 t que se habían comercializado en terceros países por estas fechas en 2016/17.

En cebada, por el contrario, suben las exportaciones un 14,4%, hasta casi 2,61 Mt en relación a la campaña precedente; en maíz, sin embargo, descienden fuertemente, sumando 521820 t, un 60,86% y 811.402 t menos que en el mismo periodo de un año antes, debido también a la fuerte competencia existente en países como Brasil, Ucrania o Estados Unidos.

También se han colocado en mercados extra-UE  unas 63.674 t de centeno y 95.898 t de avena, con aumentos muy importantes respecto a un año antes, así como 572 t de sorgo. En total, hasta el 2 de enero, las exportaciones comunitarias de cereales sumaban casi 14,28 Mt, lo que supone un 18,43% y casi 3,23 millones menos que en las mismas fechas de la campaña 2016/17 (17,5 Mt) y un 29% y cerca de 6 millones menos que en la temporada 2015/16, según el análisis de Cooperativas.

Francia es el primer exportador comunitario, con 5,12 Mt exportadas, (31,5% del total) seguido de Rumanía, con 3,48 Mt (21,42%); Alemania, con casi 1,78 Mt (10,95%); Lituania, con 1,23 Mt (8,13%); Letonia, con 1,11 Mt (6,84%); Polona, con 643.351 t (3,96%), etc.  España ocupa un lugar marginal, con apenas un0,67% del total y 109.143 t comercializadas fuera de al UE, de las que 41.029 t son de sémola de trigo duro; 31.732 t de trigo duro; 16.839 t de harina de trigo blando; 7.616 t de malta; 5.742 t de avena; 5.466 t de maíz, 414 t de trigo blando, etc.

Importaciones

En cuanto a las importaciones de cereales, la UE había adquirido hasta mitad de campaña un total de casi 10,41 Mt, de las que un 72,21% y casi 7,52 Mt eran de maíz; otro 14,3% correspondían a trigo blando, con cerca de 1,5 Mt; un 8,92% a trigo duro, con 928.593 t; un 3,08% y 321.025 t a cebada; un 0,99% y 102.819 t a sorgo, etcétera.

El primer importador es España, con un 33,7% del total y casi 3,51 Mt, de las que algo más de 3 millones son de maíz grano; 263.848 t de trigo blando; 132.402 t de cebada; 71.090 t de sorgo; 7.421 t de centeno, etcétera.

Tras nuestro país, el segundo importador es Italia (casi 2,06 Mt), seguido de Holanda (1,61 Mt); Portugal (819.043t) y reino Unido (763.659 t).

Oleaginosas

 De acuerdo al análisis de Cooperativas, la UE habría importado hasta el 2 de enero pasado un total de 24,42 Mt, de las que un 17,57% y 4,29 millones habrían llegado a España, que se sitúa como segundo país importador por detrás de Holanda, que compró en este periodo (seguramente para reexportar, a su vez, gran parte) unas 5,48 millones de toneladas.

Del total de las importaciones españolas, un 36,5% corresponde a haba de soja, con 1,56 Mt; otro 21,6% a aceite de palma, con 926.000 t, y el 28,3% son de harina de soja, entre los productos más importantes.

Además, adquirió 279.994 t (6,5% del total importado) de aceite de girasol; otras 238.138 t (5,55%) de harina de girasol, así como cantidades menores de otras oleo-proteaginosas, como colza (45 t) girasol (17.810 t); harina de colza (13.993 t), y aceite de colza (14.813 t).

De las importaciones comunitarias hasta mitad de la campaña 2017/18, más del 40,9%, con prácticamente 10 Mt, correspondieron a harina de soja; cerca de otro 25% a soja, con casi 6,1 millones; un 12,94% a aceite de palma, con 3,16 Mt; casi un 8% a colza, con 1,95 Mt; un 7% a harina de girasol, con casi 1,72 Mt; un3,65% a aceite de girasol, con 890.341 t; un 1,12% a girasol, con 273.609 t; un 0,6% a aceite de soja, con 147.197 t; y un 0,41% a aceite de colza, con 99.851 toneladas.

Foto: Senasa.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015