Richenhagen, presidente de Agco, analiza los retos y oportunidades de la agricultura

En el contexto del fuerte aumento de la población mundial, Martin Richenhagen, presidente y director ejecutivo de Agco, ofreció hace unas semanas una conferencia a unos 400 invitados en el Kreissparkasse (caja de ahorros) de la ciudad de Biberach en la Alta Suabia (Alemania) sobre los retos y oportunidades que presentan esta tendencia.

Martin Richenhagen empezó su alocución subrayando que “la población mundial aumentará desde su nivel actual de unos 7.000 millones de habitantes a un valor estimado de unos 9.000 millones en el año 2050. Ningún plan, ningún presupuesto se ciñe a la realidad de manera más precisa que el crecimiento de la población. Y en el mundo 1.000 millones de personas ya están sufriendo por hambre”.

Sin embargo, Richenhagen está convencido de que estos problemas pueden ser resueltos: “Una población mundial al alza y los cambios en los hábitos de alimentación demandan un aumento significativo en la producción de alimentos. Este aumento esencial en la productividad solo puede lograrse usando las tecnologías y técnicas más avanzadas”. Asimismo, se declaró optimista en cuanto a que ningún otro sector ha aumentado su productividad de forma tan masiva como la agricultura.

Se estipula que un agricultor será capaz de alimentar a 200 personas en 2020 y a 250 pasados 40 años más. Ésta es una de las principales razones por las que Agco invierte en investigación y desarrollo unos 300 millones de euros anuales, de acuerdo con su visión de aportar soluciones de alta tecnología para agricultores profesionales que alimentan al mundo.

En este contexto, Martin Richenhagen también destacó el hecho de que el problema de los refugiados asociado al aumento de la población mundial solo puede resolverse con políticos que no solo hablen, sino que sobre todo actúen. “Debemos resolver los problemas de África con un enfoque local. Solo entonces tendremos paz y tranquilidad en la esfera de la política. Debemos asegurarnos de que las personas dejen de sufrir por hambre, de que tengan buenas viviendas, de su formación y de que puedan aspirar a un buen trabajo. Agco también ha considerado lo que puede hacer en esos países”, comentó.

Agco lleva unos años gestionando una factoría en Argelia, que fabrica maquinaria agrícola adaptada a las necesidades africanas. Desde 2015 también tiene una granja escuela en Zambia, conocida como la granja del futuro de África, donde enseña una amplia gama de conocimientos agronómicos a las personas de la zona, con el objetivo de mejorar la situación alimentaria en África.

En relación a las oportunidades que genera una población mundial creciente, Richenhagen se refirió a nuevos mercados en crecimiento como China y Brasil y las actividades de su grupo de maquinaria agrícola en esos países. “Estoy firmemente convencido de que la agricultura es el futuro a escala mundial”, añadió.

Durante el debate que se celebró a continuación, moderado por Gerd Neidlinger, presidente para el distrito de Biberach de la Verein landwirtschaftlicher Fachbildung (Asociación de Instituciones de Educación Agrícola), Martin Richenhagen contestó algunas dudas de los agricultores asistentes, tales como las manifestaciones que se producen cada año durante la semana verde internacional de Berlín en contra de la agricultura convencional.

Richenhagen expresó su punto de vista sobre este asunto de la siguiente forma: “Debemos tomarnos en serio a estas personas y explicarles con más claridad lo que hacemos. Debemos garantizar que estas discusiones sean más objetivas y recuperar un acceso normal a la agricultura moderna”. En este debate se trataron también otros temas como el informe de la agricultura mundial, la reducción de la presión en los suelos y la actual situación política en Alemania.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015