Oposición a que la agricultura pague el precio de las negociaciones comerciales de la UE con Mercosur

En vista del Brexit y de las próximas negociaciones comerciales con el bloque comercial latinoamericano de Mercosur, el COPA-Cogeca, la organización que defiende los intereses del sector agrario y cooperativo comunitario, subrayan que la agricultura no debe pagar el precio.

Tras una reunión de alto nivel con responsables la Comisión Europea, en la que se abordó la marcha de estas negociaciones comerciales, el presidente del COPA, Martín Merrild, afirmó que “uno de los mayores retos y decepciones que he tenido en su cargo de responsabilidad en los últimos dos años es la prohibición rusa de nuestras exportaciones agrícolas”.

Antes de la prohibición, todo el mundo nos animaba a producir más para satisfacer la próxima demanda. Pero, por razones políticas, se impuso una prohibición y perdimos nuestro principal mercado de exportación de la noche a la mañana. Muchos agricultores salieron del negocio cuando los precios se derrumbaron durante un período tan corto de tiempo”, añadió Merrild.

“Estamos dispuestos a afrontar el doble desafío de abordar el cambio climático y satisfacer la demanda que se avecina de manera sostenible y, además, apoyamos un enfoque más orientado hacia el mercado, pero los políticos no pueden dejarnos al descubierto de esa manera”, advirtió Merrild.

El presidente del COPA, afirmó que “la salida del Reino Unido de la UE es una gran decepción para nosotros también. Todavía es difícil creer que la gente del Reino Unido decidió salir de la UE”.

“El impacto es especialmente duro para Irlanda,  añadió, que exporta alrededor del 40% de sus ventas agroalimentarias al Reino Unido por unos 4.130 millones de euros. Mi deseo es encontrar una solución positiva para que Gran Bretaña siga siendo parte del Mercado Único y que se encuentre una manera de continuar comercializando con ese país, también en beneficio de los agricultores del Reino Unido que exportan mucho al mercado comunitario y cumplen con nuestros estándares “, añadió el presidente del COPA.

Al respecto, argumentó que “cualquier acuerdo comercial entre la UE y el bloque comercial latinoamericano de Mercosur debe ser justo y equilibrado también, pues no podemos aceptar una doble moral, ya que nunca habrá una competencia justa entre la UE y América Latina, porque no producen en las mismas condiciones, ni cumplen los  mismos estándares normativos. En este sentido, Merild recordó que “las importaciones al mercado comunitario deben cumplir el mismo nivel de controles de seguridad.”

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015