Adiós a José Carrillo de Albornoz Fábregas, ingeniero agrónomo e historiador

Jaime Lamo de Espinosa. Catedrático. Director de AgroNegocios
Ha fallecido recientemente José Carrillo de Albornoz Fábregas (Granada, 1931), un ingeniero agrónomo insigne, enamorado de su carrera,  que dedicó muchas horas a relatar la vida y la historia de muchos compañeros en su larga andanza profesional.

Su familia era propietaria de tierras de la Vega de Granada y en aquella ciudad comienza su afición por las matemáticas y la cultura así como por el campo granadino. Esa pasión por el campo le lleva a estudiar la carrera de Ingeniero Agrónomo.

Así, se doctora por la Universidad Politécnica de Madrid, y en los años siguientes se incorpora como ingeniero al Servicio Municipal de Parques y Jardines de Barcelona, donde permanece hasta su jubilación,  periodo durante el que ocupó la Dirección Técnica del mismo y, al tiempo, fue profesor y director de la Escuela Profesional de Jardinería “Rubió i Tuduri”.

Pero su labor docente no se limitó al ámbito de la jardinería ya que fue profesor titular en la Escuela Superior de Agricultura de Barcelona durante muchos años (1962-1986). También fue profesor de Técnicas de Arquitectura del Paisaje en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (1968-1983).

En esa especialidad suya contribuyó a fundar y fue miembro de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos y de la IFPRA (International Federation of Parks And Recreation Administration) de la que fue presidente durante tres años, asistiendo a numerosos congresos internacionales en diversos lugares del mundo.

A José Carrillo de Albornoz le gustaba escribir y publicó innumerable trabajos sobre su especialidad, pero probablemente la obra que le hizo más popular es la consagrada a “Los Ingenieros Agrónomos”. Cuando Carrillo de Albornoz se jubila decide retomar una antigua vocación suya, los estudios de Historia y se lanza como alumno oyente a asistir a clases regulares de Historia Medieval, obteniendo el diploma correspondiente.

A partir de ahí encontramos numerosas publicaciones suyas, ahora ya no agronómicas, sino históricas. Así es coautor del libro colectivo “Lanjarón, paisajes del agua” (Lanjarón, 1999) y ha publicado artículos sobre historia y genealogía en las revistas “Hidalguía” (Madrid, 2000 y 2001), “Historia 16” (nº 305, nº 333, nº 339 y nº 344 Madrid, 2001 y 2004), “La Aventura de la Historia” (nº 62, Madrid 2003) y “Fuente del Rey” (Priego de Córdoba, 1999, 2000, 2002 y 2003).

En diciembre de 2002 el Ayuntamiento de Santa Fe (Granada) publicó su libro “Al hilo de la Historia. Crónica de una familia de la Vega de Granada”, con prólogo del profesor Ruiz-Domènec. Su libro “D. Martín López de Córdoba. Crónica de una lealtad en tiempos oscuros”, con prólogo del profesor Peláez del Rosal, ha sido publicado en 2003 por el Ayuntamiento de Córdoba

En el año 2011 sorprende a la profesión publicando su obra “Los Ingenieros Agrónomos” (una aproximación, desde dentro, a 25 siglos de historia). Es un libro denso, amplio, bien documentado, donde narra la historia de la carrera deleitándose en el estudio de numerosos ingenieros agrónomos que, según él, dieron lustre a la profesión. Cualquiera que pretenda encontrar una historia personalizada de la carrera de ingenieros agrónomos debe buscar en ese libro las referencias que contiene y las menciones de aquellos que fueron los precursores de la carrera, llegando hasta los más modernos del siglo XXI. Se trata de una obra singular que bien merece ser consultada por cualquiera que tenga interés en la historia de la profesión.

Tuve la inmensa suerte de conocerle y tratarle personalmente cuando estaba escribiendo ese libro. La ilusión por lo que hacía y la pasión por la carrera se evidenciaban en aquellas conversaciones y se observaba que detrás de esa ilusión, de esa pasión, había un hombre íntegro, cabal, lleno de vida y con ganas de rendir un gran servicio a una carrera que él adoraba, a su carrera.

Descanse en paz.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015