El nuevo Grupo Cooperativo de 2º grado, Vidasol, prevé comercializar 1 Mhl de vino y facturar en torno a 35 M€

Los presidentes, Cesáreo Cabrera y José Joaquín Moreno, firmaron el pasado 10 de febrero la integración, en presencia del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, agrupación de productores que se beneficiará de las ayudas FOCAL. 

El grupo de comercialización VIDASOL, fruto de la unión de las cooperativas El Progreso de Villarrubia de los Ojos y Los Pozos de Daimiel, ambas de la provincia de Ciudad Real, ha nacido oficialmente el pasado 10 de febrero, con la firma notarial de esta integración comercial o constitución de la Cooperativa de 2º Grado, que se ha realizado en presencia del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, en nombre del Gobierno regional, principal impulsor de este modelo de uniones comerciales a los que priorizará en las ayudas FOCAL, pero también en otras líneas del PDR.

La firma ante notario la suscribieron Cesáreo Cabrera del Prado, presidente de El Progreso, y José Joaquín Moreno-Chocano Ruiz de la Hermosa, presidente de Los Pozos, actuando como testigos el propio consejero, junto al presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca; el presidente de Globalcaja, Carlos Sierra, y el director de Banca Rural de Globalcaja, Alberto Marcilla, entre otros.

Esta integración comercial de Cooperativas, que nace con el ánimo de aumentar la rentabilidad de sus vinos y poder competir mejor en el mercado internacional, será la primera agrupación de productores que se beneficiará de la línea de ayudas creada por la Junta de Comunidades para la integración comercial, que se convocará este 2017 acogidas al programa FOCAL. La inminente convocatoria de FOCAL está dotada con 70 millones de euros y prevé movilizar más de 500 millones de euros de capital privado.

En este sentido, la Consejería de Agricultura priorizará a aquellos proyectos que alcancen un volumen de facturación, como consecuencia de su unión con otras cooperativas. Con este objetivo el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en diciembre el Decreto que regula las Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional (EAPIR) de Castilla-La Mancha.

Este tratamiento diferenciado se hará extensible al ámbito de los agricultores y ganaderos, de manera que, aquellos que sean socios de cooperativas calificadas como EAPIR, tendrán prioridad y mayores ayudas en líneas como Incorporación de Jóvenes, Modernización de Explotaciones y otras ayudas convocadas por la Consejería de Agricultura dependientes del Programa de Desarrollo Rural (PDR).

Otras incorporaciones serán bienvenidas
El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, explicó que se necesitan empresas más grandes de las que tenemos; “pero no más grandes en kilos de uva -que las tenemos- sino más grandes en facturación, en millones de euros”. De esa manera, “seremos capaces de condicionar los mercados internacionales que es el principal objetivo en el que estamos inmersos, en una apuesta por la calidad que acabará repercutiendo en los viticultores”, afirmó

“Sois un ejemplo para otras cooperativas, enhorabuena por la valentía de emprender este proyecto ilusionante, que no es un camino fácil pero sois el primer proyecto empresarial en esta nueva era y tenéis que aprovechar las ayudas de la Administración para comercializar mejor e integrar a otras cooperativas”, finalizó

Cesáreo Cabrera, por su parte, destacó que esta integración es un paso más para competir con fuerza en comercialización internacional, tras las fuertes inversiones en reestructuración realizadas por las cooperativas en estos últimos años, “y de paso nos hacemos menos la competencia entre nosotros, porque vamos unidos, por eso invitamos a otras cooperativas a sumarse”.

El presidente de El Progreso estimó que Vidasol, en un año normal, podría comercializar unos 130 millones de kilos de uva y unos 100 millones de litros de vino y facturaría en torno a los 35 millones de euros. “Vamos a empezar con el vino a granel, seguiremos con el aceite de oliva y luego incorporaremos el embotellado de ambos productos”, explicó

José Joaquín Moreno-Chocano también ha subrayado que esta unión busca concentrar la oferta y abastecer nuevos mercados con el ánimo de aumentar el valor añadido de los productos. “En Castilla-La Mancha somos 215 cooperativas productoras y tenemos que unirnos para penetrar mejor en el mercado extranjero, de ahí que esta integración esté abierta a nuevas incorporaciones que siempre serán bienvenidas”, declaró.

Ángel Villafranca, por su parte, consideró que esta integración es un ejemplo: “Os animo a seguir adelante e incluir a más cooperativas”, añadió.

También Carlos Sierra mostró su satisfacción por esta integración y además de dar la enhorabuena a las dos cooperativas y desearles muchos éxitos ha garantizado que igual que Globalcaja las ha apoyado por separado “seguirá a vuestra disposición con este nuevo grupo”.

El Progreso de Villarrubia de los Ojos, www.bodegaselprogreso.com, nació en 1917 y celebra este año su Centenario. Produce una media anual de 85 millones de kilos de uva procedente de sus más de 12.000 hectáreas de viñedo que cuidan con esmero sus 2.300 socios, elaborando vinos cuyas marcas de referencia son principalmente “Vinos Ojos del Guadiana”, “Viña Xetar” y “Huertos del Palacio”, entre otras.

Los Pozos de Daimiel, www.bodegalospozos.com, nace a mediados de los años 80 y produce una media anual de 25 millones de kilos de uva, a lo largo de sus 1.200 hectáreas de viñedo que miman sus 135 socios, y elabora vinos cuyas principales marcas de referencia son “Clavileño”, “Castillo de Daimiel” y “Las Tablas”.

Los objetivos con esta integración de Los Pozos y El Progreso, cooperativas ambas acogidas a la DO La Mancha, pasan por concentrar la oferta y abastecer nuevos mercados, compitiendo con ventaja respecto a otros grupos

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015