Las salidas de aceite de oliva al mercado se recuperan, con alrededor de 124.000 t en mayo pasado

Las salidas al mercado de aceite de oliva en mayo pasado volvieron a sus niveles  medios habituales, tras la pausa del mes de abril, que coincidió con la Semana Santa. En dicho mes, según un avance muy provisional de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), se estiman 124.000 toneladas, con un aumento de 22.000 t respecto al mes anterior. La salida media mensual en estos ocho meses de campaña (octubre-mayo) se queda en unas 124.200 toneladas.

La producción de aceite de oliva en 2016/17 queda finalmente en 1.282.000 toneladas, una cifra media baja, aunque algo más elevada que las de la campaña 2012/13, en la que solo se lograron elaborar 618.200 t, y de la 2014/15, con 842.300 toneladas. Se queda, además, unas 113.100 t por debajo del volumen de la campaña anterior 2015/16.

Las importaciones estimadas de aceite de oliva en dicho mes, aunque aún habrá que esperar para tener el dato más exacto, son de 8.000 toneladas.

De  las 124.000 toneladas comercializadas en mayo, se estiman que a la exportación podrían haber ido unas 80.000 t, quedándose en torno a 43.000 t, en cifras redondas, para atender la demanda del mercado interior. El dato mensual de exportación sería el cuarto mejor en los ocho meses de campaña.

Las existencias totales, a 31 de mayo, quedarían en unas 691.000 t, unas 105.000 t menos que en abril y unas 80.000 t por debajo del stock que había en mayo de 2016. De las últimas seis campañas, serían las terceras más bajas en un mes de mayo, por encima de las de la campaña 2012/2013 /681.600 t) y 2014/15 (516.900 t), pero claramente por debajo de las que hubo en la campaña 2013/14 (1.014.300 t) y 2015/16 (770.800 t),

Las existencias en almazaras se situarían a finales de mayo en 471.000 toneladas, a solo cuatro meses de contabilizar para el final de la actual campaña. En manos de los envasadores, refinadores y otros operadores habría unas 195.000 t, unas 5.000 menos que en abril, siendo la tercera cifra más baja de las últimas seis campañas,  aunque unas 22.000 t más que las que tenían en mayo del pasado año. En los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero se guardarían otras 24.000 t, unas 4.000 menos que en abril pasado.

Con estos datos,  fuentes del sector consideran que al final de campaña, a 30 de septiembre, podrían quedar unas existencias ligeramente por encima de las 200.000 t, lo que se denomina “stock técnicamente 0” para enlazar con la siguiente campaña, cuya producción no empieza a salir hasta bien avanzado octubre y, más habitualmente, en noviembre y diciembre.

Desde ASAJA Córdoba se señala que con estas perspectivas de mercado, el precio en origen no tiene por qué variar de la tendencia actual, máxime teniendo en cuenta el déficit existente en el resto de los principales productores, como Italia, Grecia y Túnez.

Sobre la cosecha de la próxima campaña 2017/18, el presidente de esta organización agraria, Ignacio Fernández de Mesa,  considera que lo fundamental es que llueva, pues “pese a que la floración ha sido buena y la formación del fruto avanza, debido a las altas temperaturas y el déficit de precipitaciones acumulado, se puede perder mucha aceituna por el camino, a consecuencia del estrés hídrico del olivar.

Déficit mundial

Por su parte, desde Cooperativas Agro-Alimentarias de Andalucía se señala que, tras la última reunión del Comité Consultivo del Consejo Oleícola Internacional (COI), se confirma que España, primer productor mundial de aceite de oliva, ha sufrido una caída de producción del 8,7%, respecto a la campaña anterior. Lo mismo ha sucedido en otros países productores importantes como Italia, Grecia, Portugal y Túnez, siendo especialmente relevante Italia con una disminución superior al 60%.

Consecuentemente,  añade esta organización, se ha concluido que la campaña finalizará con una producción mundial un 20% inferior respecto a la del año pasado, lo que ha derivado en las menores disponibilidades de aceite de oliva para la comercialización resgistradas desde que existen datos del COI.

En línea con lo anterior, se destaca que el mercado dispondrá de 209.000 t de aceite de oliva como enlace de campaña para todo el mundo, lo que se conoce como stock “técnicamente cero”. Como se anunció hace unos meses, dichas existencias estarán prácticamente en su totalidad en nuestro país, que tendrá que abastecer el mercado mundial hasta bien entrado el mes de noviembre.

En definitiva, según las Cooperativas Agro-alimentarias andaluzas, teniendo en cuenta que se van a comercializar en torno a unas 14 Mt, y dado que el precio medio de aceite de oliva hasta la fecha es aproximadamente de 3,60 euros por kilo, se puede afirmar con seguridad que en esta campaña se batirá un nuevo récord envalor en la comercialización desde origen del aceite de oliva, superando los 5.000 millones de euros.

Sin duda, añade por último, se trata de una gran noticia para todo el sector, y particularmente para el 60% de la producción nacional que se encuentra en cooperativas andaluzas repartidas por 460 municipios andaluces, dónde el olivar es de una gran importancia económica y social.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015