Las frutas frescas subieron un 6% en el IPC de mayo, mientras los precios en origen se hundieron

El grupo de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas del Índice General de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 0,3% en el pasado mes de mayo, creciendo un 0,7% en estos cinco primeros meses y llegando al 1,1% en tasa anual,  frente al descenso mensual del 0,1% del IPC general, la invariabilidad en lo que va de año de este índice y la subida del 1,9% en último año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el grupo de alimentos con elaboración, bebidas y tabaco, los precios de la cesta de la compra subieron un 0,3% en mayo; un 0,5% en lo que va de año y un 0,4% desde ese mes del pasado 2016. En el de alimentos sin elaboración, el aumento fue también del 0,3%, acumulando un 1,4% anual y un 2,8% desde el mes de mayo del pasado año.

Por parcelas de alimentos, los que más bajaron sus precios de consumo fueron las legumbres y hortalizas, con una caída del 3,8%, así como el pescado y marisco (-0,5%). Por el contrario, los que más subieron fueron las frutas (+5,2%), la carne (+0,5%) y los aceites y grasas (+2,3%) por la reducida oferta de producción.

Más en detalle, las frutas frescas, es decir, las más perecederas, registra una variación del 6% mensual; del 8,4% desde primeros de año y del 3,2% en tasa interanual.

Otros alimentos con subidas de PVP considerables fueron en mayo fueron la carne de ovino (+2,5%), animado por la mayor demanda causada por las Comuniones y la caída de la oferta, aunque después de bajar un 7,2% en el acumulado de los cinco primeros meses y aumentar un 1,8% en el último año.

Los aceites y grasas aumentaron otro 2,3%, debido a las alzas en aceite de oliva, con lo que acumula un incremento del  5,1%  anual, a pesar de no haber problemas de oferta, aunque ésta sea muy justa, y un 2,3% en el último año.

Más levemente registraron también subidas la carne de ave (+0,8% mensual, +1% en el acumulado anual y +1,5% en un año); la carne de porcino (+0,7% mensual, +1% desde principios de año y +2,8% en el último año);  el agua mineral (+0,8%, las frutas en conserva y frutos secos (+0,5%) y las bebidas alcohólicas (+0,3%).

Un producto como la leche líquida registró un alza mensual del 0,2%, acumulando un 0,8% de subida anual y un descenso del 0,2% en el último año, mientras que los productos lácteos registran la misma subida, pero bajan un 0,3% y un 0,7%, en el año y desde mayo de 2016.

En cuanto a los descensos, la bajada más fuerte es la de las legumbres y hortalizas frescas, con una caída del 6,9% mensual, del 0,6% desde enero y, por el contrario, un aumento del 3,3% en el tramo interanual.

También baja el pescado fresco y congelado (-2,1% mensual, -3% en el año, pero +2,5% en el último año) y en menor medida cereales y derivados (-0,2%), pan (-0,1%) y preparados de legumbres y hortalizas (-0,1%).

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015