La UNIÓ pide a la Generalitat valenciana que retire la normativa de la pinyolà

La UNIÓ ha pedido hoy, en el transcurso de una reunió mantenida con la Conselleria de Agricultura, que se retire el Acuerdo del Consell de la Generalitat por el que se aprueban medidas para limitar la polinización cruzada entre plantaciones de cítricos tras más de veinticinco años de vigencia porque no ha resuelto nada y ha enfrentado a dos sectores importantes del sector agrario de la Comunitat Valenciana.

La UNIÓ ha presentado un exhaustivo informe en esta reunión donde especifica que la normativa que ha prohibido y limitado la actividad apícola en zonas citrícolas desde principios de los años noventa ha roto la convivencia de dos sectores agrarios de gran importancia y no ha servido ni para evitar la presencia de semillas en determinadas variedades de cítricos ni tampoco para hacer una ordenación varietal del sector citrícola de la Comunitat Valenciana.

A su juicio, las nuevas circunstancias del panorama citrícola, con variedades híbridas irradiadas y con nueva investigación en esta materia, hace necesaria una reconsideración de esta prohibición de la actividad apícola que provoca pérdidas en la renta de los apicultores pero también un grave daño a la biodiversidad y que, además, va en contra de las tendencias y recomendación de protección de las abejas que se está impulsando desde instancias comunitarias.

La UNIÓ considera que es posible y necesario un cambio de las políticas reguladoras de la actividad apícola porque existen variedades citrícolas estériles y hay investigación desarrollada al respecto. “Hay que llegar a una convivencia sin perjudicados, con cítricos de calidad y con nuestra excelente miel de azahar. Debemos sumar y no restar”, se indica en el informe.

En este sentido se solicita la supresión de cualquier normativa que evite asentamientos apícolas en las zonas citrícolas y la limitación y ordenación de plantaciones citrícolas híbridas polinizantes. Para este último aspecto se demanda un impulso a las variedades existentes que no provocan pinyolà, el impulso a la investigación de otras nuevas con las mismas características, así como evitar cualquier ayuda pública para las variedades híbridas que provoquen polinización. El informe plantea la autorización excepcional en determinadas zonas para la plantación de variedades citrícolas híbridas, de forma que sean las únicas donde se prohíban los asentamientos apícolas.

Para concretar todo ello, pide la constitución de una comisión, con carácter vinculante, compuesta paritariamente por las partes implicadas (citricultores y apicultores) para solventar conflictos particulares y establecer las medidas a implantar para conseguir la convivencia entre ambos sectores.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015