La organización valenciana La UNIÓ consensua cambios en la normativa de la pinyolà para próximos años

La organización profesional agraria valenciana La UNIÓ de Llauradors ha consensuado con todos los grupos parlamentarios de les Corts cambios para los próximos años en el acuerdo del Consell de la Generalitat por el que se aprueban medidas para limitar la polinización cruzada entre plantaciones de cítricos -pinyolà- con el objetivo de posibilitar la coexistencia de dos sectores importantes del sector agrario como son el citrícola y el apícola.

La UNIÓ ha presentado un exhaustivo informe a todos los grupos parlamentarios donde especifica que la normativa que ha prohibido y limitado la actividad apícola en zonas citrícolas desde principios de los años noventa ha roto la convivencia de dos sectores agrarios de relevancia y no ha servido ni para evitar la presencia de semillas en determinadas variedades de cítricos ni tampoco para hacer una ordenación varietal del sector citrícola de la Comunitat Valenciana. La UNIÓ considera que las nuevas circunstancias del panorama citrícola, con variedades híbridas irradiadas y con nueva investigación en esta materia, hace necesaria una reconsideración de esta prohibición de la actividad apícola que provoca pérdidas en la renta de los apicultores pero también un grave daño a la biodiversidad y que, además, va en contra de las tendencias y recomendación de protección de las abejas que se está impulsando desde instancias comunitarias.

Precisamente hoy se ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat (DOCV) el acuerdo de este año, aprobado ayer por el Pleno del Consell, que incluye un componente bastante negativo respecto al del pasado año, ya que se pasa de una prohibición de asentamientos de colmenas en zonas citrícolas de entre el 1 de abril y el 30 de mayo a ser ahora del 17 de marzo al 15 de mayo, es decir se adelanta quince días. Por la parte de mayo es positivo a juicio de La UNIÓ, pero para marzo es muy negativo porque únicamente se dan ocho días -en el anterior acuerdo eran diez- a partir de hoy para retirar las colmenas de las zonas no permitidas. Hay que tener en cuenta el período festivo de Fallas y Semana Santa que dificulta la posibilidad de búsqueda y acuerdos con los propietarios de nuevos asentamientos permitidos.

La UNIÓ considera que hasta que se enteren los apicultores de la prohibición no habrá tiempo material para retirar las colmenas. “Únicamente ocho días en las fechas festivas en las que entramos y la dificultad de conseguir otras zonas con permiso para dejar las colmenas que están débiles después del invierno es una auténtica barbaridad, teniendo en cuenta además que la flor del naranjo les sirve para coger fuerzas de cara a la trashumancia”.

En el apartado positivo del acuerdo se encuentra la supresión de la prohibición de asentamientos en algunas poblaciones que estaban en acuerdos anteriores y que permitirán la instalación de hasta 150 colmenas en dichas localidades.

Aparte de tratar de consensuar nuevas medidas con los grupos parlamentarios La UNIÓ también ha solicitado la constitución de una comisión, con carácter vinculante, compuesta paritariamente por las partes implicadas (citricultores y apicultores) para solventar conflictos particulares y establecer las medidas a implantar para conseguir la convivencia entre ambos sectores.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015