Geoxe, una nueva tecnología para tratar la fruta en campo y alargar su vida poscosecha

 

Más de 400 fruticultores y técnicos de cooperativas de las principales zonas productoras de pera y manzana de España han acudido a Lleida a la presentación de Geoxe, el nuevo fungicida de Syngenta que se aplica en campo para alargar la vida de la fruta.

Geoxe es una nueva tecnología de protección de la fruta de pepita antes de ser cosechada, que protege a las producciones de peras y manzanas contra las principales podredumbres responsables de la pérdida de fruta durante su conservación.

Pilar Plaza, técnico de poscosecha del IRTA (FILEminimizer)

Pilar Plaza, técnico de poscosecha del IRTA.

La jornada comenzó con un análisis del sector por parte de la asociación de fruta de Cataluña Afrucat, que destacó la importancia de las producciones de pera y manzana en España, que es el quinto productor de Europa con cerca de 500.000 toneladas de manzanas al año y 350.000 toneladas de peras.

Según Xavier Orteu, Director Técnico de Afrucat, la mayoría de las manzanas y peras que se producen en España se destinan a conservación y pueden estar en cámaras hasta 9-12 meses y las podredumbres que se producen durante ese periodo son un factor clave en la rentabilidad de la campaña. Así, desde Afrucat se estima que las pérdidas anuales por problemas en la conservación de la fruta alcanza en manzana llegan a un 18% y en pera a un 12%, lo que reduce enormemente los beneficios del productor.

La jornada continuó con un análisis de las principales podredumbres que afectan a peras y manzanas. Pilar Plaza, técnico de poscosecha del IRTA,  explicó que las principales enfermedades de conservación en pera y manzana son debidas a hongos como Penicilium, Gloesporium y Alternaria.

Los síntomas de estas enfermedades suelen desarrollarse durante el almacenamiento, pero la infección en muchos casos procede del campo y se produce en los días previos a la recolección. En otros casos las heridas y rozaduras causadas a la fruta durante la recolección son vía de entrada de la enfermedad, por lo que una aplicación en campo de fungicidas en pre-cosecha puede ser doblemente beneficiosa ya que previene los hongos que se dan en campo y ahorra el tratamiento en poscosecha que es más caro y complejo a nivel logístico.

 

Geoxe, una tecnología basada en unanti-fungico de origen natural

Consciente de la importancia de los problemas de conservación de la fruta para la rentabilidad de los productores, Syngenta ha desarrollado una nueva tecnología denominada Geoxe y que se basa en la acción de un anti-fúngico de origen natural (Fludioxonil), que es segregado por unas bacterias del genero Pseudomonas.

Geoxe 50 WG es un tratamiento pre-cosecha que mantiene la calidad de la fruta y que reduce las mermas por podredumbre en hasta un 70%, ahorrando además en muchos casos tratamientos posteriores en la central de conservación.

Más de 400 técnicos acudieron a la presentación (FILEminimizer)Victoria San Andrés, del departamento de I+d de fungicidas de Syngenta en Europa, explicó las características de este nuevo producto con basado en la acción de la materia activa Fludioxonil y que se presenta en granulado que se dispersa en agua. La dosis máxima de aplicación se encuentra en 0,45 kg/ha, con un máximo de dos aplicaciones.

Según San Andrés, Geoxe ha sido probado en 28 ensayos en microparcelas, con 18 ensayos en manzanos y 10 de peral, y en todos ellos se demostró la alta eficacia, compatibilidad y ausencia de residuos del producto. En este sentido, Geoxe no ha presentado fitoxicidad en los casi 30 ensayos y demostraciones en fincas comerciales en las diferentes variedades de manzano y peral en las que se ha probado, así como tampoco la tiene si se mezcla con diferentes productos fungicidas o insecticidas en estos cultivos.

Para finalizar, María do Carmo Pereira, responsable del portfolio de fungicidas de Syngenta para España y Portugal, recalcó que los buenos resultados dependen mucho de cuándo aplicamos el producto, por lo que Syngenta recomienda dos aplicaciones con Geoxe 10 días y 3 días antes de la cosecha, así como una alternancia con otras familias químicas para situaciones con fuerte presión que requieren un mínimo de tres tratamientos de fungicidas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015