Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y EOI abren la segunda edición de su Universidad de la Mujer Rural

Desarrollar el talento y el liderazgo de las mujeres en las zonas rurales de Castilla-La Mancha, potenciar sus actitudes, conocer las claves de su vida profesional para mejorarla e impulsar su autonomía económica son los objetivos de la Universidad de la Mujer Rural, que cumple su segunda edición impulsada por la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y la Escuela de Organización Industrial-EOI, en estrecha colaboración con la Junta de Comunidades a través de su Instituto de la Mujer.

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación, Andrés Gómez Mora, y la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Ana López-Casero, presentaron en Toledo la segunda edición de la Universidad de la Mujer Rural junto al director territorial de EOI, Javier Rivero, y la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez.

En ella se pone en marcha un  completo y práctico “Programa de Liderazgo y gestión empresarial” dirigido a mujeres empresarias, profesionales, directivas y técnicas de pymes, comercios y micropymes que estén interesadas en formarse en áreas como Liderazgo, Finanzas, Marketing e Innovación y Emprendimiento.

Para esta nueva edición, la formación se impartirá en las sedes de los Centros de la Mujer de las localidades de Madridejos, Villarrobledo y Torrejón del Rey entre los meses de mayo y octubre.

La inscripción está abierta en un formulario abierto en la página web www.fundacioncajaruralcastillalamancha.es y en www.eoi.es; o bien contactando con Artemisa Flores aflores@cajaruralclm.es.

Todos los cursos se impartirán en horario de mañana y son gratuitos, al estar cofinanciados por el Fondo Social Europeo, EOI y la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha.

Según explicó López-Casero, “uno de los propósitos de la Universidad de la Mujer Rural es potenciar la creación de referentes para las generaciones venideras, dentro del firme compromiso de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha con el desarrollo del talento femenino y la construcción de una sociedad rural mucho más plural e inteligente en la que nuestras mujeres son el  motor económico de nuestros pueblos”.

Tras el éxito de la primera edición de la Universidad de la Mujer Rural, donde se impartieron 8 seminarios en Talavera y Campo de Criptana y se formó a 183 mujeres, en esta nueva edición se ha optado por un programa más largo, compuesto de cuatro módulos complementarios, que profundizarán en las áreas de conocimiento necesarias para que una empresaria, profesional o directiva  pueda avanzar y crecer en su negocio.

De esta forma, habrá un módulo de “Habilidades Directivas, Liderazgo y Coaching para la Mujer Rural”, otro  titulado “Nuevas Tecnologías y Herramientas Digitales. Marketing en el siglo XXI. Cómo vender en el mundo digital”, un tercer módulo de “Finanzas para Empresarias y Emprendedoras no Financieras” y un cuarto dedicado a “Innovación y Nuevos Modelos de Negocio”.

El director territorial de la EOI apeló a un informe del Foro Económico Mundial, relacionado con la igualdad de género, que sostiene que España ocupa el puesto número 25 en políticas de igualdad, dato que consideró como acicate para presentar este tipo de programas, en los que EOI, una de las principales escuelas de negocio de España, tiene una amplia experiencia, recordó.

Según Javier Rivero, en este programa de “Liderazgo y gestión empresarial” los seminarios pretenden dotar de habilidades, conocimientos y oportunidades a mujeres del entorno rural con un total de 34 horas de formación, para que adquieran confianza con vistas a liderar sus empresas y mejorar su empleabilidad.

Destacó que “hay unas competencias relacionadas con la comunicación y la motivación donde las mujeres sobresalen con respecto a los hombres, y esto es muy valorado en las empresas”.

Por su parte, la directora del Instituto de la Mujer valoró la importancia de los fondos europeos “para que regiones históricamente desfavorecidas como Castilla-La Mancha hayan podido alcanzar cotas de desarrollo y bienestar como nunca antes habían tenido”, a la vez que resaltó la función de cohesión y humanización de la Unión Europea.

Araceli Martínez, quien ponderó la colaboración pública y privada que posibilita la Universidad de la Mujer Rural, agradeció a Caja Rural Castilla-La Mancha su compromiso con el desarrollo de nuestra región. “Cuando hablamos de Castilla-La Mancha inevitablemente tenemos que pensar en Caja Rural y en la importancia que ha tenido en cada una de nuestras provincias para desarrollar el elemento de identidad de nuestra Comunidad Autónoma, que es precisamente el medio rural”.

Martínez agregó que “no podemos pensar en desarrollo rural sin tener en cuenta el papel que juegan las mujeres, y Caja Rural Castilla-La Mancha es un ejemplo de apoyo al desarrollo rural con perspectiva de género, contando con las capacidades plenas de las mujeres”.

En este sentido, elogió el “compromiso interno” de la entidad con el género femenino, reconocido hace pocas semanas por el Instituto de la Mujer con el Distintivo de Excelencia en Igualdad, recordó.

“Las mujeres necesitamos referencias, pero las empresas también, y que haya empresas que se comprometan de una manera activa con la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres es fundamental para que Castilla-La Mancha sea nuevamente un referente en políticas de igualdad”, concluyó.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015