El uso de la tecnología contribuye al bienestar animal en las explotaciones ganaderas

Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS)
En el Día Mundial de los Animales, la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS) reafirma su compromiso con el bienestar animal destacando lo mucho que se ha avanzado en el camino correcto, como muestra la actual legislación Europea. Desde los años 50, la intensificación de la producción debido a la creciente demanda ha hecho preguntarse a ganaderos, legisladores y a la sociedad en general si los animales que nos alimentan son tratados correctamente a lo largo de toda su vida.

A partir de la segunda mitad del siglo XX la demanda de productos de origen animal creció debido a cambios económicos y de consumo. Esta demanda provocó una intensificación de la producción que aceleró los esfuerzos del sector para abastecer las necesidades de una creciente población. Este nuevo modelo productivo favoreció el desarrollo de patologías, reducción de los índices productivos, y generó una alteración en el comportamiento de los animales. Esto, unido a los avances en el conocimiento científico sobre la fisiología y etología animal y la creciente preocupación del consumidor por estos asuntos, hizo que se promoviera una legislación específica sobre esta materia.

El bienestar animal se entiende como un estado de salud física y mental, cuya legislación tiene como objetivo minimizar el sufrimiento animal, racionalizar la producción y mejorar la calidad de los productos. Para ello es necesario cubrir tanto las necesidades físicas y psicológicas de los animales en cautividad.

Adaptarse a la estricta normativa europea sobre bienestar animal ha supuesto un gran esfuerzo para los ganaderos, transportistas e industriales. El sector se ha visto obligado a realizar sustanciales inversiones, así como a aprender nuevas prácticas.

Para conseguir alcanzar los mínimos estándares de calidad requeridos, la tecnología ha sido una herramienta clave, tanto para la mejora de las propias infraestructuras y estructuras de alojamiento, como para la obtención de nuevos alimentos, sistemas de embarque y desembarque, gestión de residuos, productos veterinarios, tecnología de sacrificio, de transporte, de manejo, etc.

Sin embargo, desde la PTAS también queremos demandar una mayor racionalidad a la hora de legislar el bienestar animal y de que dichas normas se fundamenten en rigurosos análisis técnicos y científicos. Solo de esta manera se podrá proteger la calidad de vida de los animales, la viabilidad del sector ganadero y otros sectores relacionados, y garantizar al consumidor la disponibilidad de productos ganaderos, diversos, seguros y de calidad.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015