biogerm picola.jpg

El proyecto Biogerm, de Bodegas La Horra, lucha por mantener la autenticidad de la Tinta del País

Bodegas La Horra trabaja en la selección de un grupo de plantas de la variedad Tinta del País que sea capaz de afrontar con éxitos los rigores del cambio climático. Biogerm es un proyecto iniciado en 2013 por Bodegas La Horra que cuenta con la colaboración de los prestigiosos grupos de investigación de la Universidad Pública de Navarra y Neicker Tecnalia.

Los primeros resultados positivos de Biogerm, proyecto iniciado por Bodegas La Horra para que las futuras generaciones puedan seguir disfrutando de los antiguos tipos de la conocida variedad Tintas del País, permiten consolidar esta iniciativa de gran calado, que cuenta con un presupuesto financiable de 347.697€, el apoyo de dos grupos de investigación de reconocido prestigio en el ámbito vitivinícola (La Universidad Pública de Navarra y Neiker Tecnalia), la colaboración de Viveros Villanueva y el apoyo analítico de Excell Ibérica.

Biogerm, acrónimo de ‘Selección de biotipos y creación de un banco de germoplasma de Tinta del País en Ribera del Duero con metodología biodinámica’, se inició en 2013. El objetivo es la preservación de la biodiversidad intravarietal y la lucha contra el cambio climático.

Con la experiencia adquirida por Bodegas Roda en el trabajo realizado con los trempranillos riojanos desde el año 1998, Bodegas La Horra decidió iniciar en 2013 el proyecto Biogerm. El objetivo es recuperar el antiguo material vegetal de la variedad Tinta del País que existía plantado en los viejos viñedos de la Ribera Norte burgalesa, en los pueblo del entorno de La Horra.

La selección se ha desarrollado en tres líneas distintas. La primera ha consistido en recuperar la realidad de los antiguos viñedos siguiendo un sistema de selección de plantas al azar, que represente la realidad de lo existente, independientemente de sus características cualitativas. La segunda línea es la selección dirigida, buscando las plantas más interesantes bajo un criterio de calidad actual, racimos pequeños, equilibrados de baya pequeña. La tercera línea es también de selección dirigida pero hacia plantas que serán interesantes en una situación futura en la que probablemente el cambio climático cause una sobremaduración de las uvas. En este caso, se buscan plantas equilibradas pero de racimos más grandes, con bayas mayores y maduración más tardía.

Todos los procesos de recolección de yemas y trabajos de vivero se han desarrollado siguiendo criterios biodinámicos: se recogieron yemas de 492 plantas de viña procedentes de 85 parcelas en 9 municipios y se reprodujeron únicamente las plantas sanas que no estaban afectadas por las virosis habituales en viñedo. Durante el pasado mes de mayo se plantó todo el material vegetal sano, concretamente 238 tipos diferentes de Tinta del País que conforman un valiosísimo banco de variabilidad genética.

La apuesta por los productos naturales, ecológicos y biodinámicos fue unos de los motivos que impulsó a Bodegas La Horra a desarrollar Biogerm y a realizar una inversión en I+D+i para mitigar el efecto del cambio climático en el viñedo.

Los resultados preliminares de Biogerm son prometedores, según apunta Miriam Marchena, la investigadora principal del proyecto. Se han seleccionado 492 biotipos (cepas) procedentes de 85 viñedos viejos de la zona de los 9 municipios de la DO Ribera del Duero, y se ha creado un archivo georreferenciado con la ubicación de cada una de las cepas en cada parcela.

Durante las próximas campañas se estudiarán los diferentes tipos de Tinta del País, tanto a nivel vitícola como enológico. Una vez obtenidos datos de varias vendimias, se seleccionarán diferentes familias para plantarlas en el campo real. Como afirma Agustín Santolaya, ‘en esta gran Arca de Noé están las soluciones a muchos de los problemas futuros de la viticultura y ahora trabajamos en seleccionar un grupo de plantas que sea capaz de afrontar con éxito los rigores del cambio climático’.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015