noImage

El precio medio de la tierra aumentó un 1,4% en Andalucía en 2014, después de 7 años

Según el análisis interanual, se ha producido un cambio en la tendencia descendente de años anteriores y el precio medio provisional para Andalucía fue en 2014 de 17.995 €/ha, frente a los 17.707 €/ha de 2014, lo que supone un aumento del 1,4%. Desde el año 2007 no se producía un incremento en el precio medio de la tierra.

Según el informe, elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se han registrado subidas en las provincias de Almería (2,4%), Granada (8,6 %), Jaén (1,3%) y Málaga (5,8%), mientras que en el resto, Cádiz (-3%), Córdoba (-2,7%), Huelva (-0,3 %) y Sevilla (-0,7%) se han producido bajadas leves o prácticamente mínimas

En el caso de las tierras dedicadas a labor en secano, las bajadas fueron moderadas en las provincias de Almería y Cádiz, ambas con un 4,3%, y Córdoba, con un 6,5%, mientras que en el resto de provincias fueron de escasa consideración, salvo en Granada, que ha experimentado una subida del 13,7% de media.

En las tierras dedicadas a la labor en regadío, los precios medios en las provincias de Huelva, Jaén y Málaga no bajaron sino que se mantuvieron o aumentaron levemente, mientras que en el resto de provincias hubo bajadas de escasa consideración, salvo en la provincia de Almería, donde la pérdida del valor fue del 7,3%.

Los precios de las tierras dedicadas al cultivo de frutales de hueso en regadío prácticamente se mantuvieron en las provincias de Huelva y Jaén, mientras que se depreciaron en otras como Sevilla, Almería o Granada, hasta un 6,1% en esta última. La provincia de Almería sigue siendo donde más alto se encuentra el precio de la tierra destinada a estos frutales, con un valor medio de 62.645 euros por hectárea.

En lo que respecta a los frutos secos de secano, el precio se ha mantenido más o menos estable en las tierras destinadas a este uso en las provincias de Almería y Granada. Por el contrario, se apreciaron subidas moderadas o de manera considerable en Jaén y Málaga, con un 13,2 y un 8% respectivamente, provincias en las que el cultivo del almendro está en auge. En el análisis interprovincial, este tipo de tierras se encuentran más valoradas en Almería y Málaga, con 7.762 euros por hectárea y 9.180 euros por hectárea respectivamente, mientras que en Jaén se venden a 3.998 euros por hectárea de media.

En el caso del olivar en secano, en 2014 se produjo un importante ascenso del precio medio en Granada, un 16,9% de media, de manera que sigue siendo la provincia donde más cotizado se encuentra este uso, con una media de 36.723 euros por hectárea. En Málaga también se incrementó el precio en 2014, un 9% hasta alcanzar los 28.250 euros por hectárea de media. En el resto de provincias, las variaciones fueron de escasa participación, manteniéndose valores ligeramente por encima de los 25.000 euros por hectárea en Córdoba y Jaén.

En el viñedo de transformación en secano se han producido escasas variaciones con respecto a 2013. Los más valorados continúan siendo los de Córdoba, seguidos de los de Cádiz, a una media de 27.598 euros por hectárea y 25.310 euros por hectárea respectivamente. Por otro lado, el precio de los pastizales descendió moderadamente en aquellas provincias en las que más valoradas se encuentran este tipo de tierras. Los mayores descensos se produjeron en Cádiz, con un 6%, y Málaga, con un 5,7%. No obstante, Málaga es la provincia donde los pastos siguen estando más valorados, a una media de 5.860 euros por hectárea, seguida de Córdoba, a 5.017 euros por hectárea. Variación de precios por provincias

Bajas moderadas

Durante el año 2014, el valor de la mayoría de los usos de la tierra agrícola en la provincia de Almería descendió moderadamente. En el caso del viñedo de mesa en regadío, se produjo una bajada del 8,5%, fundamentalmente en la comarca del Alto Andarax, donde el valor medio pasó de 48.120 euros por hectárea en 2013 a 40.000 euros por hectárea en 2014.

Algunos usos en la provincia de Almería incrementaron su valor, entre ellos los cultivos protegidos bajo plástico, un 5,1%. El precio de los invernaderos varía de manera importante por las características de los mismos: suelo desnudo o acolchado, instalaciones de climatización, localización, agua, dimensiones de la finca o cercanía desde las carreteras, entre otros.

En la provincia de Cádiz continúa la bajada de precios salvo en los viñedos para transformación en secano, que se mantienen o aumentan ligeramente. En los regadíos, los precios se mantuvieron o bajaron ligeramente. El mayor descenso se produjo en pastos, con 6% de media.

En Córdoba, durante 2014 los precios bajaron algo en algunos usos y moderadamente en otros, de manera que los mayores descensos se produjeron en cítricos y labor de secano. En el caso de los cítricos, la bajada del precio de la naranja ha influido también en la rentabilidad de estas fincas y, por tanto, en los precios de las transacciones de compra-venta. Respecto a 2013, los descensos fueron del 6,5% en labor secano y del 6,8% en cítricos para consumo fresco. La única subida del precio de venta en la provincia se produjo en viñedo, un 0,4%.

En Granada, analizando las variaciones respecto a 2013, destacan los moderados descensos en frutales de hueso en regadío, un 6,1%, o los hortícolas al aire libre, con un 8,4%, pero también subidas de precio de cierta importancia, como en el caso del uso labor secano, con un 13,7%, o el olivar para transformación en secano en un 16,9%. En cuanto a las tierras de labor en secano, el ascenso de 2014 puede deberse al interés generado para plantar estas tierras de almendros o cultivar espárragos en secano.

En la provincia de Huelva, los ascensos fueron de escasa consideración, no mayores del 1,2% en frutal de hueso en regadío o el 1,5% en labor regadío. De mayor consideración, aunque también moderadas, fueron las bajadas de precio, con un descenso en fresa del 5,6%. Las tierras más valoradas continúan siendo las dedicadas al cultivo de frutos rojos. Pese a la bajada en el precio de este año, se cotizan de media a 45.878 euros por hectárea, seguida de los cítricos (41.027 euros por hectárea) y los olivares de regadío de transformación (31.518 euros por hectárea).

En Jaén, destacan suaves subidas en labor secano, con un 2%, y pastizal, con un 3,8%, y un importante ascenso del 13,2% en el precio medio de venta de los frutales de fruto seco en secano, principalmente almendro. En el caso de los pastizales, la subida se debe, fundamentalmente, a que se parte de valores muy bajos en los años precedentes.

El precio del almendro ha subido bastante, alrededor de 600-800 euros por hectárea de media debido, principalmente, al buen precio de la almendra, tanto en 2013 como en 2014. En muchas zonas se están comprando tierras de labor regadío para convertirlas en almendros de regadío. El precio de las tierras de labor regadío ascensió en 2014 un 1,3%.

En Málaga, los ascensos fueron generalizados, salvo en el caso de los pastizales, que continúan con una bajada de precios iniciada en 2011. Respecto a las subidas, destaca un ascenso del 20,7% en frutos carnosos. En cuanto al cultivo de frutos secos en secano, cuyo cultivo más representativo en la provincia de Málaga es el almendro, se produjo un ascenso del precio medio de compra-venta en 2014 del 8%. Destaca, igualmente, el incrmento de las fincas en producción ecológica de almendro debido a la demanda externa de este producto. Otras subidas de importancia fueron las del limón (8,6%) y el olivar de transformación en secano (9%).

Por último, la provincia de Sevilla ha experimentado poca variación en el precio de los distintos usos de la tierra. En general, las variaciones fueron a la baja pero de escasa consideración, las más importantes se produjeron en los usos frutal de hueso en regadío, un 2,4%, y olivar para transformación en regadío, un 3,5%. En el caso de los frutales de hueso en regadío, se observó un ligero descenso del precio de compraventa en 2014, en parte debido a los bajos precios que ha sufrido el sector en las últimas campañas. Respecto al olivar, el precio de venta de las plantaciones se ve influido por el precio al que se paga la aceituna según destino.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015