AVA-ASAJA y La Unió denuncian un inicio “desastroso” de la campaña citrícola 2016/17

Las organizaciones profesionales agrarias de la Comunidad Valenciana,  AVA-ASAJA y La Unió de Llauradors, denuncian que la nueva campaña citrícola  2016/17 está siendo en estos meses iniciales bastante “desastrosa”, con unos precios medios en campo, teniendo en cuenta las cotizaciones oficiales de la Conselleria de Agricultura, entre un 25-30%  inferiores a los de las mismas fechas del pasado año.

Ante esta situación, preparan ya iniciar movilizaciones para exigir soluciones a las Administraciones públicas por su falta de respuestas eficaces a los problemas del  sector,  como contra las grandes compañías de la distribución alimentaria por su política de precios que, añaden, son la ruina de los citricultores.

La sectorial de cítricos de La Unió de Llauradors denuncia que la actual campaña citrícola transcurre por unos derroteros desastrosos, con unos precios medios para los productores casi un 30% inferiores a los de las mismas fechas de la pasada campaña.

Si el inicio de la campaña ya tuvo precios más bajos, por ejemplo, las clementinas tempranas se cotizaron a un 33% menos que la anterior, las cosas han ido a peor conforme han pasado las semanas para el resto de variedades. La media de descenso en el conjunto de todas las variedades es del 27% y si tomamos en consideración las dos predominantes observamos como la mandarina Clemenules tiene un precio que es un 33% más bajo y el de la naranja Navelina un 20% inferior.

A esta bajada de precios, según La Unió, hay que sumar el aumento de los costes de producción del 10% para los agricultores como consecuencia de la sequía.

La ausencia de compra-ventas por parte de los comercios es generalizada en prácticamente todas las comarcas y existe aún mucha cosecha colgada en los árboles. Tan sólo las cooperativas recolectan a un ritmo normal. Numerosos productores de cítricos han trasladado a esta organización agraria su impotencia y desesperación al ver como sus cítricos pueden caer al suelo si no se recolecta en un periodo de tiempo prudencial, “lo que podría llevarles a aceptar cualquier oferta incluida a resultas o a comercializar, una práctica ya minoritaria pero que visto el transcurrir de la campaña podría volver a darse”.

La sectorial de cítricos de esta organización agraria estudia posibles acciones de protesta ante el desarrollo tan nefasto de la campaña y trasladará a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, todas las prácticas ilegales que detecte en campo y las prácticas abusivas que haga la gran distribución.

Precisamente, hace unos días esta organización pudo comprobar en dos centros comerciales ofertas que podrían vulnerar la Ley de la Cadena Alimentaria, tal y como ha remitido a la AICA y a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat.

En un caso, se trata de una oferta de Alcampo, coincidiendo con el Black Friday, donde 5 kilos de naranjas cuestan 1,99 € (0,40 €/kg) y un kilo de mandarinas se oferta a 0,59 euros/kg.

En el otro establecimiento, Carrefour, se regalan cuatro kilogramos de naranjas por compras superiores a 40 euros desde el 18 hasta el 27 de noviembre.

Son únicamente dos casos de las prácticas de descuentos y ofertas que realizan las grandes superficies a costa de los agricultores. La Unió no está en contra de las ofertas a los consumidores siempre y cuando las paguen las cadenas de distribución y no los productores con el precio que perciben.

El uso de los cítricos como reclamo para que estas cadenas tengan más beneficios en otros productos no puede ser a costa del trabajo y esfuerzo de los agricultores.

La situación tan negativa de la campaña se extiende a otras CC.AA productoras. La Unió indica que el Gobierno español no ha sido capaz de defender los intereses de los citricultores españoles en Europa, tal y como ha ocurrido con el reciente acuerdo con Sudáfrica, ni tampoco es capaz de hacer cumplir con la legalidad contemplada en la Ley de la Cadena Alimentaria.

Pérdidas acumuladas

Por su parte, AVA-Asaja cifra en más de 81 millones de euros las pérdidas acumuladas por los productores en lo que llevamos de campaña citrícola, tras registrar los precios un hundimiento que oscila entre el 25 y el 30% respecto a los percibidos durante el anterior ejercicio a estas alturas de la temporada.

Estos datos forman parte de un informe sobre la evolución del actual curso citrícola que fue dado a conocer durante la reunión de la sectorial de naranjas y mandarinas de AVA-ASAJA, donde los asistentes expresaron su profundo malestar por la nefasta trayectoria que está siguiendo la campaña.

Ante la gravedad de la situación, los productores de cítricos decidieron por abrumadora mayoría iniciar una campaña de movilizaciones para exigir soluciones a la crisis y denunciar ante la opinión pública una situación que consideran insostenible.

Aun a falta de perfilar los detalles, las protestas se dirigirían tanto contra las administraciones, por su falta de respuestas eficaces a los problemas del sector, como contra las grandes compañías de la distribución alimentaria, por su política de precios que suele traducirse indefectiblemente en cotizaciones de miseria para el eslabón más débil de la cadena de valor, es decir, los agricultores.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, manifestó que las demandas que van a trasladarse a los gobiernos central y autonómico se concretarán en la puesta en marcha de un paquete de medidas, que incluyan la retirada del mercado en fresco y su distribución en colegios, instituciones benéficas, etc. También reclama campañas para la promoción del consumo y medidas eficaces de control y vigilancia en el mercado alimentario para detectar abusos que perjudiquen a los agricultores.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015