Apuesta por el valor añadido y la comercialización en el I Congreso de Frutos Rojos

El l Congreso de Frutos Rojos cerró sus puertas en Huelva tras dos días de análisis y debates por parte de las más de 1.000 personas, profesionales relacionados con este sector, que se acercaron a la Casa Colón.

La analista de mercado del departamento de Marketing de BerryWorld Ltd., Gloria López, ha compartido con el auditorio la visión británica en la comercialización de berries, para lo cual ha distinguido tres tipos de mercado -emergentes, maduros y complejos, según la fase de desarrollo en la que se encuentre-, explicando para cada uno de ellos las estrategias de comercialización a seguir.

De todo ello, ha extraído las siguientes conclusiones: las distintas fases de desarrollo de un mercado exigen diferentes estrategias, la diferenciación es clave para añadir valor añadido, el trabajo conjunto con el supermercado es esencial desde el inicio y será muy importante para consolidar la demanda en el futuro, y sin calidad, lo demás no sirve de nada. No obstante, y sea cual sea el nivel de desarrollo del mercado, López ha recalcado la importancia de la calidad, basada en ‘la elección de la variedad adecuada’.

El valor añadido ha sido el leit motiv de la segunda parte de la ponencia de la tarde. El prestigioso economista Juan Ramón Rallo ha centrado su exposición en la necesidad de aportar por una agricultura basada en el concepto de valor añadido, aportando reflexiones concretas sobre el sector de las berries.

Según Rallo, la clave está en hacer del fruto un producto de alto valor: único, con poder de mercado y centrado en el consumidor. En este sentido, ha aportado las claves para añadir valor en la forma: transformando la materia prima en un producto de calidad y aportando garantías en cuanto a seguridad, pertenencia, reconocimiento y autorrealización, refiriéndose a la búsqueda por parte del consumidor de productos saludables, gustosos y que señalicen compromiso ecológico.

Del mismo modo, ha detallado las claves para añadir valor en la información para cambiar la percepción del producto final del parte del consumidor. De esta manera, ha dicho, hay que explicarle por qué se debe estar dispuesto a pagar un sobreprecio por la calidad y la salud. El etiquetado, la Denominación de Origen, las campañas de marketing y la concienciación social son grandes bazas en este sentido.

Para añadir valor en la localización, Rallo ha incidido en la necesidad de colocar el producto final de calidad en el lugar apetecido por el consumidor y en la necesidad de garantizarle el abastecimiento regular del mismo.

Finalmente, para añadir valor en el tiempo, ha señalado a la idea de proporcionar el producto de calidad en el lugar y en el momento deseado, para lo cual habría que alargar las temporadas de producción y comercialización, diversificando en variedades, técnicas de cultivo o refrigeración.

De forma paralela, el Congreso ha acogido la celebración de un programa paralelo de ponencias comerciales donde empresas ligadas al sector han mostrado sus productos y servicios a los congresistas.

 

Segunda Jornada

Por otro parte, la comercialización y los procesos industriales e innovadores de estas frutas centraron la última jornada de este cónclave que el gerente de Freshuelva ha calificado como ‘muy productivo’

La segunda y última jornada del Congreso de Frutos Rojos, que ha congregado a más de 1.000 personas en la Casa Colón de Huelva, se ha centrado en la puesta en común de los últimos estudios e investigaciones que sobre las cualidades saludables y nutritivas de las berries se han llevado a cabo.

Así lo ha puesto de manifiesto en su ponencia el catedrático de Nutrición del Departamento de Bromatología y Tecnologías de los Alimentos de la Universidad de Córdoba, Rafael Moreno Rojas, que ha destacado precisamente la proliferación de estudios desarrollados en los últimos años sobre los efectos beneficiosos para la salud de la fruta en general y de las berries en particular.

En este sentido, ha resaltado que hay elementos comunes a todos los frutos rojos y otras sustancias que predominan en unos más que en otros, apuntando que todas las berries tienen efecto antioxidante, las fresas tienen más componentes antiinflamatorios y que, junto a la frambuesa, contiene sustancias antitumorales que sirven para prevenir cánceres como los de mama, útero, próstata o piel. Las moras, por su parte, contienen partículas que las hacen muy beneficiosas contra la diabetes.

Rafael Moreno ha subrayado que, no obstante, la composición de los frutos rojos es muy variable, animando a apostar por una estabilidad de la misma necesaria para que un comité científico avale las cualidades saludables y que estas puedan reflejarse en el etiquetado de los productos.

Por su parte, la vicerrectora adjunta de Profesorado de la Universidad San Pablo CEU, Beatriz Ramos Solano, ha expuesto un proyecto llevado a cabo en la empresa Agrícola El Bosque basado en la mejor de la producción de moras aumentando y estabilizando los niveles de compuestos bioactivos mediante el empleo de bacterias de origen natural beneficiosas para las plantas.

Beatriz Ramos ha explicado que el potencial antioxidante de la mora se debe a los metabolitos secundarios, compuestos bioactivos que, además de ser antioxidantes, pueden prevenir el desarrollo de enfermedades como la obesidad, el síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares o enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

La segunda jornada del Congreso de Frutos Rojos la abrió el presidente de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Aurelio del Pino, que puso de manifiesto que hay un ‘importante recorrido’ para la mejora de la comercialización de los frutos rojos porque apenas tienen un 28,15% de penetración en el consumo, con 2,97 kg por personas del mismo. Además, en el caso de la fresa, este consumo descendió el pasado año en un 3,7% en volumen y en 12,7% en valor.

Por ello, ha apostado por la cooperación de productores y cadenas distribuidoras basada en un diálogo técnico riguroso profesional, el conocimiento y el análisis para aprovechar el margen de mejora de la comercialización de los frutos rojos, sobre todo, en el mercado nacional.

En este contexto, ha considerado ‘importante’ llevar a cabo una estrategia integral que, en materia de comunicación, se base en la mejora de la comunicación sectorial, en intensificar la información sobre el producto y en generar sinergias de comunicación.

En materia de posicionamiento, ha apostado por una mayor segmentación de los productos y un mejor posicionamiento de la marca; mientras que, en materia de comercialización, ha apuntado a la importancia de mejorar la planificación de la producción, a hacer más estable el suministro en cantidad, calidad y precios y a la colaboración entre productores y distribuidores en los puntos de venta.

Aurelio del Pino también ha considerado ‘importante’ para el sector la apuesta por la investigación y el desarrollo en materia de envases, presentación del producto y en gamas; mientras que, en el ámbito de la distribución, ha creído necesario la coexistencia de modelos de negocio, la generación de valor y la ejecución de una buena estrategia.

Por último, el gerente del Centro Tecnológico de la Agroindustria, Adesva, Aurelio Gómez, explicó los proyectos que desde el centro se están desarrollando para la cuarta y la quinta gama del sector de los frutos rojos, gracias a la aplicación de I+D+i y a las técnicas aplicadas para la mejora del ciclo útil de estos productos en fresco.

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez Guillén, dio por concluida esta primera edición del Congreso de Frutos Rojos agradeciendo a los ponentes su participación y la información transmitida al sector; a los participantes por su asistencia e implicación en el cónclave; y a las empresas asociadas, adheridas y entidades colaboradoras, su colaboración con Freshuelva para la configuración del ámbito técnico del Congreso. A todos, los emplazó a la próxima edición del próximo año después de haber considerado este primer encuentro ‘muy productivo’.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015