Suez ofrece un servicio global para la transformación de las explotaciones agrarias

Suez, a través de su división de agricultura, ayuda a los empresarios agrícolas a hacer frente a los grandes retos del futuro como el aumento de población y al cambio climático. Gracias a las más modernas soluciones y al asesoramiento experto, abre la puerta a nuevas oportunidades para uno de los sectores más importantes a nivel global.

Un ejemplo de ello es la modernización de una finca en Gurrea de Gállego (Huesca) cuyo propietario, Ricardo Arribas, tradicionalmente había dedicado su explotación a cultivos extensivos, pero teniendo en cuenta la evolución del mercado ha decidido cambiar su estrategia empresarial hacia la plantación de cultivos más eficientes y rentables.

Tras realizar un estudio preliminar de las condiciones de la finca, el equipo de Suez asesoró al propietario para optimizar la rentabilidad, en función de cuestiones clave como el tipo de terreno, el acceso al agua, la climatología y la propia extensión de la finca.

Finalmente, se concluyó que el terreno, por todas sus características, era ideal para un cultivo leñoso en intensivo, como el olivo. Así, la transición hacia el cultivo de olivo en intensivo servirá para adecuar la producción a la realidad del mercado y de la propia finca, y ayudar a la modernización de la explotación.

Este proceso de actualización debía ir acompañado de tecnologías y soluciones que permitieran optimizar otros pilares de la actividad agrícola. Por ello Suez ha recomendado la transición desde un sistema de riego tradicional hacia un sistema de riego por goteo, mucho más eficiente (en torno al 95% de eficiencia), que permite aplicar de forma precisa los insumos que el cultivo necesita en cada momento. De este modo, la actividad agrícola es más rentable y respetuosa con los valores de desarrollo sostenible.

Por la realidad de la explotación agraria, todo el proyecto se desarrollará de forma modular, ampliando y actualizando diversas zonas de la finca a lo largo del tiempo.

«En todas las fases de la actuación el agricultor se encuentra acompañado; desde el inicio en el estudio y diseño del proyecto, durante la plantación y construcción del equipamiento necesario, hasta en la gestión y explotación de la finca, ya que el equipo de Suez interpretará la información desprendida de la tecnología incorporada en campo y resolverá en unos parámetros concretos de manejo de las necesidades de riego del cultivo», concluyen desde la compañía.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018