¿Perciben los ganaderos un precio justo en un país deficitario?

¿Sabemos consumir la mejor leche? España es un país deficitario en producción de leche de vaca. Produjo unos siete millones de toneladas de leche en 2017, según datos del FEGA, y a pesar de que el consumo de lácteos muestra una caída continuada año tras año, caída de más del 20% en la última década, según el MAPA, no logramos cubrir el consumo de productos lácteos. Revertir esta tendencia es uno de los principales retos del sector lácteo a corto plazo. Este hecho no parece ser suficiente para poder garantizar un precio justo al ganadero.

 

María Rey Campos. Ingeniera Técnica Agrícola. COITA de Lugo

El coste de producir un litro de leche está en torno a los 0,32 euros/litro (fuente MAPA), sin embargo, el precio medio ponderado en 2017 fue de 0,319 euros/litro, según datos del FEGA. Según los datos anteriores, algunos productores no estarían ganando dinero a través de su actividad, sino simplemente cubriendo los costes de producción o incluso perdiendo dinero.

Los productores ante esta situación optaron por dos vías diferentes: aumentar el volumen, es decir, producir más litros de leche para así diluir los costes fijos u optimizar los recursos (bienestar animal, genética, instalaciones, cultivos), todo ello encaminado a reducir al máximo los costes.

La leche producida en España es un alimento que pasa por unos estrictos controles de calidad higiénico-sanitaria y trazabilidad a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria antes de llegar al consumidor.

A pesar de que la leche se produce y transforma en condiciones de máxima calidad y seguridad alimentaria, los españoles no alcanzamos el consumo de lácteos recomendados en una dieta sana y equilibrada. Un estudio de Anibes refleja que un porcentaje importante de la población española no alcanza las recomendacionesde ingesta de calcio, magnesio y vitamina D. La principal fuente de calcio es la leche, siendo recomendable tomar tres vasos de leche al día o el equivalente en otros productos lácteos.

Este hecho viene provocado, porque los consumidores españoles, en general, no tienen conciencia de consumir productos lácteos como hay en otros países de la UE. La leche se nos lleva presentando desde años como un producto reclamo y no estamos acostumbrados a apreciarla ni a pagar por ella el precio que se merece. Producimos leche líquida para brik UHT, pero no somos expertos en producir productos lácteos de mayor valor añadido como puede ser queso.

Por otro lado, el descenso del consumo de leche está en las modas nutricionales relacionadas con las bebidas vegetales que preocupan cada vez más a médicos e investigadores, pues no hay estudios suficientes que determinen que estas son mejores que la leche de vaca.

Para leer el artículo completo pincha en el link de más abajo


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018