Nuevos henificadores Claas Volto 45, 55 y 65

Claas renueva totalmente su ya consagrada gama de rastrillos henificadores Volto. Además de una estética puesta al día, los nuevos modelos Volto 45, 55 y 65 incorporan multitud de innovaciones tecnológicas, como el concepto de flujo rectilíneo Max Spread y la transmisión sin mantenimiento Permalink.

Los nuevos Volto 45, 55 y 65 son fiables incluso en las condiciones más difíciles, como pueden ser los desniveles y las parcelas estrechas o de forma irregular. Por ello, son ideales para las explotaciones pequeñas y medianas que utilicen maquinaria propia.

Incorporan el concepto de flujo rectilíneo Max Spread, que ya estaba presente en los modelos más grandes de la gama. De acuerdo con esta eficaz configuración, las horquillas rastrilladoras están colocadas en posición oblicua y retrasada respecto al sentido de la rotación, por lo que siempre entran en contacto con el cultivo moviéndose en la misma dirección del avance o transversalmente a esta.

De esta forma, además de poder avanzar a más velocidad —lo que aumenta la capacidad de trabajo—, se ahorra combustible, puesto que el motor está menos revolucionado. Y como el forraje pasa entre los molinetes siguiendo una trayectoria prácticamente rectilínea, este apenas sufre y el rendimiento es muy alto. También los brazos de los molinetes tienen una disposición retrasada, lo que contribuye a que el esparcimiento sea más amplio y uniforme.

Por lo que se refiere a la transmisión del movimiento, los tres nuevos modelos Volto emplean el embrague patentado de dedos Permalink, un sistema sin pérdida de potencia sea cual sea la posición de trabajo que, además, no precisa mantenimiento. Las articulaciones Permalink son plegables hasta 180º, con lo cual el conjunto resulta muy compacto en posición de transporte.

 

Seguridad y precisión en pendiente

La barra de accionamiento y enganche al tractor (CKL) garantiza la seguridad incluso en los terrenos más accidentados, porque gracias a ella los giros son siempre suaves y la máquina no se acelera al descender pendientes.

Cuando se eleva la barra, el henificador se centra automáticamente. Además, esta permanece activa durante el transporte por carretera y transfiere el peso de la máquina al elemento inferior del enganche. De esta forma, queda fijada en la posición de transporte y el bastidor no soporta peso. Las sensibilidad de la barra de enganche es regulable.

 

Distintos anchos de trabajo para distintas necesidades

Los anchos de trabajo de los nuevos modelos van desde los 4,50 m del Volto 45 hasta los 5,20 m del Volto 55 o los 6,40 m del Volto 65. En el Volto 45 y en el 65, los molinetes tienen un diámetro de 1,50 m, mientras que en el Volto 55 es de 1,70 m. Los tres modelos tienen función de elevación por cilindro hidráulico de simple efecto y cable para bloquearlos durante el transporte.

Otro elemento incluido de serie son las barras protectoras, resistentes pero flexibles, con cuatro o seis soportes fabricados en poliamida reforzada con fibra de vidrio. El equipamiento básico también incluye un sistema de acoplamiento tripuntal muy robusto con montura incorporada para el eje de accionamiento universal, y posición de estacionamiento para la manguera hidráulica. Entre los elementos opcionales están una caja de engranajes especial para trabajar por la noche, una rueda de guía y un deflector lateral que evita esparcir más allá de las lindes de la parcela.

Los nuevos Volto 45, 55 y 65 sustituyen a los anteriores modelos Volto 45, 52 y 64 , y estarán a la venta a partir de la próxima temporada.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018