Los países del Sur de la UE buscan una posición común ante la futura PAC post-2020

España, Francia, Italia y Portugal buscan una posición común ante los debates sobre la futura Política Agrícola Común (PAC), conscientes de que aumentarán su peso institucional tras la previsible salida del Reino Unido del club comunitario.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, mantuvo el pasado jueves una reunión, en la sede del Ministerio, con sus homólogos de Francia, Italia y Portugal para tratar sobre la PAC post-2020, a la que seguirá un nuevo encuentro en Lisboa en marzo.

El encuentro del pasado jueves 8-F en el Ministerio de Agricultura (www.mapama.gob.es) se enmarca en las reuniones que este departamento está desarrollando con distintos Estados miembros, como con anterioridad con Polonia, con los que espera compartir posiciones y tejer posibles alianzas en relación inicialmente con la Comunicación de la de la Comisión sobre “El futuro de la alimentación y la agricultura”, presentada en diciembre por la CE, y cuyas ideas y orientaciones marcarán los debates sobre el futuro de la PAC en los próximos meses.

En el encuentro en la sede de Atocha, los cuatro países acordaron elaborar un documento, en el que se recojan los puntos comunes sobre la citada Comunicación, que será presentado ante la Comisión Europea y en el Consejo de Ministros de Agricultura del próximo mes de marzo.

En esta reunión, se abordaron distintos aspectos, como los relacionados con el futuro del presupuesto de la Unión Europea post 2020, sobre el que los cuatro países señalaron la necesidad de contar con unos recursos financieros suficientes y “ambiciosos” para garantizar una PAC ambiciosa.

Además, se trataron aspectos relacionados con el Nuevo Modelo de Aplicación, recogido en la Comunicación, el sistema de pagos directos, la gestión de crisis y la gestión de riesgos, así como los aspectos medioambientales vinculados a la PAC.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, señaló que “se están viendo todas las posibilidades” desde el punto de vista agrícola, con reflexiones sobre lo que pueden suponer el `Brexit´ o las dotaciones fingieras hacia otras políticas.

También se está analizando la propuesta del comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, con el fin de que la aportación presupuestaria de la UE se incremente del 1% actual al l 1,1% del PIB de los Estados miembros, para cubrir los “desfases” por factores, como la salida del Reino Unido de la UE o la financiación de los nuevos desafíos comunitarios.

Según Cabanas, los cuatro Estados miembros del Sur de la UE comparten que “es fundamental un período transitorio adecuado” en dicha reforma, que ofrezca “garantías a los agricultores para evitar rechazos en los pagos de las ayudas”.

También coincidieron en el mantenimiento de los “pagos acoplados y desacoplados” a la producción, con “flexibilidad” para que cada Estado miembro los oriente hacia sectores más estratégicos para la supervivencia del medio rural, así como en la necesidad de “profundizar” sobre los aspectos medioambientales de la futura PAC.

Sobre la idea expuesta en la Comunicación de una mayor responsabilidad a los Gobiernos a la hora de gestionar la PAC a través de Planes estratégicos nacionales, España, Francia y Portugal “mostraron una posición clara de compromiso para rechazar la cofinanciación“, mientras que Italia señaló que prefiere “seguir estudiando su postura”.

Sobre este asunto, los países seguirán avanzando para ver si se puede incorporar alguna “referencia” respecto a ese tema en su documento final, que los cuatro países ultimarán en una nueva reunión en Lisboa.

Por otro lado, acordaron “seguir avanzando” en las propuestas sobre la gestión de riesgos, porque consideran que la reserva de crisis con la presente PAC no ha dado “respuestas reales” a los problemas de mercado.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018