Las cosechadoras CX7 y CX8 de New Holland aumentan su capacidad

New Holland Agriculture ha introducido una serie de mejoras que aumentan la productividad de la serie CX7 y CX8. Estas cosechadoras que cumplen con Fase V de la normativa de emisiones gracias a la tecnología ECOBlue HI-eSCR 2, incorporan un nuevo cilindro progresivo mejora el rendimiento de trilla e incrementa la capacidad de la cosechadora.

Las cosechadoras CX7 y CX8 incorporan el sistema de trilla de cuatro cilindros de New Holland, con un cilindro desgranador de 750 mm de diámetro, que trilla con suavidad y eficacia a la vez que conserva la alta calidad de la paja. New Holland mejora ahora aún más el rendimiento de trilla de esta serie con el nuevo cilindro progresivo opcional. Éste incorpora unas barras desbarbadoras desplazadas en el cilindro que son adecuadas para todo tipo de granos pequeños y pueden configurarse para maíz. El diseño del cilindro progresivo garantiza un flujo más uniforme del producto que reduce el ruido en la cabina y los posibles atascos. Utiliza un 16% menos de la potencia total de trilla, con el consiguiente ahorro de combustible. Según apuntan desde la marca, esta nueva característica incrementa la capacidad de la cosechadora, hasta en un 10%.

También ofrece un nuevo kit de cilindro de baja velocidad para aquellas operaciones en las que la calidad del grano sea fundamental. Esta función permite al operador reducir la velocidad del cilindro para conseguir un porcentaje aún menor de rotura de grano.

Los controles en la cabina ofrecen ahora más funciones y mejoran la productividad del operador. La criba y la precriba se ajustan ahora de forma remota, sobre la marcha, desde la cabina. La distancia entre el separador rotativo y el cóncavo del sistema Multi-Thresh se controla ahora remotamente desde la cabina. La boca pivotante del tubo de descarga se controla mediante la palanca multifunción CommandGrip, lo que permite al operador descargar el producto con precisión para mejorar la uniformidad de llenado del remolque.

Entre otras mejoras destinadas a aumentar la productividad se incluyen: el control de altura del cabezal con entrada del sensor de presión en el AutoFloat III para garantizar un mejor seguimiento del suelo en terrenos irregulares, el sensor en el recogedor de piedras que alerta al operador cuando está abierta la compuerta y la apertura automática del cóncavo durante la inversión.

Asimismo, estos modelos incorporan un nuevo esparcidor de tamo de discos dobles patentado que distribuye la granza en toda la anchura del cabezal. El operador controla la velocidad del esparcidor desde la cabina en respuesta a las condiciones meteorológicas o de cultivo y cambia entre picado e hilerado con solo pulsar un botón.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018