Las abuelas y abuelos rurales, activos imprescindibles de nuestra sociedad

La organización feminista del medio rural Fademur celebra el Día Internacional de las Abuelas y Abuelos poniendo en valor su “inestimable aportación a la sociedad rural”.

 Estos abuelos subsanan en parte la falta de servicios básicos como las guarderías.

Fademur recuerda que las personas mayores del mundo rural son uno de los grupos sociales más vulnerables en nuestro país “por muchas razones”, incluida la de que suelen recibir las pensiones más bajas del sistema de la Seguridad Social.

Para mejorar la calidad de vida de los mayores, y promover un envejecimiento activo en el mundo rural, Fademur está desarrollando un programa nacional, “Cuidándonos para un futuro mejor”.

 Según esta Federación, en el mundo rural viven más personas de edad avanzada que en el mundo urbano. Los mayores de 65 años suponen más del 28% de la población en los pueblos de menos de 2.000 habitantes, mientras que en las ciudades suponen el 17,7% de la sociedad.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales ha querido celebrar el día de muchas de estas personas: el Día Internacional de los Abuelos y Abuelas, este 26 de julio.

Fademur quiere agradecer públicamente su contribución al funcionamiento de la sociedad rural., explicando que, tras años de pérdidas de servicios en el mundo rural, “las abuelas y abuelos llevan sobre sus hombros la carga derivada de la falta de servicios básicos como los servicios públicos de transporte o cuidado de los más pequeños”.

 Sin embargo, Fademur recuerda que las personas mayores del mundo rural también “son uno de los grupos sociales más vulnerables” porque también ellos sufren la falta de servicios, como hospitales, geriátricos o centros de día y recortes –como las pérdidas de ayuda a la dependencia, que provocan soledad, abandono y despoblamiento. A esto se añade el hecho de que los abuelos rurales perciben “pensiones de miseria”.

Las pensiones más bajas de España se encuentran en los pueblos: en el medio rural son un 41% inferiores que en el medio urbano. Es por esto que la población mayor que vive en los pueblos tiene un 35% más de posibilidades de caer en la pobreza y la exclusión social que en las ciudades, según el indicador AROPE.

Sobre este aspecto, Fademur señaló que las mujeres mayores rurales son las que peor situación afrontan debido a la histórica invisibilidad de su trabajo.

“Muchas mujeres rurales mayores se ven abocadas a recibir una pensión de viudedad tras haber trabajado una vida entera”, critican desde Fademur.

Por todo ello, Fademur está trabajando con este grupo de edad a través del programa “Cuidándonos para un futuro mejor”. Esta iniciativa consiste en la promoción del envejecimiento activo entre la población mayor de 65 años.

El objetivo es darles las herramientas para que mejoren por sí mismos su bienestar físico, psicológico y social. Para ello, se están celebrando talleres por muchos pueblos de toda España.

Además, el programa cuenta también con la colaboración de una “red de voluntarias por un envejecimiento activo” por todo el país, que apoya la difusión del programa y divulga sus objetivos entre la población local.

En Fademur no pretenden luchar solas por el envejecimiento activo, por lo que la organización está promoviendo el compromiso “Mayor hoy”, con cuya firma empresas, entidades e instituciones se comprometen a luchar por un futuro mejor para las personas mayores.

Foto: Joaquín Terán.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018