La nutrición del olivar en manos de expertos

Desde complejos totalmente asimilables que responden a las necesidades del cultivo, pasando por abonos indicados para demandas concretas del olivo como es el caso del potasio, hasta propuestas para reforzar la planta ante situaciones de estrés hídrico, Yara ofrece un programa completo de soluciones para la nutrición de su olivar.

En primer lugar cabe destacar YaraMila™ OLIVO, un fertilizante complejo altamente higroscópico con nitrógeno nítrico y amoniacal, fósforo, potasio, azufre y boro, totalmente disponibles y asimilables por el olivo, para una nutrición del cultivo altamente eficaz.

Una nutrición eficiente con nitrógeno disponible y asimilable favorece la rápida incorporación del fertilizante a la solución del suelo, asegurando un crecimiento óptimo en cada etapa. El efecto sinérgico del azufre con el nitrógeno, evita pérdidas por volatilización y lavado.

El fósforo en forma de polifosfatos interviene en los procesos fisiológicos que requieren aporte extra de energía, el resultado: en unas raíces más fuertes, mejor brotación y floración. El potasio es un elemento determinante en la calidad del fruto, favorece una óptima maduración y combate las posibles fases de estrés de la planta. Los micronutrientes que contiene YaraMila™ OLIVO ayudan a tener un cultivo con mayor vida útil. El boro evita malformaciones en los brotes, es esencial en el cuajado de los frutos y para conseguir su pleno desarrollo.

 

Micronutrientes determinantes para el crecimiento del olivo

En forma de polvo y , específicamente formulado para el buen crecimiento y desarrollo del olivar, dentro de la gama YaraVita, encontramos YaraVita™ OLIVO, un fertilizante foliar que contiene nitrógeno y magnesio, así como boro, hierro, manganeso y zinc, micronutrientes determinantes para el crecimiento del olivo y para obtener rendimientos más altos y mayor beneficio, cuya asimilación y disponibilidad es limitada debido a su baja concentración en el suelo y al pH del mismo.

YaraVita™ OLIVO es el producto adecuado para obtener un árbol sano y más productivo, corregir carencias de dichos micronutrientes y prevenir la aparición de clorosis, malformaciones en los brotes y caída de frutos. Además permite optimizar la asimilación de los macronutrientes presentes en el olivo.

Se trata de un producto seguro, eficaz y fácil de usar, que además, se puede mezclar y aplicar en combinación con otros tratamientos fitosanitarios, lo que conlleva un ahorro de costes de aplicación.

 

La clave, un potasio de acción rápida

El potasio está involucrado en muchos procesos celulares que se dan en las plantas. Influye en el estado de hidratación del árbol. Interviene en la formación de glúcidos y lípidos, su deficiencia puede reducir la velocidad de crecimiento y provocar quemaduras en los bordes de las hojas. Juega un papel importante en la maduración del fruto, así como en su calidad y almacenaje post cosecha.

Este nutriente tiene un impacto significativo en la producción de aceitunas, favoreciendo el endurecimiento del hueso y el engorde de la aceituna. La aplicación de YaraVita™ AGRIPOTASH al cultivo del olivo por vía foliar aumenta el rendimiento de la aceituna, manteniendo su calidad, lo que se traduce en una mayor rentabilidad para el agricultor.

Al igual que YaraVita™ OLIVO, YaraVita™ AGRIPOTASH se puede aplicar en combinación con otros tratamientos fitosanitarios.

 

Prevenir los desórdenes nutricionales con calcio

Por último, YaraVera™ NITRAMID es un fertilizante nitrogenado de alta graduación con calcio totalmente soluble y asimilable, que ayuda a reforzar la planta ante situaciones de estrés hídrico y a mantener la integridad celular lo que previene desórdenes nutricionales durante la maduración. Mejora cualidades como la firmeza y durabilidad del fruto, alargando la vida útil del producto final.

Este producto también aporta nitrógeno en tres formas distintas garantizando su disponibilidad desde la aportaciónhasta el final del cultivo.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018