Innovaciones en los tractores estrechos o especiales

En los años recientes, las ventas de tractores estrechos han subido en España mucho más que las del resto de tractores, representando más del 40% del mercado de tractores nuevos. Un factor que influye en estas cifras en el mercado de nuevas unidades es que hay mucha penetración de tractores estándar procedentes del extranjero para alimentar el mercado de segunda mano en nuestro país, mientras que de fuera vienen muy pocos tractores estrechos. Además su campo de aplicación es cada vez más amplio, pues no solo trabajan en las plantaciones de viñedos y frutales, sino también en jardinería y servicios municipales.
Jacinto Gil Sierra. Dr. Ingeniero Agrónomo.

Algunos desarrollos tec­nol­ó­gi­cos, como son por ejemplo los que reducen el radio de giro, se diseñan inicialmente para equipar los tractores estrechos, de modo que tengan una buena maniobrabilidad en las cabeceras de viñas y huertos fru­tales. Los desarrollos tecnológicos más espectaculares, que cuando se intro­du­cen empiezan equipando los tractores de mayor tamaño, van después exten­dién­dose a tractores cada vez menos po­ten­tes y más pequeños.

En este momento ya ha llegado a los tractores estrechos dispositivos tales como las transmisiones continuas CVT, el guiado automático o las pantallas que informan al conductor de varias funciones del tractor que, su­ma­dos a los específicos para tractores de esa gama, hace que su tecnología esté al mismo nivel o incluso superior que la de los tractores de alta potencia. El próximo paso, esta vez por obligación, será la reducción de las emisiones hasta el nivel de la norma más exigente.

Los tractores estrechos están hasta aho­ra exentos de cumplir con la norma de reducción de emisiones más estricta Euro V. La razón es que para llegar a esos niveles de sustancias contaminantes tan bajos hacen falta dispositivos ta­les como filtros de partículas, catalizadores o reducción catalítica selectiva, que ocupan mucho espacio. En los tractores estándar se han podido acoplar todos esos elementos (incluidos los depósitos de AdBlue), pero en los tractores estrechos no había espacio para todos y solo montan algunos para cumplir con la nor­ma menos estricta de la Fase 3b.

Hay que tener en cuenta que los tractores vi­ñe­ros tienen anchuras totales entre 1 y 1,10 m, y los fruteros entre 1,30 y 1,40 m. Las autoridades de la Unión Europea com­prendieron que tractores preparados para pasar por las calles de las viñas ne­cesitaban una excepción y actualmente cumplen con la norma de reducción de emisiones que cumplían todos los tractores en el año 2014.

Pero en el año 2020 los tractores estrechos también deberán cumplir la norma Euro V y los fabricantes se están preparando para instalar en sus motores los dispositivos necesarios para reducir las emisiones a niveles mínimos. Los nuevos motores incorporados a los tractores estrechos, los sistemas de refrigeración y los depósitos de combustible ahora son más compactos y ocupan me­nos espacio bajo el capó. Ya hay en el mercado modelos de tractores estrechos que, aunque aún no equipan los dispositivos de reducción de emisiones a esos niveles (que, por supuesto, los encarecerán), han sido diseñados con suficientes huecos libres bajo el capó para instalarlos cuando sea obligatorio.

Los dispositivos de reducción de emisiones serán, por tanto, los próximos que se incorporen a los tractores estrechos, pero en la actualidad ya tienen equipamientos que no envidian en nada a los de los mo­delos de mayor tamaño y potencia.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018