ASEMAC: cae la producción de pan en España por primera vez en 30 años

El director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, ha avanzado los datos de consumo de pan durante la presentación de los datos económicos de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC).

El sector ha funcionado perfectamente y en ningún momento ha habido desabastecimiento. El pan, un alimento tan básico y fundamental en nuestra dieta, ha estado todos los días disponible para los españoles”. Con estas palabras, el director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Miguel Herrero, ha agradecido el esfuerzo realizado por la industria de pan, la bollería y la pastelería durante el estado de alarma como consecuencia del COVID19.

Herrero ha participado en la presentación, a través de medios telemáticos, de los datos económicos de ASEMAC del año 2019 y ha aprovechado para avanzar los datos de 2019 del panel de consumo del Ministerio de Agricultura, en los que se ha producido cierta estabilidad en la compra de pan y un ligero descenso en su consumo, concretamente del 1,4%, acompasado de un incremento del precio medio de un 1,5%, de forma que cierra en los 2,43 €/kg.

El gasto medio por persona y año en pan, según datos del Ministerio, es de 75,59€, una cantidad que conlleva una reducción de un punto con respecto a lo invertido en el año 2018. Cada individuo español consume de media una cantidad de 31,08 kilos de pan al año, lo que supone una reducción de 2,5% del volumen con respecto a lo ingerido en el mismo periodo del año anterior.

Respecto al consumo en hogares de productos de pastelería y bollería, durante el año 2019 disminuyó en una proporción del 0,6% con respecto al año 2018. De igual manera, en valor cayó en 1,2% durante los últimos doce meses. El precio también experimentó una caída del 0,7%, cerrando en 5,05 euros por kilo.

Por otro lado, el director general de la Industria Alimentaria ha destacado que la pandemia ha hecho que recuperemos el valor de los alimentos. “Hemos recuperado muchas recetas de repostería y muchas familias han hecho pan en casa. Eso es bueno, porque hemos aprendido a darnos cuenta del valor que tiene hacer pan, porque no se trata solo de mezclar unos ingredientes y ya está. Hay una maestría, y eso es un trabajo que hay que reconocérselo a la industria y a los panaderos, que hacen magia todos los días produciendo alimentos como el pan”.

Durante la presentación, el presidente de ASEMAC, Felipe Ruano, ha recordado que en 2019 se produjeron 942.675 toneladas de masas congeladas en España, un 2,8% menos que en 2018. El dato viene provocado por un descenso en la producción de pan en 2019 de un 4,3% con respecto al ejercicio anterior.

Es la primera vez que, en los treinta años de vida de la asociación, se registra un descenso en la producción de pan. Eso sí, el año pasado se produjeron en España 185.373 toneladas de productos de bollería, un 3,9% más que en 2018.

Felipe Ruano ha puesto en contexto esas cifras con relación a la evolución del sector en los últimos cinco años, en los que la producción de masas congeladas ha aumentado en España un 5,3%, pasando de 894.605 t en 2015 a las ya mencionadas 942.675 t de 2019. En ese mismo intervalo, la producción de pan se ha estancado en un 0,8% mientras que el segmento de la bollería creció un 28,7% en este último lustro.

Por último, el presidente de ASEMAC ha señalado la gravedad de la crisis que ha supuesto el cierre del canal de Horeca para los productos semielaborados como consecuencia de la pandemia, provocando el cierre parcial o total de las fábricas y la presentación de ERTES.

“La crisis del COVID19 ha ocasionado que algunas empresas hayan tenido descensos de fabricación de hasta un 70%. La recuperación dependerá del nivel de endeudamiento de cada empresa”, ha afirmado Felipe Ruano.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018