FMC incide en la importancia de alternar el uso de materias activas para evitar resistencias

FMC Agricultural Solutions está llevando a cabo diversas jornadas de formación con agricultores y técnicos de Murcia y Almería,con el objetivo de alertar sobre la aparición de resistencias en cultivos de tomate y otras hortícolas bajo plásticos, en plagas como Tuta absoluta.

La reducción de materias activas y la presión de los supermercados, que no solo exigen cumplir con los LMRs establecidos por la Unión Europea, sino que, además, limitan la aparición de residuos en frutos a pocas materias activas, están comprometiendo, sin ninguna base científica, la alternancia de diferentes modos de acción.

Todo ello está llevando a los productores a tener que seguir malas prácticas agrícolas comopor ejemplo la repetición de aplicaciones de productos top (que no afectan a la fauna auxiliar, elevada eficacia, favorable perfil toxicológico) así como la aplicación de fitosanitarios a través del riego por goteo (para minimizar la aparición de residuos en frutos) lo que refuerza la aparición de resistencias.

En la primera jornada de formación, organizada por FMC Agricultural Solutions en Águilas (Murcia), más de 100 agricultores y técnicos han asistido a las diferentes ponencias que tuvieron lugar para tratar este grave problema, empezando por la de Antonio Monserrat, técnico de plagas del IMIDA de Murcia.

Este experto destacó que en Murcia se han hecho muy bien las cosas en la última década y se han aplicado técnicas de control biológico y estrategias de producción integrada, pero la reducción de materias activas de los últimos años y la presión irracional de los supermercados está provocando que empiecen a aparecer resistencias en plagas como la Tuta absoluta.

Antonio Monserrat pidió un poco de sentido común a autoridades y supermercados, que están haciendo una presión innecesaria y desproporcionada a los agricultores, con exigencias muy por encima de los que marca la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), reduciendo drásticamente sus alternativas de tratamientos. Y remarcó que las frutas y hortalizas que actualmente se están comercializando son, sin duda alguna, las más seguras de toda la historia.

En la misma línea habló Pablo Bielza, Catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena y asesor externo del Comité de Prevención de Resistencias Insecticidas (IRAC) en España, quien destacó que nuestro país estaba libre de resistencias a Tuta absoluta gracias al buen trabajo realizado por parte de todas las personas implicadas en el proceso productivo, siendo un ejemplo en Europa frente a países como Grecia, Italia o Francia.

Sin embargo, la fuerte presión realizada por los supermercados sobre los agricultores españoles está poniendo en peligro la continuidad de este buen trabajo, haciendo que empecemos a tener las primeras resistencias en una plaga de muy complicado control.

 

Alternar materias activas y dejar 60 días entre aplicaciones, clave para un buen control de Tuta absoluta

Para Pablo Bielza estamos a tiempo de revertir esta situación si tomamos medidas y concienciamos a los agricultores de este problema, para que utilicen todas las herramientas a su disposición para combatir la Tuta absoluta (prácticas culturales, lucha biológica, alternancia de materias activas, etc).

Bielza aseguró que el agricultor tiende a abusar del uso de productos “cinco estrellas” como Altacor 35WG, ya que tiene alta eficacia en la plaga objetivo, no dañando a la fauna auxiliar, y con un perfil toxicológico favorable, pero deben alternarlos con otros productos si no quieren que pierdan su eficacia a medio plazo.

Por tanto, la única opción para evitar la aparición de resistencias es alternar productos con diferentes modos de acción, dejando los productos más eficaces, como Altacor 35WG, para aplicarlos en el momento donde sea más necesario controlar la plaga.

Esta aplicación siempre debe ser por pulverización sobre la planta y a las dosis recomendadas, nunca a través del riego por goteo, ni por debajo de la dosis indicada en etiqueta. Y, por último, después de usar las aplicaciones recomendadas de una materia activa, no volver a utilizarla durante 60 días, para que varias generaciones de la plagano estén expuestas al mismo modo de acción y así evitar la aparición de resistencias.

 

Altacor 35WG y Steward 30WG, las soluciones de FMC

David de Scals, responsable del portfolio Insecticida de FMC Agricultural Solutions destacó que, los agricultores, no pueden relajarse en la aplicación estricta de los programas de producción integrada y deben usar todas las herramientas a su alcance para luchar contra Tuta absoluta para evitar el fenómeno de las resistencias.

FMC cuenta con dos de las familias químicas más eficaces contra Tuta absoluta, como es Indoxacarb (MOA 23) y Rynaxypyr (MOA 28), que pueden y deben alternarse con otros productos a base de otras familias químicas con diferente modo de acción, realizando y usando las diferentes herramientas; culturales (eliminación malas hierbas, entresacado de hojas con galerías, etc.), tecnológicas (trampas de agua, confusión sexual, etc.) y biológicas (suelta de enemigos naturales) a lo largo de los 10 meses del ciclo del tomate en invernadero.

Steward 30WG es un insecticida a base de Indoxacarb (familia química de las oxadiacinas) que actúa tanto por ingestión como por contacto y con acción ovicida, ovolarvicida y larvicida, siendo respetuoso con la fauna auxiliar.

Por su parte, Altacor 35WG es un insecticida a base de Rynaxypyr (familia química de las diamidas antranílicas), que le confiere un modo de acción novedoso que hace que los insectos sensibles se paralicen muscularmente a las pocas horas de la exposición, evitando los daños que pudieran ocasionar al cultivo y mueran en poco tiempo.

Altacor 35WG tiene acción larvicida sobre orugas de lepidópteros y también presenta un marcado efecto ovicida y ovolarvicida, respetando totalmente la fauna auxiliar, siendo altamente eficaz en el control de la plaga y dejando prácticamente sin residuos al cultivomediante su aplicación vía foliar.

Pare el responsable de FMC, es vital no solo alternar estos dos productos con otras soluciones a disposición del agricultor, sino también aplicarlos bien: nunca debe hacerse un uso fuera de etiqueta de los mismos, quedando descartado su uso por goteo (llegan dosis subletales a las partes foliares lo que acelera el proceso de aparición de la resistencia), recomendando siempre su aplicación por pulverización directa a la planta a las dosis recomendadas (y para el control de Tuta absoluta en mezcla con un coadyuvanteque mejore el movimiento translaminar), y deben seguirse las recomendaciones a la hora de hacer correctamente la mezcla en la cuba de aplicación, para que los productos se disuelvan correctamente en el agua y sean eficaces.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018