Estudio COVID-19: la venta online de alimentos se triplica durante la cuarentena

Durante estos días de confinamiento, a causa de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus COVID-19, el consumo de productos online se ha triplicado.  Así lo demuestra el último estudio realizado por mentta, el Marketplace de alimentación en productos frescos y artesanos.

Desde esta compañía informan que los productos más demandados han sido aquellos de primera necesidad.Las ventas de productos frescos como la carne se han multiplicado incluso por cuatro. Además, frutas y verduras también han triplicado sus pedidos. Y no solo los alimentos más esenciales, también otros productos más elaborados como los molletes se demandan hasta tres veces más.

Por otra parte, según los datos arrojados por el estudio de mentta, los productos gourmet y artículos más caros como jamones o marisco han quedado relegados a un segundo plano.Las ventas de vino han disminuido hasta un 10%. Asimismo, y en general, los productos que no se consideran de primera necesidad, no han experimentado diferencias significativas en sus ventas, manteniendolos mismos niveles anteriores al confinamiento.

“Muchas personas están prefiriendo comprar a través de Internet para evitar acudir a los supermercados, que en este momento son los lugares que más afluencia de gente presentan y, por tanto, posibles focos de contagio. La alimentación online cada vez está tomando más peso dentro del sector. En mentta, las ventas durante estos días se han triplicado, lo que quiere decir que la compra online es una opción cada vez más valorada por los consumidores afirma Luis Miguel Gil, CEO de mentta.

Por otra parte, la venta de comida preparada online también ha experimentado un incremento en lo que respecta al número de pedidos, fundamentalmente debido al confinamiento y al teletrabajo. La sección de comida preparada del ecommerce ha cobrado mucha fuerzaaumentando sus ventas estos días de confinamiento en un 300%.

ITALIA: CRECIMIENTO DEL 82,3% DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

El área de Retail Knowledge de AECOC ha organizado el webinar ‘El retail italiano ante el COVID-19’, con el objetivo de analizar qué medidas han tomado los grandes distribuidores de Italia para afrontar la situación tras los avances del coronavirus y cuál ha sido la evolución del sector en el país transalpino desde que el pasado 23 de febrero se decretara el primer confinamiento de población. El análisis permite obtener una imagen sobre cuál podría ser la situación en España en un futuro inmediato.

Según los datos facilitados por Nielsen, en las dos semanas posteriores a las primeras medidas de confinamiento las ventas en los supermercados crecieron un 11,7%. El portavoz de las consultoras IPLC Italy y Expertise on Field, Paolo Palomba, ha apuntado a tres razones para el inusual incremento de las ventas en estas fechas.

El primero, el efecto del irracional acaparamiento de productos, “que se agudiza tras cada anuncio de nuevas restricciones y que afecta especialmente a categorías duraderas para cocinar, como la pasta, arroz, las conservas de tomate o la harina, por ejemplo”. Por otra parte, el aumento en compras de prevención y salud, como los productos de parafarmacia (+112%) y de artículos de higiene personal (+15%). Finalmente, Palomba destaca el impacto que ha tenido sobre el retail la caída de la restauración. “En Italia, la comida fuera de casa representa el 37% del consumo total de alimentación”, ha apuntado.

Sin embargo, un análisis regional de los datos permite detectar cómo el paso de los días va acompañado de un abandono progresivo de los comportamientos de compra más inusuales, como el acopio de productos. Las primeras medidas de confinamiento y cierre de colegios, decretadas el 23 de febrero para las regiones nórdicas de Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia-Romaña provocaron un aumento de ventas en los supermercados de estas zonas de entre el 10% y el 12,8% en la semana siguiente. Sin embargo, el incremento del consumo de estas mismas regiones cayó hasta el 7,5% entre el 2 y el 8 de marzo.

Una situación inversa a la vivida en el sur de Italia, que no cerró sus aulas hasta el 4 de marzo ni aplicó el confinamiento hasta el 9 del mismo mes, cuando la medida se extendió a todo el país. Es por eso que los datos de las regiones del sur muestran cómo el incremento de ventas se disparó de un 15,8% a un 20,9% en las dos semanas analizadas.

Durante el webinar también se han analizado los crecimientos de los diferentes canales de venta de alimentación en Italia entre el 2 y el 8 de marzo. El discount y los supermercados crecieron un 15,4%, un 10% los establecimientos de proximidad, un 5,9% de subida de los especialistas y un 5,1% de los hipermercados.

Destaca el crecimiento del 82,3% del e-commerce, que se ha disparado ante las reclamaciones gubernamentales de limitar las salidas del hogar. En el otro lado de la balanza se encuentra el cash&carry, que está sufriendo el cierre de los negocios del canal Horeca y redujo sus ventas un 22,3% entre el 2 y el 8 de marzo.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018